La ansiedad nos complica la vida

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Nuestra actitud cuando la ansiedad nos complica la vida

En estos tiempos de crisis nos podemos dar cuenta que la ansiedad nos complica la vida a menos que seamos capaces de aceptar llevar un nivel de vida más bajo del que estamos acostumbrados, la otra opción es dejarnos consumir por la ansiedad de llegar a fin de mes y no poder hacer frente a los pagos tanto de la hipoteca, así como del recibo de la luz y el agua, por descontado de los víveres necesarios para nuestra manutención que ocupan un lugar en primera fila y aquellos otros recibos que si bien es cierto no son indispensables, nos hemos acostumbrado a ellos y podríamos hasta pensar que la vida es injusta con nosotros solo por carecer de internet así como de telefonía móvil y el smartphone de última generación y no digamos de los afamados productos Apple, llegamos a limites indecibles de ansiedad por la pretensión de ser los dueños de un Ipad de la última hornada. Si nos ponemos a pensar el nivel de ansiedad bajaría varios peldaños si aceptáramos que los tiempos han cambiado y que las cosas difícilmente van a volver a estar como estaban antes pero lo importante es estar cómodo y no vernos afectados por la ansiedad.

La ansiedad nos complica la vida

Veamos una situación hipotética, cuando nuestros hijos tienen edad para sacar el carnet de conducir y nos pide además del permiso en plenas fiestas navideñas para irse a pasar dichas fiestas a otra ciudad, el coche; evidentemente aquí se suman dos factores que disparan los niveles de ansiedad a su más alta expresión, la preocupación por el coche se ve menguada por la preocupación de nuestro retoño y su poca experiencia en conducir, ya que como sabemos los datos estadísticos reflejan que los accidentes en dichas fechas sufren picos y que no podemos hacer nada más que lidiar con la ansiedad y esperar a ver entrar de regreso a nuestros hijos a casa.

Cuando sintamos que la ansiedad nos complica la vida, debemos aceptar el hecho de que cierto grado de ansiedad es necesaria y veremos que con dicha aceptación los niveles de ella bajan a situaciones manejables.

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *