¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?La idea de que la depresión y otras condiciones de salud mental son causadas por un desequilibrio de sustancias químicas, particularmente la serotonina y la norepinefrina, en el cerebro, está tan profundamente arraigada en nuestra psique colectiva que parece casi un sacrilegio ponerla en duda.

Por descontado que la industria farmacéutica ha desempeñado un papel fundamental en perpetuar esta idea.

Relacionado: La albahaca santa un aliado natural contra la ansiedad

Los fármacos antidepresivos, que se basan en la teoría del desequilibrio químico, representan un mercado de $ 10 billones de dólares solo en los Estados Unidos.

Según los Centers Disease Control, el 11 por ciento de los estadounidenses mayores de 12 años toman antidepresivos y son el segundo de los medicamentos más recetados, después de los medicamentos para reducir el colesterol.

En el 2010 los médicos recetaron la asombrosa cantidad de 254 millones recetas de antidepresivos.

Una nueva investigación sugiere que la depresión puede ser causada principalmente por la inflamación.

Sin embargo esta teoría tan popular, adolece de muchos problemas. Por ejemplo:

  • La reducción de los niveles de norepinefrina, serotonina y dopamina no produce depresión en seres humanos, aunque parece hacerlo en animales.

  • Aunque algunos pacientes deprimidos tienen bajos niveles de serotonina y la noradrenalina, la mayoría no muestran ese bajón en sus niveles.

    Varios estudios indican que sólo el 25 por ciento de los pacientes deprimidos tienen niveles bajos de estos neurotransmisores.
    ¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?

  • Algunos pacientes deprimidos tienen niveles anormalmente altos de serotonina y norepinefrina, y algunos pacientes sin antecedentes de depresión tienen niveles bajos de ellos.

¿Qué pasa si la depresión no es causada por un desequilibrio químico después de todo? Más concretamente, ¿qué pasa si la depresión en sí misma no es una enfermedad, sino un síntoma de un problema subyacente?

Eso es exactamente lo que apunta la investigación más reciente sobre la depresión. Una nueva teoría llamada el modelo de la depresión inmune: Las Citoquinas.

La cuál sostiene que la depresión es no una enfermedad en sí misma, sino más bien un signo polifacético de la activación crónica del sistema inmune.

Para decirlo claro: la depresión puede ser un síntoma de inflamación crónica.

La conexión entre la depresión y la inflamación

Un nuevo frente de investigación sugiere que la depresión está asociada con una baja respuesta inflamatoria crónica, acompañada de aumento en el estrés oxidativo.

En una investigación a profundidad llevada a cabo con Michael Berk et al, como jefe del equipo; los investigadores presentaron varias líneas de evidencia que apoya la conexión entre la depresión y la inflamación:

  • La depresión está a menudo presente en enfermedades inflamatorias agudas.
    ¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?

  • Niveles más altos de la inflamación aumentan el riesgo de desarrollar depresión.

  • Administración de endotoxinas que provocan inflamación a personas sanas desencadena síntomas depresivos clásicos.

  • Una cuarta parte de los pacientes que toman interferón, un medicamento utilizado para tratar la hepatitis C que provoca niveles elevados de inflamación, desarrollan depresión mayor

  • Remisión de la depresión clínica es a menudo asociada con una normalización de los marcadores inflamatorios.

Durante una reacción inflamatoria, se producen sustancias químicas llamadas citoquinas. Estas incluyen el factor de necrosis tumoral, interleucina, interferón , entre otros.

Los investigadores descubrieron en la década de 1980 que las citoquinas inflamatorias producen una gran variedad de síntomas psiquiátricos y neurológicos que reflejan perfectamente las características definitorias de la depresión.

Curiosamente, los antidepresivos (particularmente ISRS) han demostrado reducir la producción de citoquinas proinflamatorias como la interleucina y el interferón, aumentando la producción de citoquinas anti-inflamatorias, además de cambiar la expresión génica de algunas células inmunes que están implicadas en procesos inflamatorios.

Esto sugiere que los medicamentos antidepresivos (ISRS) son básicamente antiinflamatorios, lo cual explicaría su mecanismo de acción si la inflamación es un controlador primario de la depresión.

¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?
La investigación sobre este tema es seria y bien documentada, y ahora está bien establecida la conexión entre la depresión y la inflamación. Pero si la depresión es causada principalmente por inflamación, la pregunta obvia que surge es ¿qué está causando la inflamación?.

Causas comunes de la inflamación y la depresión

La inflamación es la raíz de casi todas las enfermedades modernas, incluyendo diabetes, la enfermedad de Alzheimer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades autoinmunes, alergias, asma y artritis, razón por la cuál no debería causar tanta sorpresa que la depresión también sea causada por la inflamación.

El problema con esta conexión es que tanto nuestra dieta moderna como el estilo de vida están llenos de factores que causan inflamación y por lo tanto provocan las enfermedades.

Sin embargo abordar estos factores permitirá reducir la inflamación, en consecuencia podríamos prevenir y hasta revertir las enfermedades crónicas inflamatorias que se han convertido en una plaga de la civilización industrial.
Según el equipo de investigación, entre las causas más comunes de la inflamación asociadas con la depresión, están:

  1. Dieta: Hay varios problemas con a dieta moderna, es rica en alimentos que provocan inflamación.

    Tales como harina refinada, exceso de azúcar, grasas oxidadas o sea rancias, grasas trans y una amplia gama de productos químicos y conservantes.

    Además es baja en alimentos que reducen la inflamación, como las grasas omega-3, los alimentos fermentados y fibras fermentables.
    ¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?
    Numerosos estudios han asociado la dieta occidental con el trastorno depresivo mayor.

  2. Obesidad: Una de las consecuencias más nefastas de la dieta moderna ha sido el dramático aumento de la obesidad, la obesidad es un estado inflamatorio.

    Los estudios han mostrado la existencia de elevados niveles de citoquinas inflamatorias en las personas obesas y la pérdida de peso se asocia con una disminución de las citoquinas.

    La obesidad está estrechamente vinculada con la depresión, si bien, esa relación es probablemente múltiple y compleja, la inflamación parece desempeñar un papel significativo.

  3. Salud intestinal: Las interrupciones en la permeabilidad intestinal ha demostrado contribuir en el proceso inflacionario y se correlaciona con la depresión.

    Por ejemplo, un intestino permeable permite que las endotoxinas llamados lipopolisacárido puedan traspasar el intestino y entrar en el torrente sanguíneo, donde provocan la liberación de citoquinas proinflamatorias.

    Numerosos estudios han relacionado los cambios desfavorables a las bacterias que habitan en nuestro intestino con trastorno depresivo mayor.

  4. Estrés: El estrés puede ser una de las causas más evidentes de la depresión, pero el vínculo entre el estrés y la inflamación es menos conocido.
    ¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?
    Los estudios han demostrado que el estrés psicosocial estimula la red de citoquinas proinflamatorias, incluyendo aumento en los niveles de interferon.

    Estos aumentos en las citoquinas inflamatorias están a su vez estrechamente relacionadas con síntomas depresivos, como los que se han venido describiendo.

  5. Actividad física: Hay una enorme cantidad de evidencia que indica que el ejercicio es un tratamiento efectivo para la depresión, en muchos casos tan eficaz o más que los fármacos antidepresivos.

    También ha demostrado prevenir la depresión en personas saludables sin síntomas preexistentes.

    Curiosamente, mientras el ejercicio produce inicialmente las mismas citoquinas inflamatorias que están asociadas con la depresión, rápidamente son anuladas por sustancias antiinflamatorias.

  6. Privación del sueño: La pérdida de sueño crónico ha demostrado aumentar los marcadores inflamatorios incluso en personas sanas.

    Aunque la privación del sueño temporal se ha utilizado terapéuticamente para mejorar la depresión, la pérdida de sueño crónico es un factor conocido que contribuye a desarrollar depresión en primer lugar.

  7. Infección crónica: Infecciones crónicas producen inflamación continua, así que no es una sorpresa ver que la depresión se asocia con el Toxoplasma gondii, virus del Nilo occidental y la Clostridium difficile, además de otros agentes patógenos.

  8. Caries dental y la enfermedad periodontal: Las caries dentales y la enfermedad periodontal son otra fuente de inflamación crónica y una causa potencial de la depresión. Según un amplio estudio de más de 80.000 adultos, los investigadores encontraron que las personas con depresión eran más propensas a perder piezas dentales aun después de controlar varios factores de salud.
    ¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?

  9. Deficiencia de vitamina D: Los niveles bajos de vitamina D son comunes en las poblaciones occidentales y existe una creciente evidencia que vincula la deficiencia de vitamina D a la depresión.

    La vitamina D modula la respuesta inmune a la infección, incluyendo la reducción de los marcadores inflamatorios que están asociados con la depresión.

  10. los suplementos con vitamina D para normalizar los niveles del suero reducen los marcadores inflamatorios en algunos casos, pero no en todos.

Recomendaciones y Consideraciones finales

El descubrimiento en la década de los ochenta que las citoquinas inflamatorias producen todos los signos característicos y síntomas de la depresión deberían haber causado un gran impacto.

Por primera vez, los científicos habían descubierto una clase de moléculas que estaban firme y consistentemente asociadas con la depresión y, cuando se administra a voluntarios sanos, produce todos los síntomas necesarios para el diagnóstico de depresión.

Desafortunadamente, la teoría del desequilibrio químico sigue siendo el paradigma dominante para la comprensión de la depresión casi 30 años después de este increíble descubrimiento.

A pesar de la débil correlación entre la serotonina, norepinefrina y dopamina y los síntomas depresivos.

Hay probablemente varias razones para ello, y sería correcto si adivinaran que algunos de ellos son financieros.

La importancia de este hallazgo es enorme, tanto para pacientes como para los médicos.
¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?
Cambia el enfoque de ver la depresión como una enfermedad causada por un desequilibrio químico, que a menudo requiere medicación para corregir, de ser un síntoma de un problema más profundo, subyacente.

También conduce enteramente a nuevas vías de tratamiento, muchos de ellos más eficaces y más seguras que los medicamentos antidepresivos.

Comprender las raíces de la depresión física puede tener un profundo efecto en quienes lo padecen.

Aunque el estigma que rodea la depresión ha disminuido en los últimos años, muchos de los que están deprimidos todavía llevan la carga de pensar que hay algo malo en ellos y experimentan la depresión de soy culpable.

Cuando los pacientes con depresión se enteran de que existe una causa subyacente fisiológica de sus síntomas, a menudo sienten una tremenda sensación de alivio y empoderamiento.

Es más, al dirigirse a esta causa subyacente, el estado de ánimo mejora considerablemente y rápidamente se dan cuenta de que el autojuicio y vergüenza que sentían por estar deprimido era injustificada y fuera de lugar.

Con todo lo anterior en mente, ¿qué puede hacer si sufre de depresión? Sigue estos dos pasos:

  1. Adoptar una dieta y un estilo de vida anti-inflamatoria: Esto significa comer una dieta de alimentos enteros ricos en nutrientes, dormir lo suficiente, manejar el estrés, entablar una adecuada actividad física prudente, es decir, (ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre)

  2. Investigar otras causas de inflamación: Por su cuenta o con la ayuda de un practicante de medicina funcional bien, explorar otras posibles causas de la inflamación que podría estar contribuyendo a la depresión.

  3. Recomendado: 25 señales y síntomas de la enfermedad de Alzheimer

    Estos incluyen problemas de estómago: Síndrome de intestino irritable, disbiosis infecciones, etc; infecciones crónicas: virales, bacterianas, micóticas; niveles bajos vitamina D, caries dentales y/o enfermedad periodontal, exposición a metales pesados u otras biotoxinas, apnea obstructiva y mucho más.

Sería un gran favor si compartieras esta entrada en tus redes sociales, permitiría que pudiera ayudarle a más gente.

Lo más importante…Tu salud

Fuente:
Is Depression a Disease—or a Symptom of Inflammation?

2 comentarios en “¿La depresión es una enfermedad o es un síntoma de inflamación?”

  1. Interesante el estudio y los alcances que brindan, pero que hacer cuando vas al médico el diagnóstico es depresión.???????

    Una inflamación puede ser la artritis???????.

    En todo caso podrían brindar mas información sobre las inflamaciones que son base de la depresión. Gracias.

    Responder

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *