Las hemorroides durante embarazo

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Las hemorroides durante el embarazo: prevención y tratamiento

Las hemorroides durante el embarazo se dan por lo general a partir del tercer trimestre, no deben ser motivo de alarma puesto que son muy comunes en dicho estado. El embarazo genera mucho estrés en el cuerpo de una mujer que da lugar a una gran variedad de complicaciones, una de las cuales son precisamente las hemorroides.

¿Qué son las hemorroides?

Para resumir, las hemorroides son vasos o venas inflamadas que se localizan en el recto y el ano. Hay esencialmente dos tipos de hemorroides, internas y externas.

Las hemorroides durante el embarazo

Las hemorroides internas pueden presentar sangrado rectal sin dolor, mientras que una hemorroide externa presenta dolor en el ano.

Las incomodidades de las hemorroides varían de leve y con comezón a un dolor fuerte, con una sensación como si le estuvieran aplicando un hierro candente, las personas que han padecido de hemorroides, saben de lo que estoy hablando. El sangrado rectal es común durante la defecación.

¿Por qué son frecuentes las hemorroides durante el embarazo?

Durante el embarazo, el útero comienza a crecer, este crecimiento del útero ejerce presión sobre la vena cava inferior, así como en las venas de la pelvis, lo que a su vez retrasa el retorno del flujo de sangre de las partes inferiores del cuerpo de la mujer.
El flujo de sangre lento aumenta la presión en las venas por debajo del útero, causando de esta forma la inflamación en las venas de toda la zona, incluidas las del recto y del ano.

Hay otras condiciones comunes en las mujeres embarazadas que pueden causar o agravar las hemorroides. El estreñimiento, por ejemplo, es un problema común durante el embarazo, lo que puede aumentar las posibilidades de las hemorroides.

El embarazo también aumenta la cantidad de progesterona en el cuerpo. Esta hormona relaja las paredes de las venas haciéndolas más propensas a la hinchazón. La hormona también exacerba el estreñimiento, ya que ralentiza el tracto intestinal.

Previniendo las hemorroides

Para prevenir las hemorroides durante el embarazo, lo primero es evitar estar en la misma posición durante largos períodos de tiempo, procure dar pequeños paseos para evitar estar sentada durante períodos prolongados de tiempo.

Los ejercicios de Kegel también son muy útiles ya que ayudan a promover el flujo de sangre hacia el área rectal, cuando le sea posible, trate de dar paseos a paso vivo, para ayudar a promover la circulación sanguínea.

Una dieta saludable
con alto contenido de fibra también es muy importante. El alto contenido de fibra le ayudarán a asegurarse de que las heces sean blandas, facilitando así su eliminación. Las frutas, verduras y legumbres son una excelente fuente de fibra. También es importante mantenerse hidratada, la mayoría de los médicos recomiendan de ocho a diez vasos al día.

Alivio de las hemorroides

La aplicación de compresas frías en el área afectada varias veces al día puede ayudar a aliviar la hinchazón causada por las hemorroides. Hay mujeres que encuentran que una compresa fría empapada con agua de hamamelis puede ser particularmente reconfortante.

También es posible tratar el área afectada con remojos en agua caliente durante unos diez a quince minutos, acción que debe hacerse varias veces al día.

Los baños de asiento están disponibles para aquellos que no tienen la comodidad de una bañera, sólo tiene que rellenar con agua tibia y colocarlo sobre el inodoro, de tal forma que permite sumergir las áreas rectales al sentarse.

Las hemorroides y el embarazo son muy comunes entre sí, si necesita alivio urgente, no dude en preguntar a un médico por un supositorio o anestesia tópica medicinal para el alivio inmediato.

Lo importante es que disfrute de su estado, las incomodidades se verán recompensadas una vez nazca su bebé.

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *