La importancia de prevenir la obesidad infantil

[Total: 0   Promedio: 0/5]

La obesidad es una epidemia que golpea todos los niveles sociales, así como también los grupos de edad, incluidos los niños. La obesidad puede llegar a causar complicaciones graves de salud, como accidentes cerebrovasculares o ataques cardíacos, diabetes, colesterol y presión arterial alta.

Relacionado: Podemos mejorar la salud de los hijos mediante los alimentos

Es preocupante que en la actualidad la tasa de obesidad infantil sigue aumentando en todo el mundo. Aproximadamente 43 millones de niños en edad preescolar de todo el mundo en 2010 tenían sobrepeso u obesidad. Además de esto, las experiencias de vida de los niños, como pocas de sueño, falta de lactancia materna y demasiada televisión puede conducir a un mayor riesgo de obesidad en etapas posteriores de su vida.

La importancia de prevenir la obesidad infantil
La primera infancia es un período crucial para la prevención de la obesidad. Durante este período, los niños están estableciendo preferencias de sabor, así como aprendiendo a hablar, caminar e imitando los hábitos sanos y saludable de las personas alrededor de ellos en particular de sus cuidadores. Aunque hay muchos factores que juegan un papel principal en la causa de la obesidad infantil, incluyendo la genética, hay maneras que pueden ayudar a mejorar esta situación.

1.Proporcione a sus hijos la cantidad adecuada de comidas caseras que son generalmente más saludables que los alimentos de los restaurante y evite darles bebidas azucaradas. En cambio, motivelos a consumir más agua o zumos caseros.

2. Enseñe a sus hijos a tener una auto-imagen positiva, debe centrarse en los aspectos positivos de los niños, no en los negativos. Los niños que tienen imágenes pobre de sí mismos son más propensos a desarrollar obesidad.

3. Evite recompensar a los niños con dulces, hay mejores maneras de recompensar por su buen comportamiento, llevarlos de viaje, acompañarlos a ver su película favorita, ver deportes de su equipo.

4. Anime a los niños para que se involucren activamente en actividades escolares y recreativas incluyendo natación, fútbol, baloncesto.

5. Limitar la cantidad de tiempo dedicado por los niños a jugar videojuegos. Ver la televisión o navegar por la web. Una hora o menos por día es suficiente para hacer todas estas cosas. Deje más tiempo libre de sus hijos para hacer actividades saludables, como jugar fuera y andar en bicicleta con sus amigos.

6. Desarrollar un plan de comida y meriendas sanas. Es importante tener una gran variedad de alimentos saludables, en la red puede encontrar muchas sugerencias para los pequeños.

7. Practicar un estilo de vida saludable. Si desea animar a su hijo a tener una dieta saludable y estar activo, entonces debe dar el ejemplo.
Relacionado: Nuevas soluciones para abordar la obesidad
Después de todo, para la mayoría de los niños, la obesidad infantil es el resultado de demasiadas calorías en los alimentos y muy poca actividad física. La importancia de prevenir la obesidad infantil en forma temprana, radica en evitar precisamente que dichos hábitos se desarrollen en la primera infancia.