El retrete occidental poderoso enemigo de la salud

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Cuando vas al cuarto de aseo a evacuar, ¿sales con una sensación de haberte liberado por completo? O por el contrario ¿sales insatisfecho? con la sensación de no haber evacuado por completo.

Si tu respuesta es no y si a las preguntas, estoy seguro de que aquí y hoy vas a comprender los motivos por los cuales sales insatisfecho del aseo y una vez que conozcas a tu enemigo, podrás tomar las medidas pertinentes para hacerle frente, así que por favor continua con la lectura…

Un descubrimiento sorprendente

Hace dos años y aprovechando uno de esos paquetes turísticos que te dan avión, hotel y transporte, además del desayuno y la cena, por un precio sumamente irrisorio, nos fuimos, mi esposa y yo, a recorrer Turquía por espacio de 8 días, un plan estupendo de no mediar el hecho que en ese tiempo padecía de colitis ulcerosa, uno de cuyos síntomas es la diarrea y la visita recurrente al inodoro, por no decir que en realidad, debía andar con un retrete al lado.
Retrete-occidental-enemigo-salud

Mis visitas al cuarto del aseo eran en ocasiones a evacuar, en otras a expulsar una tremenda cantidad de gases y en algunos momentos a frustrarme por que era simple y sencillamente un reflejo del organismo, llamado tenesmo, que me impulsaba a dicho cuarto pero sin llegar a concretar en gol la jugada, lógicamente ante el miedo de hacerme en los pantalones, cosa que ya me había sucedido, pues el gato termina por escarmentar y mejor ir aún y cuando solo fuera a sentarme.

Un viaje de ensueño y del cuál a pesar de la enfermedad disfrute como un niño, lastimosamente, algunas de las personas que habían comprado el mismo paquete, tuvieron que sufrir algunos inconvenientes por mi culpa, es decir, cuando el autobús que nos trasladaba por toda Turquía hacía sus paradas obligatorias, era el primero en bajarme y en más de una ocasión atropelle a alguien, nunca les pude decir que padecía de una terrible y penosa enfermedad, la que me obligaba a salir corriendo cada vez que veía un vater.

Una de las cosas que me sorprendió, entre muchas más, fueron los retretes turcos, demás esta decir que en el hotel los inodoros son idénticos a los occidentales, tal vez con una pequeña ventaja que os muestro en un imagen, dejo a tu criterio la finalidad del chorro de agua, diciendo eso si, que puede ser fría o caliente…
[Tweet «¿Has visto como evacua un niño de 14 meses?…esa es la posición correcta»]
En Konya, nos llevaron a visitar el museo de Mevlana y ahí tuve el shock de mi vida, cuando la enfermedad me llevo a tener que usar los retretes, al ser un museo, estaba plagado de turistas y teníamos que hacer fila para accede al retrete, en ese momento ignoraba que habían dos tipos de retretes los de usanza turca y los occidentales, con los intestinos presionándome, cogí el primer inodoro que me toco.

Que sorpresa!!!

El retrete occidental es un enemigo poderoso de la salud
No tuve tiempo de asimilar la impresión, raudo me baje los pantalones y nada, un poco de gas y ya esta, una vez liberado de la presión intestinal, me tome mi tiempo para hacer unas fotos y comprender que existían otros tipos de retretes, distintos de los que había usado toda mi vida, no tenía la más remota idea su existencia!!!

Posteriormente, volví a usar un retrete turco y para mi sorpresa, en esta ocasión la liberación fue completa, desde mi más tierna infancia, jamás había vuelto a sentir una sensación de haber vaciado por completo mis intestinos, vamos una maravilla; luego cada vez que accedía a un retrete, recuerden que fueron 8 días, prefería escoger los de la usanza turca.

La posición para evacuar debe ser natural

Ya en occidente, me preocupe por investigar más sobre retretes tan peculiares y para mi sorpresa llegue a la conclusión de que el retrete occidental es un enemigo poderoso de la salud y te explico por que motivos son superiores las lozas turcas.

Antes de comenzar mi explicación, trata de visualizar un niño de escasos 14 meses de edad y la posición que adopta para eliminar los residuos, posición que adopta de forma automática porque hasta ese momento no se le ha inculcado el uso del vater y actúa de forma inconsciente.

¿Por qué razón los niños de todas las culturas adoptan de forma instintiva la misma posición para defecar?

Por que esa es la forma natural para expulsar los restos orgánicos, es decir, nuestro organismo esta diseñado para funcionar de forma natural en determinada posición, por ejemplo, podemos andar perfectamente a cuatro patas, pero el diseño es para caminar erguido; en más de una ocasión, me he quedado dormido sentado, pero el descanso reparador que proporciona el sueño, solo se obtiene al estar tendido en posición horizontal.

Así, podría seguir enumerando, otras formas naturales que tiene el organismo para funcionar, pero considero que el asunto ya esta lo suficientemente claro como para que comprendas que evacuar los intestinos debe ser una acción ejecutada en posición de cuclillas por que estamos diseñados para evacuar de esa forma.
El retrete occidental es un enemigo poderoso de la salud
Como el asunto no es cosa de dogma, te explico las bases anatómicas sobre la cuál descansa la posición de cuclillas.

Para obtener la evacuación total de la masa fecal es necesario que el músculo puborrectal este relajado, al mismo tiempo que la válvula ileocecal del intestino delgado esta cerrada, algo que solamente es posible mediante la comprensión del colon, pero para comprimir el colon es necesario adoptar…la posición de cuclillas.

Tal y como lo hacen los niños en todo el mundo y también las poblaciones indígenas, demás esta decir, que en dichas poblaciones a pesar de vivir sin las comodidades del mundo moderno, desconocen por completo los problemas digestivos que asolan al hombre occidental.

El asiento del inodoro por el contrario, mantiene a la persona en posición semierguida, de tal forma que el músculo puborrectal presiona al recto de su posición natural, vamos que prácticamente lo estrangula, de ahí en adelante, no solo no evacua por completo, si no que además tiene que hacer un gran esfuerzo para que las heces salgan.

De tal forma que se produce, en primer lugar, la acumulación de excrementos en el colon y en segundo lugar los problemas intestinales, con las temidas hemorroides en primer lugar producto del esfuerzo que hacemos para evacuar, hasta llegar al cáncer de colon, con estreñimiento, apendicitis, pólipos, colitis ulcerosa, síndrome de intestino irritable y divertículos de por medio, casi nada, en cambio la posición de cuchlillas relaja el músculo puborrectal y tonifica el recto.

Ahora ¿como se resuelve el problema? No es necesario destruir el vater, retrete o inodoro, hay una solución por demás ingeniosa y sencilla. El objetivo es estar de cuclillas sobre la taza del aseo, como me ha tocado ser probador de retretes, he tenido que visitar tantos y pasar por varios pesadillas, entonces se de primera mano lo complicado que es mantener el equilibrio al colocarme de cuclillas sobre la taza, os dejo a vuestra imaginación los malabarismos que me ha tocado llevar a cabo.

Como decía la solución consiste en construir una especie de mesa con las proporciones adecuadas al asiento del vater y un orificio justo encima de la taza, algo así como una especie de camisa, que cubriría por completo el inodoro, para darle un toque glamoroso y pensando en las mujeres de la casa, se le adecua una especie de peldaño y asunto arreglado.

¿Prefieres un cáncer de colon? o por el contrario mandarás a construir tu mesa, espero subir las imágenes correspondientes de la mía en cuanto me la entregue el carpintero.

¿Cómo te sientes cuando sales del inodoro?

como siempre, espero que no solo te guste la entrada, si no que te sea de muchísima utilidad, además ¿podrías tuitear o compartir esta entrada? vamos, como dicen los mexicanos Jaguares, te lo pido por favor.

Comparte, es por tu salud!

Jacobo.

2 comentarios en “El retrete occidental poderoso enemigo de la salud”

  1. Lo que llamas «retrete turco» es el vater de toda la vida y que hasta hace pocos años aún podía verse en numerosos lugares en España como restaurantes, estaciones de autobuses, etc.
    Siempre es bueno recordar la mejor posición y esta es la habitual en el campo. gracias!

    • Victor hola

      Antes que todo, darte las gracias , tanto por tu tiempo en visitar mi blog, como tu tiempo en tomarte la molestia de dejar un comentario.

      Posteriormente a la publicación de la entrada, hice unas cuantas búsquedas y supe que hasta el sigo XIX ese era el tipo de retrete que se usaba en Europa, lastimosamente se dio ese cambio que en tiene muchísima culpa de la mayoría de las enfermedades crónicas.

      Gracias nuevamente.

Los comentarios están cerrados.