Los riesgos en los tratamientos de fertilidad

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Los riesgos en los tratamientos de fertilidad

La comprensión de los riesgos en los tratamientos de fertilidad

Esperanza!!!

Muchas mujeres y sus parejas están a punto de comenzar un ciclo para un tratamientos de fertilidad, de ahí que  lo único que anhelan, sea tan sólo un poco de esperanza.

Normalmente se han ido encadenando los meses y años con los intentos y fracasos, sus espíritus alicaídos y los sueños de formar una familia cada vez se alejan más y más y más. La esperanza es lo único que les permite creer que alcanzar ese sueño todavía podría ser posible, bien mediante la aplicación de terapias alternativas como la acupuntura, las hierbas medicinales chinas o los aceites esenciales o bien mediante las últimas técnicas proporcionadas por el avance de la tecnología.

Podría ser útil leer: La importancia de una dieta natural de fertilidad

A menudo es la esperanza lo que encuentran una vez más en las palabras del médico, promesas de posibilidades y opciones para renovar el optimismo que se había ido desvaneciendo con cada nuevo fracaso.

Y en muchos casos, es una esperanza renovada que se justifica, porque los tratamientos de fertilidad pueden conducir a tener un bebé. Pero también hay muchos casos donde los tratamientos fallan, y aun cuando no lo hagan, hay riesgos involucrados.

Comprender los riesgos de los tratamientos de fertilidad antes de seguir adelante con esas opciones puede ser un importante primer paso para tener la información necesaria para tomar la mejor decisión.

Reacciones a las drogas

Típicamente suaves por naturaleza, la mayoría de las mujeres no deben preocuparse por reacciones severas a medicamentos para la fertilidad.

Los efectos secundarios tales como náusea, fatiga, inquietud, dolores de cabeza e irritabilidad pueden ser comunes, pero lo mejor es consultar con el médico inmediatamente al experimentar una reacción a la droga que sea más preocupante o inesperado, de lo normal.

Tal vez podría interesarle: 3 Claves para mejorar la fertilidad de forma natural

Nacimientos múltiples

Los tratamientos hormonales para aumentar el número de óvulos producidos también conllevan el riesgo de conducir a nacimientos múltiples.

Para algunas familias que han luchado contra la infertilidad durante mucho tiempo, la promesa de tener varios bebés realmente puede parecer tentador, pero con cada feto adicional viene un aumento en el riesgo de las complicaciones. Las complicaciones incluyen parto prematuro, bajo peso al naceraborto.

Incluso los gemelos llevan un mayor riesgo, así que se debe tener cuidado cuando se presiona por un ciclo de partos múltiples. Cuando se trata de fertilización In Vitro (FIV), muchos especialistas en fertilidad están empezando a transferir solamente un embrión por ciclo por dichas razones, solamente transfieren 2 o más embriones, en raros casos de pacientes que superan los 40 años o que ya han experimentado múltiples fallas en ciclo previos.

Síndrome de hiperestimulación ovárica

A menudo asociado con la fertilización In Vitro, el síndrome de hyper-estimulación ovárica ocurre cuando los ovarios son sometidos a un proceso mayor de estimulación y producen demasiados óvulos para un ciclo, a menudo en el rango de 25 a 50, situación que puede ser una complicación severa, con riesgos que incluyen la rotura y torsión ovárica.

Con la supervisión debida, sin embargo, el síndrome de hiperestimulación ovárica puede prevenirse o al menos ser detectado desde el principio.

Los síntomas suelen incluir hinchazón severa y distensión abdominal, un exagerado aumento de peso, falta de aliento y dolor de estómago. Si está experimentando cualquiera de estos síntomas durante el transcurso de un tratamiento de fecundación In Vitro, comuníquese con su médico inmediatamente.

Relacionado: Acupuntura una ayuda inesperada para la fertilidad

Cánceres femeninos

En relación al aumento en el riesgo de cáncer de ovario o cáncer de mama, los estudios hasta ahora han producido resultados contradictorios.
Hay algunos estudios que han encontrado un vínculo para el desarrollo futuro de cáncer, y otros que han demostrado que los tratamientos de fertilidad no son más propensos a desarrollar cáncer que cualquier otro.

La teoría es que las pesadas dosificaciones hormonales involucradas en estos tratamientos podrían desencadenar la reacción de hormonas relacionadas con el cáncer, hasta la fecha la controversia sigue vigente. Si elige seguir tratamientos hormonales, es importante permanecer consciente de que las posibilidades del riesgo de cáncer son mayores y lo vital del seguimiento con el médico, ante cualquier preocupación que pueda tener al respecto.

Los riesgos en los tratamientos de fertilidad

Cánceres infantiles

En el mismo ámbito de posibilidades, el aumento potencial de cáncer infantil también se ha relacionado tentativamente con los bebés nacidos mediante el procedimiento de fecundación in vitro, con algunos estudios mostrando ese vínculo, mientras que otros no han encontrado ninguna conexión entre el cáncer y el procedimiento de fertilidad.

Es importante señalar que aunque existe un vínculo, no hay ninguna evidencia concluyente de la vinculación a las drogas asociadas.
De hecho, algunos teorizan que en realidad los cánceres podrían ser debidos a las causas mismas de la infertilidad en primer lugar.

Aún así, siempre es una buena idea de permanecer consciente de estas posibilidades y mantenerse en actitud vigilante en previsión de posibles problemas futuros, garantizando de esa forma el crecimiento saludable del bebé.

Podría ser útil la lectura de: 7 cambios sencillos en la dieta para mejorar la posibilidad de concebir

Defectos de nacimiento

Un estudio del año 2012 encontró un aumento en el riesgo de defectos congénitos en bebés nacidos por la técnica de fecundación in vitro en comparación con los niños que fueron concebidos mediante el método tradicional, es decir, sin ningún tipo de ayuda, a excepción del amor de la pareja.

Estos defectos de nacimiento incluyen malformaciones del ojo, defectos cardíacos, defectos del sistema urinario y en los órganos reproductivos.
Una vez más, es importante tener en consideración que se debe realizar una investigación exhaustiva para determinar si este aumento en los defectos congénitos puede ser causado por las drogas involucradas o por las razones subyacentes a la infertilidad de la pareja.

En este momento, no sabemos si los tratamientos hormonales son culpables, pero es un riesgo potencial por el cuál hay que permanecer consciente de dicho riesgo.

En términos generales, siempre habrán riesgos ante cualquier tratamiento médico que se opte por seguir. Los tratamientos de fertilidad no son diferentes, ni mucho menos los medicamentos.
Lo mejor es recabar al máximo posible de toda la información relacionada con los riesgos potenciales antes de comenzar con uno de los tratamientos de fecundación, esa la única manera de asegurarse de que está consciente de que podrían surgir complicaciones.

Prestar atención a su cuerpo y escuchar el instinto cuando se trata de decidir si debe o no asumir estos riesgos, de esa forma podrá mantener una línea abierta de comunicación con su médico o su asesor de medicina natural con el fin de monitorear cualquier posible problema.

La desintoxicación del organismo es vital: La desintoxicación ayuda sorprendente para mejorar la fertilidad