Síndrome de fatiga crónica y estrés oxidativo

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Síndrome de Fatiga CrónicaTengo un interés personal en las personas que han sido diagnosticados con Síndrome de Fatiga Crónica, interés que por motivos personales me reservo.

No obstante, si puedo comentar que me parece muy interesante que personas, incluso jóvenes, estén tan cansadas y enfermas que no pueden trabajar y apenas logran pasar un día de actividad habitual.

Es importante comprender tanto que los síntomas de la fatiga crónica se relacionan con los niveles de cortisol (la hormona principal del estrés), como las conexiones entre nuestro sistema nervioso, hormonas, sistema inmune y sistema digestivo.

O sea el eje Neuro-Endocrino-Inmune-Digestivo!

Hoy en día, la fatiga es una preocupación frecuente en un grueso segmento de la población y es uno de los primeros signos de inflamación y neuro-degeneración, lo que comúnmente conocemos como envejecimiento.

La desconexión del cuerpo en distintas áreas

Se diagnostica el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) en aquellas personas que experimentan fatiga todos los días, sin otra causa conocida, y que tienen problemas de memoria, problemas para dormir, malestares digestivos, dolores de cabeza o tensión muscular.

En la corriente filosófica médica occidental y en sus distintas especialidades médicas, en lugar de mirar al cuerpo humano cómo distintos sistemas, sus interconexiones y cómo se comunican, se tiende a separar en áreas específicas el cuerpo y mirar una sola área a la vez.

Si bien los profesionales que se especializan en ciertas áreas son importantes, es un riesgo limitarse a un sólo punto de vista.

El riesgo es que se pierden de vista la totalidad y el poder de las interacciones dentro del cuerpo, ambos causa de enfermedad y de curación a sí mismo.

Al mirar el cuerpo desde una perspectiva más amplia, con conciencia de las interconexiones e influencias desde dentro, tenemos una mejor oportunidad para entender las principales causas del desarrollo de una enfermedad.
Síndrome de Fatiga Crónica
Entonces podemos identificar de mejor forma los pasos que permiten que el cuerpo sane y prevenir la enfermedad.

El núcleo de los 4 Sistemas y cómo se relacionan con el síndrome de fatiga crónica y el estrés oxidativo

Incluso hace veinte años, se sabía que el Síndrome de fatiga crónica era complejo.

No tiene una sola causa o una solución simple!

Fue, y sigue siendo, una condición compleja que implica múltiples sistemas (y, definitivamente, los cuatro sistemas básicos) con muchas posibles y superpuestas causas.

Y ahora, incluso las últimas investigación llevadas a cabo en el 2015, los científicos no sólo confirman las sospechas, sino determinan realmente que los pequeños desequilibrios en los mensajeros Neuro-Endocrino-Inmuno-Digestivo en el cuerpo y las sustancias que interrumpen en primer lugar son claves para entender dicho síndrome.

Resulta que todo se reduce a la inflamación y al estrés oxidativo!

¿Y cuál es la causa de la inflamación y el estrés oxidativo?

Nada menos que nuestro amigo el estrés!

Tanto el estrés psicológico (emocional y mental), así como el estrés físico como lesiones, infecciones, alimentos (tales como azúcar y gluten), uso excesivo de medicamentos y exposición a sustancias tóxicas.

Síndrome de Fatiga Crónica

La genética es clave para comprender porque una persona enferma y otra no

Así que, bajo el prisma de la susceptibilidad genética individual al estrés, se puede comprender por qué una persona cae abatida por el Síndrome de Fatiga y otra permanece inmune.

Si la genética de una persona le permita procesar el estrés (en cualquier forma) más fácilmente, entonces será menos propensa a desarrollar el Síndrome de Fatiga Crónica en comparación con otra cuyo cuerpo sea menos capaz de metabolizar las toxinas, recuperarse del subidón de la adrenalina, y / o de los mediadores moderados de inflamación, encargados de propagar la inflamación por todo el cuerpo.

Las personas que tienen dificultades para procesar los efectos del estrés son menos capaces de disminuir la inflamación de forma natural.

Es decir, sufrirán durante más tiempo sus efectos, permitiendo así que sus problemas sean mayores.

El estrés desencadena inflamación (citoquinas) y estrés oxidativo (radicales libres), que inundan el cuerpo y causan daño a las células sanas y a las mitocondrias dentro de las células que son esenciales para la producción de energía.

De esa forma, se llega a la fatiga (en el caso del síndrome de fatiga crónica) u otros problemas de salud tales como la enfermedad de Alzheimer.

Ahora, podría ser que no hay diagnostico de síndrome de fatiga crónica.

Pero tal vez, estás experimentando:

  • Fatiga.
  • Confusión mental.
  • Pérdida de la memoria.
  • Bajón en el estado de ánimo.
  • Problemas digestivos.
  • Dificultad para dormir.

Síndrome de Fatiga Crónica
Estos síntomas son además de una señal de que te estás haciendo mayor, una indicación de que el cuerpo necesita más ayuda para controlar la inflamación y el estrés oxidativo, antes de empeorar.

Últimas palabras en torno a la relación entre el síndrome de fatiga crónica Y el estrés oxidativo

No es necesario entender todos los detalles del eje Neuro-Endocrino-Inmuno-Digetivo para sentirte mejor.

Basta con saber que los sistemas en el cuerpo están conectados entre sí y que lo que comes y bebes, la cantidad de ejercicio que haces, y el grado de exposición tóxica que sufres, tienen un efecto en cómo te sientes.

Puedes elegir comer bien, moverte todos los días y evitar/eliminar las toxinas, en cuyo caso tu cuerpo tendrá una mayor oportunidad de mantenerse al día con las tensiones a que está expuesto (y que no puedes controlar fácilmente) en tu vida diaria.

Es vital el revertir el proceso de los círculos viciosos que conducen a alteraciones no en uno, sino en todos los 4 sistemas: sistema nervioso, sistema inmunológico, sistema digestivo y las hormonas.

Actuando de esta forma podrás disminuir el estrés oxidativo y ayudar a las mitocondrias a que comiencen a trabajar de manera óptima nuevamente.

Como resultado, experimentarás un aumento de energía, mejor estado de ánimo, una mejor digestión, y un sistema inmune fuerte, por no mencionar la pérdida de ese peso indeseable, la hinchazón y el dolor.

Recomendado: Equilibrio hormonal después del Control Natal PARTE II

Así las cosas, ya debes haber comprendido que debes revertir el estrés oxidativo en el cuerpo para evitar, o prevenir el Síndrome de Fatiga Crónica en tu vida!

Para asegurar que no te pierdas los futuros artículos, puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter.

Te agradecería si dieras a conocer tu experiencia con el Síndrome de Fatiga Crónica!

Lo más importante…Tu salud

6 comentarios en “Síndrome de fatiga crónica y estrés oxidativo”

  1. Hola mi querido «médico de cabecera» a distancia!!!! ahora vine a visitarte por aquí en tu blog…

    Me has dejado con la boca abierta al leer este artículo y me ha asaltado la duda…

    ¿Quién te diagnostica este síndrome?

    En mi caso siempre he pensado que es falta de vitaminas o a lo mejor hasta flojera de tanto trabajo del día anterior… pero hoy que he leído tu artículo me he preocupado!!!!

    Te dejo un cordial saludo y un fuerte abrazo!!!!!

    • Hola, Yadira!!!

      Es un placer contar con un comentario tuyo.

      Como habrás podido leer, este es un síndrome sumamente complejo, agravado con el hecho de que muchos médicos consideran al Síndrome de Fatiga Crónica como una invención de internet.

      Mi sugerencia es que busques un médico que aplique la medicina funcional, lamentablemente son muy pocos, así las cosas, no queda más remedio que coger el toro por los cuernos.

      En ese sentido, te recomiendo: reducir tu consumo de azúcar, practicar yoga o una disciplina similar y reducir tu tiempo de exposición a las pantallas, ya sean de tv o de smartphone.

      Demás esta decir que la dieta también debe formar parte del estilo de vida.

      Gracias y espero aprobar un nuevo comentario tuyo en el futuro.

      Un abrazo.

      Jacobo

      • Muchísimas gracias mi «médico de cabecera» a distancia!!!!!!
        Me parecen siempre super interesantes y bien tratados todos y cada uno de los artículos que nos preparas, pero este en especial de verdad que si me preocupó …

        Gracias y pues a seguir tus consejos!!!!!!

        Un fuerte abrazo y seguimos en contacto… ya sea aquí en tu blog o por G+….

        • Yadira eres verdaderamente increíble y me alegra contar con una amistad como la que has tenido a bien regalarme.

          Un abrazo hasta México Lindo y Querido!!!

      • Hola yo me identifico con todos los síntomas, solo que en mi caso baje mucho de peso y aunque trato de comer mejor no recupero el peso perdido.

        Mi doctor solo dice que me relaje Y todos mis exámenes médicos salen bien gracias a Dios pero me sigo sintiendo mal.

        Lo que más me preocupa es que casi no puedo comer nada porque me provoca nauseas o estreñimiento.

        ¿Qué puedo hacer?

  2. BUEN DÍA.
    CUANDO TENGO PLANEADO REALIZAR EJERCICIO YA SEA POR LA MAÑANA O LA TARDE, ME SIENTO MUY BIEN PERO EL DÍA DE DESCANSO, VIERNES, ME SIENTO MAL SIN GANAS ME DUELEN HASTA LOS PARPAROS, MI ALIMENTACIÓN ES BUENA TRATO DE CUIDARME DIARIAMENTE, TENGO 54 Y ME SIENTO MEJOR REALIZANDO LO DE DIARIO EJERCICIO, TRABAJO, EJERCICIO.

Los comentarios están cerrados.