Opciones de tratamientos convencionales para las enfermedades inflamatorias intestinales

[Total: 2   Promedio: 4.5/5]

Las opciones de tratamiento de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales incluyen fármacos, cirugía, o una combinación de ambos.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

El tratamientos de las enfermedades inflamatorias intestinales dependen de la ubicación, gravedad, complicaciones, y la respuesta a tratamientos anteriores.

Los objetivos de estas terapias son controlar la inflamación, corregir los déficit nutricionales, aliviar síntomas como el dolor abdominal, diarrea, y el sangrado rectal.

Es importante tener en cuenta la relación de un diagnóstico efectuado de forma precoz para mayor eficacia de tratamientos medicinales menos agresivos.

Lo que redundara en beneficio del paciente por una carga menos agobiante de efectos secundarios.

Por lo tanto, es recomendable ver a un experto en cuanto aparecen los primeros síntomas.

Opciones farmacológicos para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales

Se pueden utilizar los siguientes medicamentos para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal:

1. Medicamentos anti inflamatorios

Los aminosalicilatos son medicamentos que contienen 5 ácidos aminosalicílicos (5-ASA) que ayudan a controlar inflamaciones locales del estómago.

Estos medicamentos se utilizan principalmente para tratar las enfermedades inflamatorias intestinales en niveles leves y moderados, así como para el mantenimiento en caso de remisión.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Los efectos secundarios incluyen:

  • Nausea.
  • Vómito.
  • Acidez.
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.

Los agentes 5-ASA, como son la olsalazina, mesalamina, y balsalazida, tienen menos efectos secundarios y pueden ser utilizados en personas que no pueden tomar sulfasalazina.

La balsalazida se convierte en mesalamina dentro del colon, y ha demostrado reducir inflamaciones en el intestino, diarrea, el sangrado rectal, y los dolores de estómago.

Los agentes 5-ASA se pueden tomar de manera oral o rectal (a través de un enema o supositorio), dependiendo de la ubicación de la inflamación.

La sulfasalazina interfiere con la absorción de folato, por lo tanto las personas que estén tomando este medicamento deberán también tomar un suplemento de ácido fólico.

El uso de medicamentos aminosalicilatos o de antibióticos pueden agotar los niveles de vitamina k en pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales, pero el consumo de suplementos de esta vitamina puede aliviar el problema.

Los glucocorticoides o cortiocosteroides (como la prednisona e hidrocortisona) reducen la inflamación.

Son utilizados para tratar casos mas severos de la enfermedad inflamatoria intestinal con el objetivo de frenar los ataques agudos.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Los glucocorticoides pueden tomarse de forma oral, intravenosa o rectal (con un enema o supositorio), dependiendo de la ubicación de la inflamación.

Efectos secundarios de los fármacos anti inflamatorios

Los glucocorticoides pueden causar serios efectos secundarios, que incluyen un riesgo elevado de infección, diabetes, hipertensión, pérdida ósea, problemas renales, y úlceras.

Otros efectos menos serios incluyen aumento de peso, acné, vello facial, y cambios de temperamento.

No son recomendados para uso a largo plazo, y normalmente son sustituidos con medicamentos 5-ASA una vez que se logra la remisión.

El calcio y la vitamina D pueden ayudar a combatir la pérdida ósea causada por los glucocorticoides.

2. Supresores usados en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales

Esta clase de fármacos actúan suprimiendo el sistema inmune, de ahí que su uso sea sumamente delicado.

Antimetabolitos: Tales como azatioprina y mercaptopurina prevenir la replicación de líneas de células T inflamatorias.

Se utilizan para tratar a las personas con EII que no han respondido a 5-ASA o glucocorticoides, o que son dependientes de glucocorticoides.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Sin embargo, los antimetabolitos son de acción más lenta que otros tipos de medicamentos.

Ciclosporina: Este fármaco inhibe las células T mediada por la respuesta inmune, reduciendo así la reacción inmune que subyace a la inflamación.

Bloquea un número de citoquinas inflamatorias, incluyendo TNF-α y diversas interleuquinas.

Metotrexato: El fármaco metotrexato, usado en la quimioterapia contra el cáncer, se utiliza en pacientes con enfermedad de Crohn que son dependientes de esteroides o que no responden a los glucocorticoides.

Se puede administrar por vía oral o por inyecciones semanales bajo la piel o en los músculos.

El metotrexato es más eficaz para el mantenimiento de la remisión cuando se administra como inyección.

Productos biológicos inhibidores de TNF: Durante los brotes, los niveles de la citoquina inflamatoria TNF-α son elevados. Esto ha conducido a un interés en los anticuerpos como el infliximab, adalimumab, certolizumab pegol, y golimumab que bloquean el TNF-α.

Todas ellas han demostrado inducir y mantener la remisión incluyendo la curación de la mucosa y la restauración del funcionamiento de barrera del intestino.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

También pueden considerarse como agentes inmunosupresores: Tacrolimus, micofenolato de mofetilo y talidomida.

Efectos secundarios de los supresores del sistema inmune

Los efectos secundarios dependen del medicamento usado en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias.

Toda persona que toma antimetabolitos debe ser monitorizada para prevenir complicaciones como pancreatitis, hepatotoxicidad, disminución del recuento de glóbulos blancos, y un mayor riesgo de infección.

Una prueba genética conocida como tiopurina metiltransferasa genotipada (TMPT) puede ayudar a predecir quién va a sufrir los graves efectos adversos de los antimetabolitos.

Debido a que la ciclosporina se asocia con un riesgo significativo de toxicidad, su uso se limita a casos graves de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

El metotrexato interfiere con el metabolismo del folato.

El folato debe ser complementado, sobre todo para ayudar a prevenir el cáncer colorrectal, asociado a dicho medicamento.

Los Productos biológicos inhibidores de TNF son medicamentos muy caros, no han demostrado prevenir la colectomía en la colitis ulcerosa grave, y pueden causar enfermedades autoinmunes, cáncer, infecciones, y síndromes de reactivación viral, como el herpes zoster.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Otros fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Cromoglicato sódico: Este medicamento es una modificación del componente llamado khella, y funciona como un estabilizador y anti-inflamatorio de mastocitos.

Un estudio clínico demostró que la administración diaria de 200 mg de cromoglicato sódico vía rectal durante 15 días provocó la remisión en casi todos los pacientes con colitis ulcerosa.

Esto además logró mantenerse en el 93% de los casos cuando tomaron 240 mg diarios durante 2-3 años.

En otro estudio, el consumo de cromoglicato sódico en una dosis de 1500 mg diarios alivió la diarrea de manera mas efectiva que con una dieta de eliminación (en la cual se evitan los alimentos problemáticos) en pacientes que sufrían de enfermedad inflamatoria intestinal.

Esto indica que la cromolina puede mejorar la reacción a ciertos alimentos.

Un factor que puede llegar a causar inflamaciones en las enfermedades inflamatorias intestinales.

Tal y como sucede con los medicamentos que no tienen patente y que por lo tanto no son muy rentables, ningún gobierno o compañía a visto la necesidad de investigar mas sobre este medicamento seguro y de bajo costo para las enfermedades inflamatorias intestinales.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Naltrexona: Originalmente desarrollado para ayudar a tratar la adicción a la heroína, dosis bajas de naltrexona han demostrado una serie de actividades inmunológicas notables.

Un estudio controlado con placebo sobre el uso de naltrexona en dosis bajas (4,5 mg por día al acostarse) sugirió que el fármaco podría aliviar la inflamación de la mucosa e inducir la remisión clínica en pacientes con enfermedad de Crohn de moderada a severa.

La naltrexona parece aliviar la enfermedad intestinal inflamatoria, en parte, por la disminución de la expresión de citoquinas proinflamatorias y al contribuir en la reparación de tejidos.

A dosis bajas, el medicamento puede causar somnolencia, pero otros efectos secundarios son poco frecuentes.

Opciones quirúrgicas para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales

En casos sumamente graves de la enfermedad de Crohn, pueden desarrollarse abscesos en los tejidos inflamados crónicamente.

Estos abscesos pueden crecer y crear pasajes a través de las barreras de tejidos para producir fístulas anales, o canales entre órganos.

Casi la mitad de los pacientes con enfermedad de Crohn perianal desarrollan enfermedad que implican fisuras anales, abscesos perianales y fístulas.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Estos síntomas rara vez responden bien a los tratamientos convencionales.

La cirugía puede ser necesaria en un elevado porcentaje de estos pacientes.

Las complicaciones son frecuentes.

La cirugía también puede ser recomendada para quitar porciones gravemente inflamadas del tracto intestinal, tanto en la enfermedad de Crohn como en la colitis ulcerosa.

El objetivo de la cirugía es preservar tanto del intestino como sea posible, implica habitualmente el colon o el intestino delgado.

En ocasiones, tendrá que ser traído a la superficie de la piel para permitir la eliminación de residuos al final del intestino que se ha dejado en su lugar.

Cuando este procedimiento implica el intestino delgado, se llama ileostomía.

Si el procedimiento implica el colon, se llama colostomía.

Últimas palabras en torno al tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Aunque la enfermedad de Crohn puede reaparecer después de la cirugía, los síntomas tienden a ser menos graves y menos debilitante de lo que eran anteriormente.

fármacos usados para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias

Las dietas elementales (en la que moléculas simples, como glucosa y aminoácidos individuales sustituyen alimentos enteros) han demostrado reducir la recurrencia de la enfermedad de Crohn cuando se emplea después de la cirugía.

Sin embargo, procedimientos novedosos, han sido desarrollados para preservar la continencia fecal mediante el uso de parte del íleon para crear una bolsa o reservorio conectado al esfínter rectal.

En una revisión exhaustiva, el uso de suplementos probióticos fue capaz de reducir significativamente la aparición de pouchitis.

O sea, la inflamación del depósito formado tras la creación quirúrgica de una bolsa ilio-anal, por 96% en comparación con placebo después de la cirugía en pacientes con colitis ulcerosa.

COMPARTE en tus redes sociales, nunca se sabe!

Recomendado: ¿Hay diferencias en los síntomas del cáncer de pulmón en las mujeres?

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Estás son las opciones convencionales que existen en el tratamiento de las enfermedades intestinales!

1 comentario en “Opciones de tratamientos convencionales para las enfermedades inflamatorias intestinales”

  1. He leído algo sobre el uso de células madre en el cron, tengo a mi señora pendiente de diagnostico,estoy muy preocupado,pasaran 7 meses desde la intervención que sufrió hasta que le hagan pruebas para un diagnostico preciso.

Los comentarios están cerrados.

Descubre las 3 razones por las que la mayoría de las personas JAMÁS bajaran de peso

Recibirás un mail DIARIO sobre temas variados. Además, te voy a ofrecer lo que sea que tenga que vender en ese momento. Si no te gusta te das de baja y ya está.

Para cumplir con la RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en Getresponse, proveedor de email marketing. Getresponse también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.