Hipersensibilidad alimenticia en adultos y niños

[Total: 1   Promedio: 5/5]

La hipersensibilidad alimenticia es una reacción física exagerada al comer, inhalar o tocar ciertos alimentos.
Hipersensibilidad alimenticia
Hay dos tipos de hipersensibilidad alimenticia: alergia e intolerancia.

Cuando se trata de una respuesta errónea causada por el sistema inmunitario a los alimentos, entonces hay una alergia o hipersensibilidad alimenticia.

En otros casos, se habla de hipersensibilidad no alérgica o intolerancia alimenticia.

El primer paso en este «viaje para descubrir qué tipo de hipersensibilidad alimenticia» padeces es acudir al médico.

Según los síntomas, el médico determinará los exámenes necesarios o, te puede remitir a un especialista, como un alergólogo o un gastroenterologo.

Así, se podrá determinar si es una reacción alérgica o intolerancia y luego derivarte a un especialista en nutrición o sea, un dietista.

Pero, no siempre se puede encontrar una causa clara.

Hipersensibilidad alimenticia no alérgica o intolerancia alimenticia

El ejemplo más conocido de una hipersensibilidad alimenticia no alérgica es la intolerancia a la lactosa.

Un paciente con intolerancia a la lactosa (azúcar de la leche) es incapaz de tolerar la leche porque los niveles de las enzimas encargadas de descomponer la lactosa son bajísimos.

Como resultado, las bacterias intestinales se encargan de descomponer la lactosa, hasta el punto de fermentar la leche, causando distintos problemas intestinales.
Hipersensibilidad alimenticia - lactosa
En general, no hay pruebas sencillas que puedan mostrar la intolerancia o sensibilidad alimenticia excepto el test de hidrógeno espirado para la intolerancia a la lactosa.

Ante la sospecha de intolerancia alimenticia, casi siempre se depende de la eliminación y la reacción.

Los alérgenos más conocidos son ciertas proteínas de la leche de las vacas o de los frutos secos.

¿Cómo surge una hipersensibilidad alimenticia?

En el caso de una hipersensibilidad alimenticia, el sistema inmune reacciona produciendo anticuerpos contra una o más proteínas presentes en el alimento en cuestión.

Estos anticuerpos alérgicos específicos se pueden detectar con una prueba de alergia.

Las proteínas a las que el paciente puede reaccionar se denominan alérgenos.

Por ejemplo, en el maní o cacahuete hay cientos de proteínas, pero solo una docena son capaces de causar reacciones alérgicas.

Por otro lado, todavía no se comprende porque la proteína en un alimento es un alérgeno y en otro alimento no.

Alérgenos estables versus alérgenos inestables

Un punto interesantes es que algunos alérgenos son inestables, es decir, se descomponen al ser digeridos o calentados.

Al unirse los anticuerpos con estos alérgenos inestables no causan el menor síntoma.
Hipersensibilidad alimenticia - Alérgenos estables
Si surgen síntomas, a menudo involucra síntomas leves de picazón, irritabilidad y algunas veces hinchazón en boca y faringe.

Estos síntomas son conocidos como síndrome de alergia oral.

Si el alimento en el que se encuentran estos alérgenos se calientan hasta cierto punto, los alérgenos se descompondrán sin producir reacción alérgica.

Sin embargo, los alérgenos estables no son destruidos por el calentamiento o la digestión.

Alcanzan intactos el canal intestinal del estómago y pueden causar reacciones alérgicas severas una vez consumidos.

¿Qué es una alergia cruzada?

Los mismos alérgenos son a veces comunes en diferentes alimentos.

Si se forman anticuerpos contra alérgenos presentes en diferentes fuentes alimenticias, se producen reacciones cruzadas.

Es decir, los agentes alérgicos no pueden distinguir entre un alérgeno presente en un producto alimenticio y el mismo alérgeno presente en el otro alimento.

La probabilidad de que los mismos alérgenos estén presentes en diferentes plantas o animales es muy elevada, puesto que estos animales y plantas tienen mayor semejanza entre sí.
Hipersensibilidad alimenticia - alérgenos inestables
Por ejemplo, si una persona es alérgica al camarón, entonces existe la posibilidad de sufrir alergia a la langosta y al cangrejo.

En este caso, se habla de alergia cruzada entre camarón y cangrejo.

Otros ejemplos son las alergias cruzadas entre diferentes especies de peces, entre diferentes frutos secos o entre diferentes leguminosas.

Todas ellas son alergias causadas por alérgenos estables.

Es decir, el calor no afecta a la reacción alérgica y se pueden dar reacciones graves al consumirlos.

A menudo se producen reacciones cruzadas entre animales o plantas poco relacionadas entre sí.

El ejemplo más conocido de esto es una alergia cruzada entre el polen de las plantas y ciertas especies de frutas y/o frutos secos.

En este caso, los anticuerpos alérgicos se forman primero contra un alérgeno estable presente en el polen de las plantas.

A continuación, estos anticuerpos reaccionan con alérgenos similares no estables en ciertas especies de frutas como las manzanas o las peras.

Estos anticuerpos también pueden reaccionar a frutos secos como las avellanas y las almendras, sin embargo, estos alérgenos son resistentes al calor.

Por otro lado, los síntomas leves que un paciente con alergia al polen puede padecer al comer manzanas no ocurren al comer pastel de manzanas.

Hipersensibilidad alimenticia - cacahuetes

¿Qué síntomas pueden indicar hipersensibilidad alimenticia?

Cuando un paciente inmediatamente después de ingerir un alimento (menos de una hora) muestra síntomas alérgicos, entonces hay sospechas importantes de alergia alimenticia.

También llamada reacción aguda.

Los síntomas alérgicos que pueden presentarse incluyen:

  • Picazón en la boca.
  • Urticaria.
  • Hinchazón.
  • Congestión nasal.
  • Secreción nasal.
  • Irritación en los ojos hasta el punto de cambiar a rojo su color.
  • Cólicos abdominales.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.

Los niños pequeños, especialmente, pueden tener síntomas que son menos típicos de alergia como:

  • Llanto.
  • Cólicos abdominales.
  • Aumento de eczema y picazón.
  • Retraso en el crecimiento.

Riesgo de anafilaxia

¡La anafilaxia es la forma más severa de una reacción alérgica!

En estos casos, el paciente está en peligro debido a que la hipersensibilidad alimenticia se puede manifestar mediante un bajón súbito de la presión arterial o síntomas de asfixia.
Hipersensibilidad alimenticia - anafilaxia
El problema se agrava en aquellos casos que no se comprenden a que se deben dichos síntomas.

Otras manifestaciones podrían ser hinchazón de la garganta o, debilidad generalizada y vómitos violentos.

Algunas personas solo sufren picazón e irritabilidad en la boca, cosquillas en la garganta o en los labios (el síndrome de alergia oral ya mencionado).

Una reacción alérgica no necesita el consumo repetido de un alimento para que la reacción empeore.

La primera reacción puede ser una anafilaxia.

Si la reacción es más o menos grave a un producto alimenticio depende principalmente de:

  • La cantidad ingerida del producto.
  • La forma de procesamiento y modificación del alimento.
  • El hecho de que el paciente tome determinados medicamentos.
  • El estado de salud de la persona.

Los síntomas mencionados son típicos pero no únicos para una alergia alimenticia.

En otras palabras, los mismos síntomas también pueden encajar con otra enfermedad o condición médica.

Por esta razón, es importante realizar exámenes adicionales de alergia para confirmar o excluir la hipersensibilidad alimenticia.

Recomendado: Déficit de hierro durante el embarazo

¿Qué exámenes se deben hacer para las alergias alimenticias?

Los exámenes para alergias alimentarias sólo se hacen ante sospechas de una reacción alérgica después de consumir determinado alimento.

Se puede comprobar mediante un examen de sangre o de la piel si el paciente tiene anticuerpos alérgicos contra este alimento sospechoso.

La presencia de estos anticuerpos no siempre significa que el paciente sea alérgico.

Así, el llamado estudio de cribado exploratorio, en el que un gran número de productos alimenticios se prueban al mismo tiempo, no tiene sentido.

Especialmente si el paciente tiene alergia a la hierba y/o al polen, esto puede conducir a resultados positivos no relevantes debido a reacciones alérgicas cruzadas.

Estos resultados podrían carecer de significado clínico, pero pueden causar mucha confusión y miedo en el (padres de un) paciente.

Si se detectan anticuerpos contra, por ejemplo, proteínas de cacahuetes, no significa automáticamente que la persona sea alérgica a los cacahuetes.

Esto es solo el caso si la persona tiene síntomas cada vez que come cacahuetes o mantequilla de cacahuetes o maní.

Recomendado: Cómo curar el estreñimiento rápida y de forma natural

Prueba cutánea

En una prueba cutánea, se coloca una gota con el alimento que se va a analizar en la piel, después de lo cual se inyecta con ayuda de una pequeña aguja.

Si la persona tiene anticuerpos específicos, se detectara una erupción en la zona de aplicación en unos quince minutos como máximo.

La prueba cutánea también proporciona información sobre si los anticuerpos alérgicos pueden causar reacciones locales en la piel.

Sin embargo, todavía no significa que el paciente sea realmente alérgico al alimento probado.

El historial del paciente es lo que va a determinar si sufre hipersensibilidad alimenticia.

Recomendado: 10 Síntomas problemáticos del déficit de cobre (+ cómo corregirlo)

Análisis de sangre para alérgenos específicos

En la sangre, se pueden encontrar anticuerpos alérgicos contra muchos alimentos.

Al igual que con la prueba cutánea, una prueba de sangre positiva para el cacahuete, por ejemplo, no proporciona información sobre qué alérgeno o alérgenos causaron que la prueba de alergia sea positiva.

Además, la erupción no da certeza si el paciente tiene síntomas al consumir cacahuetes.
Hipersensibilidad alimenticia - examen de sangre
Hoy en día, las posibilidades de comprobar exactamente cuál es el alérgeno, son mayores.

Por ejemplo, la prueba, llamada, de análisis de componentes.

Esta prueba, combinada con el conocimiento sobre los alérgenos, permite que en ocasiones se pueda predecir mejor quién responde y quién tiene pocas probabilidades de responder.

Extremo muy útil a la hora de saber quién está en riesgo de sufrir reacciones muy graves.

Colelitiasis (Cálculos o piedras biliares) – tratamiento

Prueba de provocación alimenticia

Esta es, hasta la fecha, la única prueba en la que el paciente realmente puede reaccionar cuando ingiere un alimento en particular.

En una provocación, generalmente los alimentos sospechosos se consumen en cantidades crecientes en 4 a 6 pasos dejando bien media – o una hora entre ellos.

Las razones para elegir una provocación alimentaria pueden incluir:

  • La prueba de alergia (con prueba cutánea o análisis de sangre) es negativa, pero el historial clínico recuerda a una alergia alimentaria.
  • Comprobar si los alimentos, que han sido probados positivamente, también dan síntomas efectivos.
  • Sospechas de intolerancia alimenticia.
  • Comprobar si el paciente sufrió una alergia alimenticia en la niñez y se ha vuelto a manifestar.
  • Determinar la cantidad de síntomas que se producen (el valor umbral).

Diario de alimentos, alergias alimenticias y dietista

Si la relación entre el consumo de ciertos alimentos y la ocurrencia de síntomas no es muy clara, se puede usar un diario de alimentos.
Equilibrar la microbiota intestinal en personas que sufren la enfermedad de Crohn
Durante dos semanas se hace un seguimiento de los ingredientes y adiciones de los productos que se comen y beben y qué síntomas ocurren después de su consumo.

Junto con el dietista, especializado en alergias alimentarias, se puede determinar si los síntomas son específicos de ciertos alimentos y si necesitan pruebas adicionales de alergia.

Recomendado: 3 maneras eficaces de bajar el azúcar en sangre naturalmente

Alergias alimenticias en lactantes y niños pequeños

Las alergias alimentarias las padecen entre un 8 a un 10% de niños pequeños.

En los niños, los principales alérgenos alimenticios son la leche de vaca, los huevos de gallina y el cacahuete.

En aproximadamente tres cuartas partes de los casos, la alergia desaparece durante el quinto aniversario de vida, especialmente las relacionadas con la leche de vaca y la proteína de huevo de gallina.

La probabilidad de que un niño crezca sufriendo alergia al maní o a los frutos secos es pequeña, pero existe.

Para averiguarlo, es importante repetir la prueba de alergia alimenticia después de algunos años.

Dependiendo de la edad es posible ver formas diversas de la manifestación de la alergia alimenticia.

Estas formas de expresión pueden seguir durante el crecimiento del niño.

En edad infantil, las alergias alimentarias a menudo se acompañan de problemas gastrointestinales, problemas cutáneos, mucho llanto y alteración en el crecimiento.

Las alergias alimenticias, en niños pequeños, se manifiestan en forma de urticaria y a veces de reacciones anafilácticas.

problemas que pueden afectar la fertilidad

Lactancia materna e hipersensibilidad alimenticia

El período de la lactancia materna es variable, en algunos casos puede llegar hasta los dieciocho meses y, debería ser siempre la primera opción alimenticia del bebé.

Los distintos nutrientes de la leche materna tienen un poderoso efecto protector sobre el bebé.

Independientemente de sus efectos positivos relativamente menores en las alergias o hipersensibilidades alimenticias, no hay nada mejor para el bebé que ser amamantado.

Por otro lado, no hay pruebas científicas suficientes de que la introducción posterior de ciertos alimentos como el huevo, el pescado y los cacahuetes podrían prevenir alergias en edades tardía.

Sin embargo, si el niño, tiene un hermano alérgico, la probabilidad de desarrollar hipersensibilidad alimenticia es mayor.

Es mejor consultar con el médico ante sospechas de alergia alimenticias o temor a ella.

Recomendado: Carbohidratos carbo-hidratos o hidratos de carbono ¿Qué son?

Hipersensibilidad a la leche de vaca

Los bebés a menudo tienen síntomas menos específicos de alergia alimentaria: cólicos abdominales, llanto y escupir después de tomar el biberón cuando tienen alergia a la leche de vaca.

Lo mejor es examinar a los niños por alergias alimenticias.

Sin embargo, una prueba de alergia negativa no excluye el hecho de que los síntomas puedan ser causados por la leche de vaca.

Por lo general, se decide seguir una dieta hipoalergénica temporal y más tarde ver que pasa al reintroducir la leche de vaca en la dieta.

Junto con el dietista, se puede buscar una alternativa completa a la leche de vaca.
Hipersensibilidad alimenticia - leche de vaca

Hipersensibilidad alimenticia y eczema

El eczema es una enfermedad cuya característica principal es la inflamación de la piel, con síntomas de:

  • Enrojecimiento.
  • Ampollas.
  • Fisuras.
  • Escamas.
  • Costras.
  • Engrosamiento de la piel.

El eccema siempre implica picazón, es muy variable en el tiempo así como su severidad, y siempre está acompañado de mucha picazón, especialmente por la noche.

Hay muchos factores que pueden afectar el eczema de manera negativa o positiva.

Generalmente, tanto las duchas largas y calientes con jabón, así como el estrés tienen un impacto negativo.

En cambio, la hidratación frecuente y la luz solar generalmente tienen un efecto positivo en la manifestación del eczema.

También hay un factor hereditario presente, razón por la cual se habla de eczema constitucional.

Así mismo, la nutrición puede afectar negativamente el eczema en niños pequeños.

Para determinar el posible impacto negativo de la nutrición en el eczema, las pruebas de alergia nutricional no siempre son adecuadas.

Dichas pruebas solo controlan reacciones de tipo agudas y, el eczema no es una reacción alérgica aguda.

La manera idónea de averiguar el papel de la nutrición en el eczema es evitar ciertos alimentos sospechosos durante un número determinado de semanas (dieta de eliminación).
Enfermedades y síntomas causados ​​por la alergia al polvo doméstico
Los síntomas deberían mejorar si la influencia de la dieta es significativa.

Luego se regresa a la dieta antigua para provocar que el eczema se agrave de nuevo.

Ambas pruebas se realizan preferiblemente con ayuda de un dietista.

Alergias alimentarias en niños mayores y adultos

Las estimaciones sobre la ocurrencia de alergias alimentarias en adultos varían entre 0.5-2%.

Los adultos a menudo primero padecen fiebre del heno o alergia a los ácaros del polvo y luego debido a las alergias cruzadas entre polen de plantas y polen de hierba sufren alergias a varios alimentos.

Especialmente a ciertas variedades de frutas, verduras, hierbas y frutos secos.

Además, los adultos sufren principalmente de alergias alimentarias que ya tenían en la niñez y persisten en la adultez como alergias a los cacahuetes, los peces y anacardos.

Ocasionalmente, un niño sufre una alergia a la leche de vaca o al huevo de gallina y esta alergia persiste en la edad adulta.

Por otro lado, se puede sufrir de hipersensibilidad alimenticia a estos alimentos solamente en la edad adulta.

Tratamiento de la hipersensibilidad alimenticia

Las siguientes son algunas opciones que podrían ayuda a las personas que padecen sensibilidades alimenticias.

Recomendado: Autoinmunidad tiroidea y pérdida de la autotolerancia

Dieta de eliminación para la hipersensibilidad alimenticia

En el tratamiento de una alergia alimenticia, los alimentos que causan síntomas deben ser eliminados de la dieta.

Cuando el lactante sufre alergia a la leche de vaca, la madre tendrá que seguir una dieta sin leche de vaca durante el período de lactancia.

Si la lactancia materna no es posible o no deseable, se prescribe una fórmula infantil hipoalergénica.

En niños mayores y adultos, la dieta a menudo excluye muchos alimentos y al principio se percibe como difícil y a veces, incluso severa.

El asesoramiento de un dietista es sumamente recomendable para mantener la dieta lo más sana y variada posible.

El control permanente es deseable porque una alergia alimenticia puede cambiar con el paso de los años.

Distintos productos alimenticios pueden causar síntomas, lo que contribuye a que la la dieta sea más estricta.

Por otro lado, la hipersensibilidad alimenticia puede desaparecer ella sola, de modo que se puede relajar la dieta.

Hipersensibilidad alimenticia - maní
En la alergia alimentaria siempre existe la posibilidad de entrar accidentalmente en contacto con el alérgeno alimentario por medio de contaminación cruzada.

Es decir, la dieta se puede «contaminar» accidentalmente al manipular los alimentos, ya sea por derrame, salpicadura, no mantener los alimentos muy separados o tocar alimentos con trazas de alérgenos en las manos.

La vajilla también debe estar completamente libre de alérgenos.

De esta manera se puede prevenir el consumo inadvertido de alérgenos que podrían causar reacción.

El dietista puede ayudar a evitar tales «accidentes».

Recomendado: Enfermedades de la vesícula biliar – Síntomas y signos

Medicación de emergencia

Los antihistamínicos reducen los síntomas que resultan por liberación de histamina.

Si una persona desarrolla una reacción alimenticia leve, el médico puede prescribir este fármaco para inhibir los síntomas alérgicos.

En principio, esta droga no se utiliza para prevenir reacciones alérgicas alimenticias.

Un autoinyector de adrenalina es una jeringa precargada, ante una emergencia, permite tratarse a sí mismo o al hijo en caso de una reacción alérgica grave llamada anafilaxia.

Recomendado: Efectos de la menopausia en la glándula tiroides

¿Qué hacer cuando se experimenta una hipersensibilidad alimenticia en el extranjero?

La legislación europea exige que, en cualquier producto alimenticio puesto a la venta en los países de la UE, se mencione si contiene uno de los alérgenos alimentarios más comunes.

Incluyen:

  • Leche de vaca.
  • Huevos de gallina.
  • Maní o cacahuetes.
  • Frutos secos.
  • Soja o soya.
  • Trigo.
  • Lupino.
  • Semillas de sésamo o ajonjolí.
  • Pescado.
  • Sulfito.
  • Mariscos y crustáceos complementados con gluten (para pacientes con hipersensibilidad al gluten o enfermedad celíaca).

Recomendado: Una visión general de la enfermedad celíaca

El problema se complica cuando padeces una hipersensibilidad alimenticia a un alimento que no está en la lista o si viajas fuera de la UE.

Antes de viajar, es aconsejable llevar el medicamento de emergencia adecuado y la información médica en el idioma del país al que viajas, para informar sobre los riesgos a los que estás expuesto.

Espero que si has llegado hasta este punto espero no haber dejado nada en el tintero sobre la hipersensibilidad alimenticia. 🙂

Es decir, que este artículo haya sido útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Efecto negativo en el microbioma intestinal de los inhibidores del ácido gástrico

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

Lecturas sugeridas en torno a la hipersensibilidad alimenticia

Si te gustó leer este artículo en torno a la hipersensibilidad alimenticia, te sugiero leer:

Hipersensibilidad alimenticia -alérgenos