Alimentos que producen inflamación en el cerebro hasta dañar la salud

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Una de las maneras en que nuestro cuerpo se protege de la amenaza de infección es a través del proceso inmune llamado inflamación. N obstante, la inflamación en el cerebro puede causar daños graves a dicho órgano.

Vida sedentaria, mala postura e inflamación en el cerebro

El cerebro y el tejido neurológico son áreas extremadamente sensibles del cuerpo, de ahí que sean sumamente susceptibles al daño.

La inflamación crónica puede causar estragos tanto en el cerebro, como en el tejido neurológico.

Hay muchos factores que afectan el equilibrio inmune, hasta el punto de causar inflamación crónica que puede filtrarse hasta nuestro tejido neurológico y causar problemas.

Nuestra cultura está llena de venenos que afectan al cerebro.

Factores que pueden causar inflamación en el cerebro

La siguiente es una lista corta con algunos de los factores sumamente dañinos para la salud del cerebro.

  1. Proteínas del gluten.
  2. Soja no fermentada.
  3. Desequilibrios de azúcar en la sangre.
  4. Mala postura y estilo de vida sedentario.

1. Sensibilidad al Gluten

Uno de los problemas más comunes de nutrición / toxicidad en nuestra sociedad hoy en día se refiere a la proteína común que se encuentra en el trigo, cebada, centeno, avena, kamut y espelta:

Gluten!

Vida sedentaria, mala postura e inflamación en el cerebro

Muchas personas en la actualidad sufren sensibilidad al gluten.

Cuando están expuestos al gluten, el cuerpo tiene diferentes grados de respuestas inflamatorias.

Algunas personas tienen reacciones inflamatorias leves, mientras que otras tienen reacciones severas.

Las áreas más vulnerable a la cascada inflamatoria en respuesta al gluten son el cerebro y el sistema nervioso.

Las moléculas inmunes secretadas (citoquinas) destruyen el tejido cerebral y causan daño neurológico masivo.

Los síntomas más comunes asociados con esta reacción es «niebla del cerebro», problemas de memoria y fatiga mental. ( 1 )

2. Soja sin fermentar

Una de las principales isoflavonas de la soja o soya, la genisteína, ha demostrado su capacidad para inhibir la enzima tirosina cinasa del cerebro.

La mayor cantidad de tirosina quinasa se encuentra en el hipocampo.

La zona del cerebro esencial para el aprendizaje y la memoria.

El consumo elevado de soja realmente bloquea este mecanismo de formación de la memoria.

Vida sedentaria, mala postura e inflamación en el cerebro

Varios estudios han asociado el consumo excesivo de tofu y otros productos de soja sin fermentar con mayor riesgo de demencia y trastornos cognitivos. ( 2 )

Por otro lado, los productos de soya fermentada como el tempeh se asocian con habilidades cognitivas más potentes.

Los investigadores presumen que se debe al riguroso proceso de fermentación para eliminar fitoestrógenos e inhibidores enzimáticos.

Además, este proceso aumenta el folato!

Un nutriente crítico para la función del cerebro y el sistema nervioso.

3. Desequilibrio de azúcar en la sangre

El cerebro depende de un suministro constante de glucosa para obtener energía.

Un estudio del 2003 de National Academy of Sciences encontró que la memoria de las personas se ve perjudicada por el mal metabolismo del azúcar en la sangre. ( 3 )

Cuanto más lento es el metabolismo del azúcar en el cuerpo, menos combustible hay disponible para que el cerebro almacene recuerdos.

Los niveles estables de azúcar en la sangre son críticos para un cerebro sano y para que las células neuronales se activen rápida y eficientemente.

Niveles anormales de azúcar en la sangre también causan daño neuronal y debilitan la barrera protectora sangre-cerebro.

Vida sedentaria, mala postura e inflamación en el cerebro

Esto facilita el paso de diferentes toxinas y otras partículas que interrumpen la función cerebral.

Un mecanismo para la enfermedad de Alzheimer es el de metabolismo pobre del azúcar en la sangre.

Este trastorno pre-diabético abre la puerta en la barrera hematoencefálica para que las partículas tóxicas de aluminio crucen y se acumulen en regiones sensibles del lóbulo temporal.

4. Vida sedentaria, mala postura e inflamación en el cerebro

El cerebro depende del oxígeno y la activación de los receptores musculares y articulares de forma continua.

La falta de movimiento equivale a falta de energía generadora de oxígeno en el cerebro.

La investigación ha demostrado que un estilo de vida sedentario deteriora la capacidad del cerebro para auto-reparación mediante la reducción de los niveles séricos de IGF-1 ( 4 ).

La mala postura y las vértebras vertebrales subluxadas causan que los receptores de la articulación espinal disparen patrones de retroalimentación anormales y dañados al cerebro.

Esto provoca más problemas de retroalimentación del cerebro y el cuerpo, alterando patrones de movimiento corporal.

Vida sedentaria, mala postura e inflamación en el cerebro

Una postura crónicamente pobre es uno de los factores más perjudiciales para la función cerebral.

Conociendo los factores que causan inflamación en el cerebro, puedes tomar las medidas pertinentes para proteger un órgano tan sensible como lo es el cerebro.

COMPARTE en tus redes sociales, nunca se sabe!

Recomendado: Lo Que Necesitas Saber Sobre la Acidez Estomacal y el Hipotiroidismo

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Algunos estudios

1. Papel de la inflamación en el deterioro cognitivo: resultados de estudios epidemiológicos observacionales y ensayos clínicos.

2. Consumo excesivo de tofu se asocia con pésima memoria en hombres y mujeres indonesios mayores.

3. El ayuno intermitente disocia los efectos beneficiosos de la restricción dietética sobre el metabolismo de la glucosa y la resistencia neuronal a la lesión por el consumo calórico.

4. La vida sedentaria altera los procesos auto-reparativos en el cerebro: el papel del factor de crecimiento sérico insulínico-I.

Vida sedentaria, mala postura e inflamación en el cerebro