Síndrome premenstrual

[Total: 1   Promedio: 5/5]

El síndrome premenstrual (PMS) es una condición recurrente en las mujeres, caracterizada por síntomas problemáticos que pueden aparecer entre siete y catorce días antes del período menstrual.

Síndrome premenstrual

Los síntomas típicos incluyen:

  • Bajón en el nivel de energía.
  • Estrés.
  • Irritabilidad.
  • Depresión.
  • Dolor de cabeza.
  • Alteración del deseo sexual.
  • Dolor en los senos.
  • Dolor de espalda.
  • Hinchazón abdominal.
  • Edema en los dedos y tobillos.

El síndrome premenstrual severo, con depresión, irritabilidad y cambios de humor extremos, se conoce como trastorno disfórico premenstrual.

¿Qué causa el Síndrome Premenstrual?

El espectro de factores que pueden causar dicho síndrome es muy amplio.

Pero, hay patrones hormonales comunes entre mujeres con síndrome premenstrual en comparación con las mujeres que no tienen síntomas debido a dicho síndrome.

dominio del estrógeno

El factor principal son los niveles elevados de estrógeno y los niveles plasmáticos de progesterona que se reducen de cinco a diez días antes del ciclo menstrual.

O, la relación de estrógeno a progesterona se incrementa.

Además de este desequilibrio hormonal, el hipotiroidismo y / o los niveles elevados de prolactina son comunes.

¿Influyen los factores dietéticos en el síndrome pre-menstrual?

Reducir o eliminar la cantidad de productos animales en la dieta puede marcar un antes y un después en el síndrome pre-menstrual.

De ahí la importancia de aumentar el consumo de alimentos vegetales ricos en fibra, incluyendo frutas, verduras y cereales.

Se ha demostrado que las mujeres vegetarianas eliminan de 2 a 3 veces más estrógeno en las heces y tienen un 50 por ciento menos de estrógeno libre en la sangre que las mujeres que comen carne.

Estas diferencias se cree que son el resultado de la menor grasa y un mayor consumo de fibra de las vegetarianas.

Afecta la cafeína el período menstrual?

La evidencia considerable sugiere que el consumo de cafeína está fuertemente relacionado con la presencia y gravedad del síndrome premenstrual.

El ácido y la cafeína del café pueden causar irritación y molestias intensas

Por lo tanto, la cafeína, ya sea del café u otra bebidad, también debe ser evitada por las mujeres con síndrome pre-menstrual.

El efecto de la cafeína es particularmente significativo en los síntomas psicológicos asociados con el síndrome premenstrual, como ansiedad, irritabilidad, insomnio y depresión.

La sensibilidad mamaria y la enfermedad fibroquística de las mamas son los principales síntomas, puesto que la cafeína tiene un efecto adverso en la forma en que el estrógeno estimula el tejido mamario.

La sal

El consumo excesivo de sal (cloruro de sodio), junto con la disminución del potasio dietético, influye en la capacidad de los riñones para mantener el volumen idóneo de líquidos.

Como resultado, algunas personas son «sensibles a la sal», y el consumo excesivo de sal causa presión arterial elevada o, en otros casos, retención de agua.

En general, es una buena idea restringir la sal si tienes síndrome premenstrual.

Si tiendes a notar mayor retención de agua en la última etapa del ciclo menstrual, reducir el consumo de sal podría ser de gran ayuda.

Estrés crónico y ácidos grasos Omega 3

¿Qué suplementos nutricionales se pueden incluir para el síndrome premenstrual?

Suplementos vitales

Vitaminas múltiples de gran potencia; Vitamina D3 2,000-5,000 UI/día; Aceite de pescado, EPA+DHA 1.000 a 3.000 mg/día.

Vitamina B6 es fundamental para mantener el equilibrio hormonal

La vitamina B6 tiene un efecto en el metabolismo del estrógeno.

Suplementos de vitamina B6 han demostrado su capacidad para ejercer efectos positivos sobre todos los síntomas del síndrome premenstrual (particularmente la depresión) en muchas mujeres.

La mejora se obtiene por la reducción combinada en los niveles de estrógenos en la fase lútea media y un aumento en los niveles de progesterona en la fase lútea media.

La dosis terapéutica recomendada va de 50 a 100 mg por día, incluso para uso a largo plazo.

¿Influyen los factores dietéticos en el síndrome pre-menstrual?

El ñame, verduras de hoja verde y legumbres son ricas en vitamina B 6.

El déficit de magnesio se considera un factor causal en el síndrome premenstrual

Se ha demostrado que los niveles de magnesio en los glóbulos rojos en pacientes con síndrome premenstrual son significativamente más bajos que en personas normales.

Como el magnesio juega un papel vital en la función celular normal, la carencia de magnesio puede explicar la amplia gama de síntomas atribuidos al síndrome premenstrual.

Si bien la suplementación de magnesio ha demostrado ser eficaz por si sola, los mejores resultados se pueden lograr al combinar con vitamina B6 y otros nutrientes.

Tomar un suplemento multivitamínico y mineral que contenga dosis elevadas de magnesio y piridoxina (vitamina B6), pueden facilitar una reducción importante en los síntomas.

El rango recomendado de magnesio es de 300 A 450 mg al día.

Calcio

La suplementación con calcio ha producido mejoras significativas en los síntomas del síndrome premenstrual en estudios doble ciego.

síntomas de la tiroides

Se teoriza, basado principalmente en estudios con animales, que el calcio mejora los patrones hormonales alterados, niveles de neurotransmisores, y la capacidad de respuesta muscular suave observado en el síndrome pre-menstrual.

La importancia de los suplementos de calcio en el tratamiento del síndrome premenstrual es que ayuda a las mujeres con dicho síndrome ha reducir la densidad mineral ósea.

La dosis recomendada de calcio a mujeres que padecen el PMS (por su siglas en ingés) es de 1.000 a 1.500 mg al día.

  • Toda la información en TEMAS SOBRE SALUD es de carácter informativo y no una guía para la acción!
  • ¡Solo un médico puede darte un diagnóstico preciso!
  • ¡Te pido amablemente que evites automedicarte y busques un especialista! ¡Salud para ti y tus seres queridos!
  • ¡No pierdas la fe!

Los niveles de zinc son más bajos en las mujeres que tienen síndrome pre-menstrual

El zinc es necesario para la acción adecuada de muchas hormonas del cuerpo, incluyendo las hormonas sexuales, así como en el control de la secreción de hormonas.

El rango recomendado para la suplementación de zinc es de 15 a 20 mg.

¿Debería tomar progesterona para el síndrome premenstrual?

«Si una de las características principales del síndrome premenstrual para la mayoría de las mujeres es una relación elevada de estrógeno a progesterona, ¿por qué no simplemente tomar progesterona?»

Aunque la administración de progesterona es una recomendación popular por muchos médicos, existen algunas reservas.

Prescribir progesterona ha sido la forma más generalizada para el síndrome premenstrual por parte de la comunidad médica.

Pero, los ensayos clínicos controlados no han demostrado consistentemente la superioridad de la terapia con progesterona sobre placebos.

Por cierto, hay un respuesta significativa al placebo en el síndrome premenstrual.

¿Influyen los factores dietéticos en el síndrome pre-menstrual?

Los estudios que demuestran un efecto beneficioso de la terapia con progesterona han utilizado dosis que superan con creces los niveles normales de progesterona para la relación estrógeno-progesterona.

De 200 a 400 mg dos veces al día en forma de supositorios vaginales o rectales, catorce días antes de la aparición esperada de la menstruación hasta la aparición del sangrado vaginal.

Los efectos secundarios, aunque generalmente leves, son frecuentes.

Por otro lado, el sistema hormonal precisa de equilibrio, así que aumentar una hormona de forma artificial puede causar desequilibrios hormonales indeseados.

Últimas palabras en torno al síndrome premenstrual

Alteraciones del período menstrual, picazón vaginal, y dolor de cabeza son reportados con mucha frecuencia por las mujeres que tomaron progesterona.

En segundo lugar, en lugar de aumentar artificial y drásticamente la relación a favor de la progesterona, es mejor ayudar al cuerpo a recuperar naturalmente la relación estrógeno-progesteron.

Lo que se puede lograr al tratar los factores causales subyacentes como:

  • Desintoxicación de órganos como el hígado
  • Eliminación de estrógenos.
  • Potenciar el funcionamiento del cuerpo lúteo.

Finalmente, no es recomendable usar cremas de progesterona a la mano de Dios como primer paso en el tratamiento del síndrome premenstrual.

En realidad debe ser considerada como la última opción una vez que las medidas naturales no han dado el resultado apetecido.

Si decides probar cremas que contengan progesterona, por favor que sea con ayuda médica.

Te agradecería me ayudaras a compartir en tus redes sociales este artículo. 🙂

Recomendado: ¿Pueden controlarse los síntomas de la tiroides con cambios en el estilo de vida?

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

Lecturas sugeridas en torno al síndrome premenstrual

Si te gustó leer este artículo en torno al síndrome premenstrual, te sugiero leer estos artículos de la categoría temas femeninos:

Síndrome premenstrual

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *