Tumores benignos – Causas, etapas, tipos y tratamiento

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Los tumores benignos son crecimientos (masas) anormales de tejido causados bien por retraso o ausencia de ritmo de desarrollo.
Tumores benignos
Se consideran benignos puesto que carece de las características de los tumores malignos.

Es decir, su desarrollo no es de forma desproporcionada ni agresiva, tampoco invaden tejidos vecinos, ni mucho menos causan metástasis.

Su tratamiento oportuno tiene un pronóstico positivo, en la mayoría de los casos, el tumor es eliminado completamente, al punto que no se dan recidivas.

El peligro para los humanos se da cuando un tumor se desarrolla sin causar síntomas que alerten de su existencia.

En ausencia de síntomas y de cambios patológicos el diagnostico de la masa tumoral se complica hasta el punto de ser una amenaza significativa al poder pasar de tumor benigno a tumor maligno.

¿Qué son los tumores benignos?

Los tumores benignos son masas de tejidos anormales causadas por alteración en el mecanismo de división y crecimiento celular.

Se dan cambios en la estructura de una área determinada, por una formación inusual del cuerpo y, como consecuencia, aparecen los síntomas.

Una de las características de los tumores benignos es que su crecimiento es lento.

A menudo la masa conserva su tamaño original durante varios años, después de lo cual o termina por curarse o progresa a tumor maligno.

Otra característica típica es su falta de impacto en el cuerpo, hasta el punto de no causar la temida metástasis. El tumor se desarrolla de forma lenta sin afectar otros órganos.
Tumores benignos fibromas
Si se comparan los tumores benignos con los tumores malignos, en el caso de los malignos, el peligro mayor no es el tumor ni la metástasis.

El peligro radica en la destrucción rápida de órganos y tejidos, dejando pocas posibilidades de una recuperación completa.

Cuando se logra el diagnostico de forma temprana, el pronóstico es positivo, máxime después de recibir tratamiento y, de seguir un estilo de vida saludable.

Para definir un tumor benigno, se deben considerar las siguientes características:

  • El tumor es móvil, ¿Está conectado con tejidos adyacentes?

  • Al presionar o tocar se sienten molestias o dolor.

  • Los tumores internos causan deterioro, fatiga, insomnio.

  • Las capas mucosas y la piel de los tumores externos pueden sangrar.

Por lo general, los tumores benignos no se manifiestan con facilidad, dificultando el diagnóstico.

Detectar un tumor benigno se logra mediante exámenes profilácticos para detectar cambios patológicos en las capas de la piel.
tumores benignos  Carcinoma de la célula de Merkel

Causas de los tumores benignos

El desarrollo de células humanas normales siempre sigue el mismo patrón de comportamiento:

La célula crece, se desarrolla y después de 24 horas muere, siendo sustituida por una nueva célula que repite el mismo ciclo.

Sin embargo, debido a influencias en el organismo, la célula muerta continúa creciendo, dando inicio a la formación tumoral.

Los estudios han demostrado que los tumores benignos son consecuencia de mutaciones del ADN que pueden ser causadas por factores como:

  • Trabajar en ambientes peligrosos, inhalación regular de vapores nocivos y venenos.
  • Tabaquismo, consumo de drogas, abuso de sustancias.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Radiaciones ionizantes.
  • Exponerse de forma regular a la frecuencia ultravioleta.
  • Desequilibrios hormonales.
  • Debilidad del sistema inmune.
  • Exposición a virus.
  • Traumas, fracturas.
  • Pésima nutrición.
  • Ausencia de vida normal (dormir mal, trabajar de noche).

Así mismo, se ha demostrado que la predisposición a la formación de tumores benignos está presente en todo ser humano. De ahí la importancia de seguir un estilo de vida saludable.
Tumores benignos fibromas
Esto es especialmente cierto para las personas en cuyas familias hay antecedentes de cáncer. La herencia genética es otra de las causas por las cuales se pueden formar tumores benignos.

La tensión nerviosa tiene efectos adversos sobre las células de nuestro cuerpo. En combinación con el deterioro diario supone un mayor riesgo de mutación de genes.

Etapas de crecimiento de los tumores benignos

En total hay tres etapas en el desarrollo de los tumores benignos:

  • Iniciación.
  • Promoción.
  • Progresión.

Recomendado: Principales desencadenantes de Hashimoto y de la inflamación

1. Iniciación del tumor benigno

En esta etapa, detectar la mutación de los genes es casi imposible.

El inicio de cambios manifiestos en el ADN de las células se puede dar por influencia de factores adversos.

Existen dos genes de la mutación.

Uno de ellos es responsable de modificar la célula hasta convertirla en inmortal, y la segunda es responsable de su reproducción.

Si se dan ambos genes de forma simultanea, el tumor es maligno. Cuando solo hay uno, la formación tumoral es benigna.

tumores benignos cáncer de seno
Recomendado: Absceso hepático – síntomas, causas y tratamiento

2. Promoción de los tumores benignos

En la segunda etapa, las células defectuosas comienzan a reproducirse activamente, son las responsables de promover la carcinogénesis.

La etapa de promoción puede continuar durante varios años y virtualmente sin ninguna actividad.

Sin embargo, el diagnóstico de una masa benigna en la reproducción de células activas hace posible las opciones para controlar el desarrollo del cáncer.

Pero debido a la falta de síntomas para identificar la presencia de la formación es complicado, lo que lleva a la siguiente etapa de desarrollo.

Recomendado: Factores que afectan la ovulación y pueden alterar la fertilidad

3. Progresión de los tumores benignos

La tercera fase de crecimiento del tumor no es definitiva, influyen otras condiciones del paciente.

La progresión se caracteriza por un rápido incremento en el número de células mutantes, hasta formar un tumor propiamente dicho.

Por sí mismo no plantea peligro para el paciente, pero puede llevar a comprimir órganos vecinos.

También, en esta etapa, la condición del paciente se agrava, se da una pérdida notable de la salud y, comienzan a aparecer manchas antiestéticas en la piel.
Tumores benignos quistes
Es necesario consultar con un oncólogo para lograr el diagnóstico, en esta etapa es relativamente fácil detectar un tumor incluso sin equipo especial.

El tiempo para convertirse en tumor benigno puede variar de semanas a décadas.

Incluso, en algunos casos la formación tumoral solo se diagnostica después de haber muerto el paciente, al realizar la autopsia.

Sin embargo, la formación tumoral puede no ser la causa de la muerte.

La etapa de progresión es peligrosa, además la influencia de factores desfavorables y la falta de tratamiento conducen a la recidiva del tumor.

Los genes continúan mutando, la multiplicación célular se da con mayor fuerza.

Al penetrar en los vasos sanguíneos, comienzan a diseminarse por todo el cuerpo, afectando los órganos:

Este proceso se llama metástasis.

En esta etapa, los especialistas diagnostican los tumores malignos, que ya representan una amenazan la vida del paciente.

Crecimiento de los tumores benignos

El crecimiento del tumor también se subdivide según los efectos sobre el cuerpo humano:
Tumores benignos adenocarcinoma

1. Crecimiento expansivo

La característica principal es la formación de tumores externos que no penetran en el tejido.

Su crecimiento contribuye a cambiar la posición de los órganos. El tejido que rodea al tumor se atrofia y es reemplazado por tejido conectivo.

El ritmo de su desarrollo es lento, puede durar varios años.

Diagnosticar esta clase de tumores es difícil, los pacientes expresan quejas por dolor en otros órganos que reciben tratamiento sin resultado positivo.

Recomendado: Cáncer del intestino delgado – Causas, síntomas y tratamiento

2. Crecimiento infiltrativo

Se caracteriza por el desarrollo rápido y por daño en los tejidos.

El crecimiento infiltrativo a menudo es típico de tumores malignos, pero, también se puede encontrar con mucha frecuencia en los tumores benignos.

3. Crecimiento por aposición de los tumores benignos

Se da un aumento de tamaño causado por adición de un tejido nuevo en la periferia de determinado órgano o estructura del cuerpo.

Se caracteriza por la transformación de células sanas en un tumor, con una evolución rápida de la enfermedad.

Son extremadamente raros, por lo general afectan los órganos de la zona del peritoneo.

Recomendado: 9 preguntas claves sobre el cáncer de próstata

Tipos de tumores benignos

Un tumor benigno puede crecer en cualquier tejido. Hay varios tipos de neoplasias.

Fibromas

Los fibromas son tumores compuesto por tejido conectivo fibroso. Tienen una pequeña cantidad de células, fibras y vasos en forma de huso del tejido conectivo.
¿Qué tan similares son los tumores benignos y malignos?
Los fibromas se produce por lo general en los órganos genitales femeninos.

Causan evidente alteración del período menstrual, infertilidad, dolor en los ovarios durante las relaciones sexuales, menstruación dolorosa y prolongada.

Por lo general, la hemorragia menstrual es abundante, hasta el punto de deteriorar el estado general de salud, al reducir el nivel de hemoglobina.

También hay un fibroma subcutáneo, ostensible por el desarrollo de una masa color carne. Puede ser diagnosticado como una estructura densa.

Tumor del cartílago o condroma

Los tumores del cartílago consisten en tejido cartilaginoso y tienen la apariencia de protuberancias sólidas.

Una lesión, o daño al tejido, pueden ser causas para que se desarrolle el tumor.

El condroma puede aparecer tanto en solitario como acompañado, afectando principalmente a las extremidades.

El desarrollo del tumor es lento y rara vez causa síntomas, para su diagnostico es necesario analizar la piel.

Recomendado: ¿Qué tan seguro es exponerse a mamografías regularmente?

Lipomas

Los lipomas son también conocidos como tumores de grasa y, casi no difieren del tejido adiposo normal.

Cuando se detectan es posible observar una cápsula característica del tumor.

A menudo los lipoma se forman en las mujeres durante la menopausia y pueden alcanzar grandes dimensiones.
Tumores benignos lipomas
Los lipoma causan una serie de inconvenientes a las mujeres. Son flexibles y dolorosos, causando que la paciente desee estar en posición acostada o sentada.

Tumor de Huntington

También se conoce como Corea de Huntington, algunos médicos la consideran una neurofibromatosis y la llaman enfermedad de Recklinghausen.

La enfermedad se caracteriza por la formación de un gran número de fibras y manchas pigmentarias, que se suman a la inflamación de los nervios.

La sintomatología es claramente pronunciada, aunque puede ser difícil diagnosticar la enfermedad debido a la implicación de varios tejidos en el proceso de desarrollo del tumor.

Por lo general hay formas incompletas de la enfermedad, que se manifiestan por la formación de ganglios en los nervios sensibles.

Osteomas

Los osteomas son tumores benignos compuesto por tejido óseo. Tienen límites claros y rara vez se convierten en tumores malignos.

Los osteomas por lo general son congénitos y se forman a partir del desarrollo patológico del esqueleto. Generalmente es un tumor único.

Miomas

El mioma es un tumor con base densa encapsulada, puede ser único o múltiple.

El tumor se desarrolla en el tejido muscular y por lo general afecta sistema reproductivo femenino.

La causa de los miomas pueden ser trastornos hormonales, abortos, obesidad.

Se manifiestan por la alteración del ciclo menstrual, caracterizados por menstruación abundante y dolorosa, pueden causar infertilidad.

Si el tumor no se erradica antes del embarazo, existe la probabilidad de aborto espontáneo y muerte fetal.

Finalmente, cabe destacar que los miomas pueden ser hereditarios.

Angiomas

Los angiomas son tumores benignos que se desarrollan a partir de los vasos sanguíneos.

Son tumores congénitos, que se desarrollan principalmente en la piel de las mejillas, labios, mucosa de la cavidad bucal.

El angioma se manifiesta por vasos sinuosos fuertemente dilatados, que tienen forma plana y se ven hinchados.

Se forman debajo la piel, pero son perfectamente visibles en la superficie de la misma.

Otro tipo de tumores benignos: los hemangiomas son muy comunes y son marcas de nacimiento congénitas con capilares dilatados.

Son formaciones que no siempre requieren tratamiento, sin embargo es necesario observar las reglas básicas de cuidado que se tienen con los lunares y el control rutinario por un especialista.
Tumores benignos angiomas
No obstante, el comportamiento de los angiomas no siempre es predecible. Bajo la influencia de factores externos (rayos UV, daños) el tumor puede resurgir como tumor maligno.

Linfangiomas

Los linfangiomas son tumores benignos que se desarrollan a partir de vasos linfáticos.

Se forman durante el desarrollo embrionario y continúan creciendo durante la niñez.

Sin embargo, por lo general los linfangiomas detienen su desarrollo sin presentar amenaza a la vida.

Glioma

El glioma es similar en desarrollo al angioma, ya que puede manifestarse mediante sangrado. Son células gliales con brotes.

Recomendado: ¿El riesgo de cáncer puede aumentar si padezco tiroiditis de Hashimoto?

Neuroma

El neuroma es un tumor benigno que se desarrolla en nervios periféricos y espina dorsal de la médula espinal.

Un poco menos común es el neuroma en los nervios craneales. El tumor se ve como una especie de pequeños nudos de diferentes tamaños.

La causa del neuroma a menudo son amputaciones y daño nervioso. También se puede desarrollar un neuroma congénito.

El neuroma se manifiesta por sensaciones dolorosas en el área del tumor, además se puede detectar enrojecimiento de la piel.

Ganglioneuroma

Este tipo de tumor se desarrolla principalmente en el abdomen y constituye una formación densa de gran tamaño.

Consiste en fibras nerviosas y su característico crecimiento lento conduce a un desarrollo asintomático prolongado del ganglioneuroma y hace que sea difícil de diagnosticar a tiempo.

El ganglioneuroma se produce como resultado de trastornos que ocurren en el período prenatal durante la formación del sistema nervioso simpático.

La enfermedad comienza a desarrollarse en el vientre de la madre.

Las causas son variadas:

  • Alteraciones durante el desarrollo del sistema nervioso.
  • impacto de factores desfavorables en el cuerpo materno al portar el feto.
  • Diversas enfermedades infecciosas.

Recomendado: ¿Hay diferencias en los síntomas del cáncer de pulmón en las mujeres?
¿Los quistes ováricos son señales de cáncer?

Quistes

Los quiste son tumores benignos sin límites claros. Consisten en un saco o bolsa, generalmente llena de líquido.

Los quistes se desarrollan rápidamente, representando una amenaza para la vida del paciente.

En caso de ruptura del quiste existe un riesgo de infección sanguínea. Los quistes por lo general se desarrollan con síntomas.

Se pueden desarrollar en los genitales (ovarios), en el peritoneo, los huesos y el cerebro.

Adenomas

La característica principal del adenoma es que repite la forma del órgano en el que se formó y rara vez degenera en tumor maligno.

El adenoma de próstata por lo general afecta a hombres mayores de 45 años.

La enfermedad se manifiesta por micción dolorosa y frecuente, disminución de la actividad sexual, eyaculación precoz e infertilidad.

El adenoma no es una amenaza para los humanos, pero puede degradar significativamente la calidad de vida, hasta llegar a trastornos mentales.

Paraganglioma

El paraganglioma es un tipo de tumor poco frecuente que se origina en los paraganglios diseminados por todo el cuerpo.

Los paragangliomas pueden desarrollarse en todos los órganos y tejidos, donde se encuentran este tipo de ganglios.

En caso de tumor congénito comienza a manifestarse a temprana edad.

La enfermedad tiene un nivel de riesgo elevado debido al desarrollo de metástasis.

La enfermedad se manifiesta por dolor de cabeza frecuente, aumento de la presión arterial, dificultad para respirar, taquicardia.

Papilomas

Los papilomas por lo general adoptan la forma de un pequeño pedicelo o pezón en el centro del vaso sanguíneo.

Los papilomas son los tipos más comunes de tumores benignos y se pueden eliminar con facilidad. Después de la cirugía no hay ninguna recidiva.

Tumores benignos y malignos
Un papiloma es causado por la exposición al virus de papiloma. La enfermedad a menudo afecta los genitales y las membranas mucosas.

El tumor se desarrolla como formaciones densas que producen incomodidad y sensación dolorosa al tacto.

Los papilomas también incluyen verrugas, menos problemáticas y no requieren tratamiento.

Las excepciones son verrugas que sangran y causan dolor. El peligro se da cuando crecen y cambia el color de las verrugas.

Recomendado: Síntomas comunes asociados con el cáncer de cuello uterino

Características de los tumores benignos

Los tumores benignos pueden tener diferente estructura y forma:

  • Nudo redondo o oval, similar a la estructura del coliflor o de algunas setas.
  • Tumores asociados a los tejidos del organismo, tienen pedúnculos (pólipos).
  • Los quistes son formaciones alargadas llenas de líquido.
  • En muchos casos, no se puede determinar la frontera entre el tejido y el tumor.

Tratamiento de los tumores benignos

Los tumores benignos que se pueden / logran diagnosticar en una etapa temprana de desarrollo, son fácilmente tratables.

Para identificar la formación tumoral se utilizan distintas técnicas, en ocasiones se observan por ecografía, o mediante palpación.

Para hacer un diagnóstico preciso, se debe examinar la sangre y, por necesidad, trozos de tejido, con una biopsia o laparoscopia.

El tratamiento de tumores benignos depende de su tipo, etapa de desarrollo y la condición del paciente.

¡No se puede dejar esta enfermedad sin atención de especialistas!
Tumores benignos adenomas
Incluso un pequeño tumor puede conducir a consecuencias o tratamientos costosos a largo plazo.

La medicina moderna ofrece distintos y eficaces tratamientos para los tumores benignos, entre los cuales está la eliminación mediante cirugía.

La cirugía ayuda a prevenir la progresión de la enfermedad al eliminar la acumulación de células mutantes.

Una vez retirado el tumor, no se presentan recaídas y se puede lograr una recuperación completa del paciente.

En casos raros, puede ser necesario repetir la operación cuando crecen las células mutadas.

Recomendado: Efectos secundarios de la quimioterapia ¿Se pueden prevenir?

Retirada del tumor

La eliminación de formaciones benignas se producen utilizando instrumentos quirúrgicos o láseres especiales.

Para que el tratamiento de resultados positivos, el paciente debe ser preparado cuidadosamente para la cirugía.

La eliminación más frecuente del tumor se logra al reducir los tejidos del tumor mediante enucleación, ayudando a minimizar el tamaño de la incisión y a prevenir la infección.

Recomendado: ¿Qué es el cáncer de sarcoma?
Tumores benignos y dieta

Crioterapia para eliminar tumores benignos

El método más moderno de tratamiento aplica crioterapia. Se lleva a cabo con la formación de tumores en esqueleto y tejidos blandos.

La crioablación da la posibilidad de que incluso pacientes con cáncer en los huesos se recuperen. Con dicha terapia, es posible eliminar formaciones tumorales sin afectar el tejido y el esqueleto.

La crioterapia es eficaz si hay tumores en los siguientes órganos:

  • Articulaciones de los hombros.
  • Las extremidades.
  • Los huesos de la pelvis.
  • El pecho.
  • La columna vertebral.

Recomendado: Cómo prevenir el sarcoma y otros tipos de cánceres

La crioterapia consiste en la aplicación de temperaturas extremadamente bajas al tumor.

Para este propósito se usa nitrógeno líquido, que permite la eliminación de tejidos dañados y a la muerte de las células mutadas.

En la actualidad se ha desarrollado una herramienta innovadora que permite eliminar el tumor mediante argón o helio, que tienen menos influencia sobre el cuerpo que el nitrógeno.

Las ventajas de la crioterapia son:

  • Impacto mínimo en el organismo.
  • Prevención de recaídas.
  • La ausencia de contraindicaciones.
  • Fácil preparación para la cirugía.
  • Daño mínimo de tejidos y huesos.

La crioterapia puede reemplazar con éxito la radioterapia y la quimioterapia, que afectan a la persona.

Después de la cirugía no hay efectos secundarios como náuseas, Cansancio, pérdida de cabello.

Terapia de sustitución

Muchos tumores benignos se deben a desequilibrios hormonales.

Si el tumor es pequeño y no tiene tendencia a continuar desarrollándose, se puede probar terapia de sustitución.

El paciente debe estar bajo el cuidado de un especialista y controlar su estado de salud de forma regular.

Tumores benignos Paraganglioma

La dieta con tumores benignos

La eficacia del tratamiento depende en gran parte de seguir un estilo de vida saludable.

Una vez diagnosticado el tumor, el paciente debe abandonar la nicotina y el alcohol, a excluir completamente de la dieta el café y té fuerte.

Además, los expertos consideran que se debe seguir una dieta que ayude a restaurar la inmunidad y evitar el desarrollo de tumores.

Para esto, se recomienda al paciente comer platos magros y pobres en grasa, e incluir muchas verduras.

Los platos puede ser horneados, hervidos y al vapor. Es importante eliminar por completo las frituras, ahumados y a la brasa.

Prevención de los tumores benignos

Prevenir los tumores benignos es posible:

  • Para evitar la formación de tumores benignos, es necesario seguir un estilo de vida saludable y una dieta adecuada.

  • El propio organismo se encargar de luchar contra las células dañadas al proporcionarle el descanso necesario, dormir de forma regular y la ausencia de irritantes.

  • Mantener relaciones sexuales regulares con una sola pareja, puede contribuir a prevenir tumores benignos en los órganos sexuales femeninos, limpieza escrupulosa de los órganos, prevención de abortos y, el tratamiento oportuno del desequilibrio hormonal.

  • Los exámenes preventivos prescritos por el especialista ayudarán a diagnosticar de forma precoz cualquier anormalidad en el organismo.

Recomendado: 10 síntomas del cáncer que no deben ser ignorados

Así las cosas, lo mejor es que evites el autotratamiento!

Si bien los remedios populares ayudan a restaurar la funcionalidad del cuerpo, recuperar la fuerza perdida y aumentar la inmunidad, en la lucha contra los tumores son ineficaces.

Muchas personas subestiman el riesgo de los tumores benignos, desestimando la necesidad de tratamiento médico.

Sin embargo, solo el tratamiento precoz puede garantizar la recuperación completa y la ausencia de consecuencias negativas.

Vale la pena recordar que la mayoría de los tumores malignos se desarrollan a partir de recidivas de tumores benignos, no peligrosos para la vida.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: ¿La dieta baja en carbohidratos puede afectar a pacientes que sufren hipotiroidismo?

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

¡Los pacientes diagnosticados con tumores benignos tienen una esperanza de vida elevada!

Lecturas sugeridas acerca de los tumores benignos y el cáncer

Los tumores benignos se pueden prevenir