Verduras olvidadas: Cómo y por qué incluirlas en el menú

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Verduras olvidadasAcertadamente se podrían llamar verduras olvidadas!

Ausentes ahora de nuestros jardines y mesas, aunque no siempre ha sido así.

Tan buenas como nuestros productos actuales, si no mejores, las viejas verduras olvidadas regresan gradualmente a los menús.

Con la moda de regreso a casa, hay más confianza en estos productos cultivados localmente, y menos contaminados por los pesticidas.

Para descubrir nuevos sabores, el cambio de los vegetales habituales, y añadir un toque de originalidad en las receta, esta es una selección de 6 verduras olvidadas que se pueden incluir en el menú.

Verduras olvidadas y sus beneficios

Alcachofa de Jerusalén

Conocida también como tupinambo por que su introducción en Francia coincidió con la llegada de una tribu caníbal en Brasil, Tupinambos, traídos a Francia como una curiosidad local.

Convencido de que los tubérculos eran proporcionados por los «nativos», les dieron dicho nombre, posteriormente los franceses las llamaron como alcachofa de Jerusalén, aún y cuando no tiene nada que ver con dicha Ciudad. Hoy en día, el nombre es el que impera.

Posiblemente no exista otro vegetal más fácil de cultivar que él, la alcachofa de Jerusalén.

Sin embargo, no le resta méritos nutritivos: Es rica en inulina (un tipo de fibra dietética) de gran utilidad contra el estreñimiento y mejorar el equilibrio de la flora intestinal (1).

Por si eso fuera poco, la ausencia de almidón hace que sea valiosa para los diabéticos!

Las partes comestibles de la alcachofa de Jerusalén son sus tubérculos, que tienen fuerte poder saciante.
Verduras olvidadas rábano
Es recomendable consumirlas tan pronto como se hayan cosechado, ya que se secan muy rápidamente. La alcachofa de Jerusalén se presta a muchas recetas, tanto crudas como cocinadas.

Rutabaga

Descubierto en Escandinavia en la Baja Edad Media, originalmente es un cruce entre nabos y coles de repollo.

Su recuperación data de la Segunda Guerra Mundial, ya que fue utilizado como un sustituto de la papa (patata) durante los períodos de restricciones alimenticias, de ahí su apodo de vegetal de los pobres.

Además, algunas especies de rutabaga están destinadas a la alimentación del ganado, algo que no ayuda a su imagen pública.

Se llaman vegetales de montaña porque se pueden cultivar en cualquier lugar.

Desde hace algún tiempo, los chefs lo incorporan a su menú, lo que permite que el Rutabaga tenga mayor aceptación por los críticos.

Rutabaga es muy rica en nutrientes como el fósforo, magnesio, potasio, hierro, manganeso, cobre y ciertas vitaminas (B1, B6, C).
Verduras olvidadas Rutabaga
Dicha riqueza en minerales le confiere propiedades antioxidantes que ayudan a mantener los huesos sanos, contiene, además, una buena cantidad de fibra.

Rutabaga se confunde a menudo con los nabos, que por lo general se distinguen por las hojas. Este vegetal puede incluirse en todos los platos ya que es muy fácil de cocinar.

Se encuentra principalmente en la primavera o principios del verano.

La alcachofa china

Originaria de los países asiáticos, recibió el nombre de stachys affinis.

Toma el nombre de Stachys la aldea donde se sembró y vendió por primera vez en Francia en 1882.

De hecho, para la mejor venta para el público, sus precursores preferían dar el nombre de la aldea de Crosne de Essonne.

Con el fin de mejorar su imagen de cara al público, se cambio al nombre de la aldea de Crosne Essonne.

El tubérculo tuvo su apogeo en el siglo XIX, cuando Alejandro Dumas lo menciona como un ingrediente en la famosa ensalada japonesa de una de sus obras.
Verduras olvidadas alcachofa china
Como la mayoría de las verduras olvidadas, cayo en el olvido después de períodos de guerra, cuando fue consumida de forma extraordinaria debido a la privación.

Desde un punto de vista nutricional, la alcachofa china es rica en minerales. Se considera un vegetal ideal para dietas, ya que es muy baja en calorías.

De hecho, se compone de 80% de agua!

Su contenido en hidratos de carbono es interesante y le da propiedades energizantes.

Tiene un sabor ligeramente dulce que recuerda a la alcachofa de Jerusalén y la alcachofa.

Antes de su consumo, es aconsejable eliminar los extremos de color marrón. Las alcachofas chinas son adecuadas para una variedad de diferentes recetas y puede ser asada, o salteada.

Salsifi negro

Utilizado durante mucho tiempo por los griegos y los romanos como una planta medicinal, el salsifí negro es recomendable en caso de intoxicación, problemas del corazón y contra la peste.

El salsifí negro, se conoce comúnmente como escorzonera, nombre dado a un reptil.

Se consume por primera vez en Francia en el siglo XVII, para sustituir el salsifí. A menudo se confunden estas dos raíces, si bien no pertenecen a la misma especie de planta.

Verduras olvidadas Salsifi negro
El salsifi Negro es una raíz vegetal cuya pulpa es muy rica en inulina, un hidrato de carbono que tendría un efecto protector contra ciertos tipos de cáncer (colon, mama (1)), y ayudar a prevenir el riesgo de diabetes tipo 2 (2).

Un estudio También demostró los beneficios antioxidantes de salsify negro (3) porque algunos de sus compuestos prevenir la formación de radicales libres.

Antes de comer, se debe pelar el salsifí negro. Para ello, se recomienda cocinar para ablandar la piel, al mismo tiempo que conserva su sabor.

También se recomienda comer lo más fresco posible para evitar que se vuelva fibroso.

Rábano negro

En la época de los faraones, el rábano era usada para refrescar y alimentar a los trabajadores que construían la pirámide de Giza.

Los botánicos creen que fueron los primeros rábanos cultivados por el hombre y los herbolarios han preferido utilizarlo con fines medicinales.

En la edad media, se usaba para purgar el cerebro y las vísceras de sus humores malignos.

Verduras olvidadas Rábano negro
Durante el Renacimiento, era usado para aliviar el dolor de los cálculos urinarios.

Además, durante algún tiempo, fue descrito como un buen remedio para el tratamiento de la bronquitis y la tos ferina.

Sólo a finales del siglo XIX, se comenzó a reconocer una vez más los beneficios del rábano negro.

Este pequeño vegetal tiene una cantidad significativa de vitamina C (114 miligramos por 100 gramos) y potasio (554 mg por 100 g) (1)

Su contenido antioxidante le permite tener un efecto preventivo en las enfermedades cardiovasculares (2, 3).

También podría actuar sobre el flujo de bilis y el colesterol (3, 4).

El rábano negro es un excelente purificador, y puede ser consumido de diversas maneras.

Así se puede encontrar como jugo, ampollas orales para tratamientos de salud. Finalmente, como sucede con otras variedades de rábano, su piel es comestible.
Verduras olvidadas Colinabo

Colinabo

El nombre del colinabo aparece en el siglo XVII. en ocasiones se conoce como manzana coliflor debido a su apariencia.

En ocasiones fácilmente se confunde con la rutabaga!

También es conocido con el nombre de colirrábano, col rábano, así como gongylodes que significa «rodilla».

En realidad, su parte carnosa asemeja a una planta de rodillas en el suelo.

Es otra de las verduras olvidadas debido al período posterior a la guerra, ya que durante ese período se consumía casi todos los días, evitando, así, la hambruna.

Algunos compuestos activos en este vegetal pueden prevenir la formación de tumores y promover su destrucción (1, 2, 3).

Es muy rico en vitamina C y cubre casi la totalidad de la consumo recomendado.

Vitamnina necesaria para la salud de los huesos, cartílagos y dientes.

Finalmente, el colinabo es muy bajo en calorías (19 calorías por 70 gramos), por lo que es especialmente apreciado para guardar régimen.

Colinabo, gracias a sus múltiples beneficios, debe ser un elemento esencial de nuestros menús.

Es muy fácil de cocinar y se adapta a todo tipo de platos. la versión en miniatura (tipo col de Bruselas) (de 2 a 3 cm) se puede cocinar entera con toda su piel.

El problema para que estas verduras olvidadas, desaparecieran del menú se debió a que durante la II guerra mundial, su consumo fue prácticamente diario, una vez terminada la guerra y en la medida que la población comenzó a tener acceso a otros productos fue normal que estas verduras fueran casi eliminadas del menú.

No obstante, ya la II guerra mundial es uno de los tristes recuerdos de la humanidad, ahora toca recuperar estas verduras olvidadas.

Para asegurar que no te pierdas los futuros artículos, puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter.

Demuestra que estas vivo, comentario abajo y haz saber tu criterio.

Lo más importante…Tu salud