Nuevas maneras para vencer la adicción de fumar

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Adicción de fumarFumar cigarrillos, puros o pipas, tabaco de mascar o el uso de tabaco puede llevar rápidamente a la adicción a la nicotina.

Unos 45 millones de personas en los Estados Unidos usan nicotina en alguna forma. Más de la mitad de los fumadores encienden su primer cigarrillo media hora después de despertarse y un 30% de los fumadores nunca han logrado estar una semana sin fumar.

La mayoría de los usuarios de tabaco desearían no haber tocado jamas el tabaco. Apenas el 5% tiene éxito en dejar de fumar al primer intento. Y, solo de un 3% a un 5% son capaces de mantenerse alejados del tabaco durante un año.

La adicción de fumar se desarrolla rápidamente y dura mucho tiempo. Adictos a las drogas dicen que es más factible renunciar a la cocaína y a la heroína que dejar de fumar.

En nuestra sociedad, es más fácil que la gente dependa del tabaco que prácticamente de un medicamento. En comparación con otras sustancias adictivas, el tabaco es relativamente barato, fácilmente disponible y socialmente aceptable (aunque esto está cambiando).

La nicotina no te degrada como otras sustancias hasta interferir con tu capacidad para funcionar.

Los consumidores de tabaco rápidamente se convierten en tolerantes de los efectos desagradables, tales como el mal sabor constante en la boca y el olor que exhalan.
Adicción de fumar
El cigarrillo es un dispositivo de liberación de químicos altamente eficaz, va directo a los pulmones, donde son absorbidos por la sangre, enviados al corazón y bombeados en las arterias y el cerebro.

El hábito se práctica regularmente y con frecuencia, un paquete por día, permite 75.000 exhalaciones al año, de esta forma se refuerza constantemente el comportamiento.
[Tweet «La nicotina es una de las sustancias mas adictivas»]
Hay buenas razones para no usar tabaco o dejar de hacerlo, es la causa de 1 de cada 7 muertes en los Estados Unidos, 1 de cada 3 entre las edades de 35 y 70. Fumar causa enfisema y bronquitis crónica.

Las mujeres que fuman durante el embarazo tienen una mayor tasa de aborto espontáneo.

El uso del tabaco aumenta considerablemente el riesgo de cáncer de pulmón, labio, lengua, garganta, mejilla, esófago, cuello uterino y vejiga.

Fumar aumenta la presión arterial, permite que se formen con facilidad coágulo de sangre, reduce el suministro de oxígeno al corazón y daña las paredes de las arterias.

Esas son las razones por las cuales fumar provoca más muertes por enfermedades cardíacas que los cánceres relacionados con fumar.
Adicción de fumar
Por ahora, incluso las compañías de tabaco están de acuerdo: fumar es malo para tu salud, de hecho, muy malo. Y el humo de segunda mano es una causa importante de muerte y discapacidad en las personas que no fuman.

Se esta progresando, más de 45 millones de estadounidenses han renunciado al tabaco y muchas comunidades prohíben fumar en lugares públicos.

No obstante esos avances, más del 20% de los adultos aún fuma y el hábito sigue siendo más frecuente en hombres que en mujeres. Trágicamente, miles de adolescentes empiezan a fumar cada día.

Podemos hacerlo mejor. Afortunadamente, ahora hay más formas que nunca antes para superar ese hábito.

Opciones de tratamiento para dejar de fumar

Hay cuatro estrategias básicas para dejar de fumar. Échales un vistazo y decide cuál es la mejor para ti.

La mayoría de los fumadores comienzan intentando dejar de fumar por sus propios medios, pero la mayoría terminan necesitando varios métodos y varios intentos antes de lograr poner fin a dicho hábito.
adicción de fumar

1. La adicción: Tus propios medios

Es mentira pensar que vas a lograr reducir el consumo poco a poco, casi todas las personas que han intentado seguir ese método, más temprano que tarde, vuelven a consumir su dosis habitual de nicotina.

El precio a pagar se llama síndrome de abstinencia y sin lugar a dudas es el camino a seguir, pero se necesita preparación. Y aun sin ayuda profesional, puede ser importante la cooperación de la familia y amigos. Aquí están algunos consejos:

  • Haz una lista de razones por las que debes dejar ese habito y otra lista de personas que lo han dejado.

    La primera lista te permitirá ver por qué dejar de fumar es importante y la segunda te mostrará que hay personas que no son más fuerte o más inteligente que tu y han tenido éxito.

    Ten a mano tus listas, de tal modo que cuando sientas que las fuerzas flaquean, puedas darle un repaso para recuperar la fortaleza.

  • Elige una fecha para dejar de fumar y cumple con esa fecha a rajatabla. En lo personal, te recomendaría comenzar el primer día de un mes cualquiera, a excepción de Diciembre, ese mes es complicado por tantas fiestas y sin darte cuenta, tus planes de dejar de fumar pueden irse al garete.

    Una vez que has comenzado, el día 1 del mes de Junio, tacha ese día antes de acostarte, al día siguiente, comenta con todo tu entorno que tienes 24 horas de no fumar y repite ese mismo procedimiento los 30 días del mes deJunio, te garantizo que lo vas a lograr.

    Procura evitar los períodos de estrés y evitar las fiestas, aunque peques un poco de antisocial, al final lograras tu objetivo.

  • Mientras llega la fecha de dejar de fumar, tirar tus ceniceros, limpia tu casa, coche y ropa y límpiate los dientes. sin darte cuenta, verás que fumar apesta.

  • Anticipate a los síntomas de abstinencia, tales como, molestias, inquietudes, irritabilidad, hambre, dolor de cabeza, ansiedad y somnolencia o insomnio.

    El malestar por lo general tiene sus picos durante una o tres semanas desde tu ultimo cigarrillo, para luego disminuir gradualmente.

    Para superar los momentos difíciles, ten a mano aperitivos bajos en calorías y chicles sin azúcar o caramelos para mantener la boca ocupada.

    Plan de desvíos agradables para mantener tu mente ocupada. Pensar en maneras para mantener las manos ocupadas.

  • Mantente alejado del humo de segunda mano. No pienses en fumar «sólo uno» un solo soplo es capaz de provocar la recaida.

  • Recompensa. Mete hasta la última moneda que gastabas en tabaco en una alcancía, veras que agradable es gastar ese dinero en un perfume, por ejemplo.
    Adicción de fumar

2.La adicción de fumar: apoyo conductual

Dejar de fumar es tu responsabilidad, aunque puede ser difícil, pero no tienes por qué estar solo. Muchos empleadores, planes de salud y hospitales ofrecen consejería individual o de grupo.

Grupos de apoyo que usan programas de 12 pasos se consideran uno de los pilares para el tratamiento de muchas formas de abuso de sustancias.

Los participantes asisten a un programa basado en reuniones frecuentes y regulares con personas que comparten el mismo problema y se les insta a ser honesto en la descripción de sus problemas.

Los miembros del grupo se apoyan mutuamente y dan ideas sobre cómo lidiar con su hábito.

La mayoría de grupos de apoyo no están dirigidos por profesionales de la salud. Por esta razón, existen pocos estudios de investigación, para evaluar su efectividad.

Adicción de fumar
Sin embargo, el programa de 12 pasos ha existido durante muchos años, claramente han ayudado a muchas personas y se fomenta su uso por la mayoría de los profesionales como parte del tratamiento de las adicciones, junto con una combinación de psicoterapia de apoyo y del comportamiento.

También está aumentando el número de medicamentos útiles para superar la adicción a fumar, al alcohol y a las drogas como los opiáceos.

La hipnosis es otra alternativa que ha ayudado a algunos fumadores a liberarse.

3. Venciendo la adicción: terapia de reemplazo de nicotina

El reemplazo de nicotina es un método seguro. La dosis de nicotina es menor que la de los cigarrillos y sin ninguna de las sustancias nocivas del tabaco, como el alquitrán, monóxido de carbono u otras.

Plan para comenzar la terapia de reemplazo de nicotina en el día que deja de fumar. Si eres un fumador empedernido, necesitará dosis más altas. Estima cuánta nicotina necesitas basado en un promedio de 1 a 2 miligramos (mg) de nicotina por cigarrillo.

Comienza con la dosis completa, luego tendrás que ir reduciendo gradualmente la dosis durante varios meses. Bajar la dosificación es más común que una sobredosis, pero debes evitar fumar durante el uso de terapia de reemplazo de nicotina.

Opciones para la terapia de reemplazo de nicotina:

  • Parches de nicotina: Están disponibles en las farmacias. Su aplicación es sumamente sencilla, basta con colocar cada día un parche sobre la piel limpia de forma ininterrumpida. Puedes dejarlo todo el día.

    Se trata de ir reduciendo la dosis cada uno o dos meses, a medida que baja tu adicción a la nicotina. Irritación leve de la piel es el efecto secundario más común.
    Adicción de fumar

  • Goma de mascar de nicotina (Nicorette): lo puedes encontrar igualmente en la farmacia. Usar la goma cuando te acomete un deseo fuerte de fumar, hasta 30 piezas por día. Trata de independizarte de la goma en tres meses si es posible. Algunas personas encuentran el sabor desagradable y otras desarrollan hipo o indigestión.

  • Pastillas de nicotina: También están disponibles sin receta médica. Una dosis típica sería una pastilla cada dos horas durante seis semanas, luego de dos a cuatro horas durante dos semanas, para finalizar con cada cuatro a ocho horas durante las últimas dos semanas.

    Efectos secundarios pueden incluir un sabor desagradable, náusea, indigestión u hormigueo de la boca.

  • Inhaladores de nicotina (inhalador Nicotrol): Están disponibles con receta médica. Cada cartucho ofrece un «soplo» de vapor que contiene 4 mg de nicotina. La dosis promedio es de seis a 16 cartuchos al día por 12 semanas, seguidos por una reducción gradual de dosis en las próximas 12 semanas.

  • Efectos secundarios pueden incluir irritación de la boca o la garganta y tos.

  • Aerosoles nasales de nicotina (Nicotrol NS): solo se pueden adquirir con receta médica. Cada aerosol entrega 0,5 mg de nicotina.

    Puede aplicar en cada fosa nasal cuando sientas urgencia por fumar, hasta un máximo de 10 aerosoles/hora o 80 al día durante tres meses. Efectos secundarios pueden incluir irritación nasal, estornudos, lagrimeo y tos.

Recuerda que el reemplazo de la nicotina funciona mejor cuando se combina con apoyo conductual, medicamentos recetados o ambos. Y para dejar de fumar siempre se requiere la respectiva dosis de buena voluntad.
Adicción de fumar

4. Medicamentos recetados para vencer la adicción de fumar

  • Bupropión (Wellbutrin, Zyban): Fue inicialmente aprobado para tratar la depresión y luego fue aprobado para dejar de fumar. No contiene nicotina y puede utilizarse en combinación con terapia de reemplazo de nicotina.

    Empezar a tomar bupropion una o dos semanas antes de la fecha que te has marcado para dejar de fumar.

    Posibles efectos secundarios pueden incluir sequedad en la boca y el insomnio, si bien son raros los casos, pero se pueden dar convulsiones.

  • Vareniclina (Chantix): Es el nuevo medicamento aprobado para dejar de fumar; Aunque la experiencia es todavía limitada, también promete ser el más eficaz.

    Bloquea los receptores de nicotina del cerebro estimulando también parcialmente estos receptores para reducir los síntomas de abstinencia de nicotina.

    La náusea es común y puede ocasionar problemas de sueño. Informes de accidentes y anormalidades visuales también están siendo investigados por la FDA. Se necesitan más investigaciones.

Relacionado: Adicción: ¿Por qué el cerebro prefiere la cocaina al brócoli?

Sería fantástico si compartieras esta entrada en tus redes sociales me ayudarías a llegar a más gente.

Lo más importante…Tu salud

Jacobo