la influencia de la dieta en el parto prematuro

[Total: 0   Promedio: 0/5]
la influencia de la dieta en el parto prematuro
Peras, tiene un delicado sabor y muy rica en nutrientes

la influencia de la dieta en el parto prematuro

Cuando una mujer toma la decisión de tener un hijo, es el momento ideal para analizar si dicho proceso biológico se llevará a cabo en las condiciones óptimas, de tal forma que el nuevo ser que venga al mundo pueda ser gestado de forma normal y que garanticen su salud. Dicho de otra forma, si la futura madre ha tenido un estilo de vida desenfrenado, así como una dieta basada en azúcares, grasas y comida rápida, las probabilidades que de a luz en forma prematura son del 50%, además que la supervivencia del recién nacido se complica, no ya los resultados de salud a largo plazo.
Esta es la conclusión de los investigadores de la Universidad de Adelaida, Australia, quienes han confirmado que una dieta pobre antes de quedarse embarazada aumenta las probabilidades de tener un parto prematuro, corroborando de esta forma estudios previos sobre dicha problemática. Dicha conclusión se pudo establecer luego de que se investigaron los patrones dietéticos de más de 300 mujeres del sur de Australia, para comprender mejor los hábitos antes del embarazo.
Los resultados, demuestran que las mujeres con una dieta alta en proteínas y frutas antes de quedar embarazadas fueron menos propensas a tener un parto prematuro, mientras que quienes mantuvieron una dieta basada en su mayor parte en grasas y azúcares, así como alimentos fast food tuvieron aproximadamente un 50% de probabilidades de tener un parto prematuro.
El parto prematuro es la principal causa de enfermedad infantil y ocurre aproximadamente en uno de cada 10 embarazos a nivel mundial. Entender mejor las condiciones que conducen al parto prematuro será importantes para ayudar a mejorar la supervivencia y los resultados de salud a largo plazo para los niños, comento la investigadora principal, la Dra. Jessica Grieger, investigadora postdoctoral del Robinson Research Institute, con sede en el Hospital de Lyell McEwin.
En el estudio, las mujeres que comieron alimentos ricos en proteínas como carnes magras, pescado y pollo, así como frutas, granos enteros y verduras, tuvieron menor riesgo de parto prematuro, por otro lado, las mujeres que consumieron principalmente alimentos como comida para llevar, patatas fritas, pasteles, galletas y otros alimentos altos en grasas saturadas y azúcar fueron más propensas a tener niños prematuros, comento la Dra. Grieger, de ahí la importancia de consumir una dieta saludable antes y durante el embarazo para apoyar un resultado óptimo tanto para la madre como para el recién nacido.