Procedimiento ante un ataque de asma

[Total: 0   Promedio: 0/5]

¿ Cuál es el procedimiento ante un ataque de asma ?

¿Cuál es el procedimiento ante un ataque de asma?

El asma es una enfermedad que inflama las vías respiratorias, lo que dificulta que se pueda respirar con normalidad. Hay una amplia variedad de factores desencadenantes del asma, como el polvo y la piel de las mascotas, que provocan liberación de histamina por parte del cuerpo como un mecanismo de defensa, causando inflamanción y estrechez en las vías respiratorias.

Por lo general es necesario tratamiento mediante medicamentos para aliviar los síntomas de un ataque de asma. La sensación general de falta de aire, es uno de los principales síntomas de un ataque de asma.

El estrechamiento de las vías respiratorias provocará que el pecho tome una característica especial de rigidez, causando una sensación de opresión en esa región del cuerpo. Los ataques de tos pueden acompañar a los síntomas antes mencionados, junto con sibilancias causados ​​por la obstrucción al respirar.

Posiblemente se presente un cuadro de cianosis en los labios, las extremidades y en la punta de los dedos. Estos síntomas son similares a otros trastornos respiratorios graves, por lo que es importante hablar con la víctima y su entorno para averiguar si sufren de otros trastornos.

El primer paso en presencia de un ataque de asma es sentar a la persona, procurar la mayor comodidad, permitiendo que la presión sobre el sistema respiratorio disminuya al estar sentado y en calma.

Una vez que se sabe a ciencia cierta que se esta desarrollando un ataque de asma, es imperativo buscar la medicación del paciente, que por lo general tiene forma de un pequeño inhalador cilíndrico azul/marrón, que siempre acompaña a los enfermos de asma.

El paciente debe ser animado a usar su medicación en la forma que acostumbra, cada dos minutos durante un máximo de diez inhalaciones, llamando de inmediato a los servicios de emergencia si no hay acceso a la medicación o si después de diez inhalaciones no hay ninguna mejoría en los síntomas del enfermo.

Al igual que con la mayoría de las condiciones, el procedimiento ante un ataque de asma no siempre funciona. La principal falla con la cuál se topa es la falta de acceso a la medicación de la víctima.

Esto puede deberse a que se han olvidado llevarlo con ellos, o posiblemente como resultado de no haber sido diagnosticado con la enfermedad. Los inhaladores son vitales en el alivio de los síntomas de un ataque. La respiración de un paciente se hará más y más trabajosa sin medicación, hasta un punto en el que incluso podrían sufrir un paro cardíaco.

Las personas que han recibido formación en primeros auxilios necesitan estar preparados para iniciar resucitación cardio pulmonar (RCP) en caso de un paro cardíaco.

Por suerte, parece que se esta preparando una nueva vacuna, podría ayudar a detener los ataques de asma, basada en el principio de estimular mediante impulsos eléctricos a través de la piel el sistema inmune, aumentando de esa forma la cantidad de células auxiliares, que luchan contra los efectos nocivos que causan los ataques de asma.