Cáncer de útero – ¿Qué probabilidades de curación existen?

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Cáncer deúteroEl cáncer uterino es también conocido como cáncer de útero o de endometrio y cáncer del revestimiento del útero.

  • Uno de los cánceres ginecológicos más comunes en las mujeres es el cáncer uterino (matriz).
  • El cáncer del revestimiento del útero (endometrio) es la forma más común.
  • La curación del cáncer de útero tiene una tasa muy elevada.

Relacionado: Efectos secundarios visibles debidos al tratamiento del cáncer de mama

El útero (matriz) es parte del sistema reproductor femenino. Su forma recuerda la de una pera invertida y se asienta dentro de la pelvis.

Es en el útero donde el óvulo fecundado se desarrolla hasta convertirse en bebé.

Las tasas de incidencia están aumentando en un 1% cada año.

Sin embargo, las técnicas de diagnóstico permiten detectarlos de forma precoz, de tal modo que las probabilidades de supervivencia son muchísimas.

Aunque este tipo de cáncer se produce predominantemente en mujeres mayores de 50 años (90 por ciento de los casos diagnosticados), el incremento de las las tasas es más pronunciada en mujeres más jóvenes.
Cáncer de útero o uterino
La epidemia de obesidad se cree que es un factor importante para dicho aumento.

Causas del cáncer uterino

Se desconocen las causas exactas que dan origen al cáncer uterino. Sin embargo, algunas cosas parecen causar aumento en el riesgo en las mujeres, entre ellas:

  • Edad: Es más común en mujeres de edad mayores de 60 años
  • Postmenopausia: El cáncer del útero es más común en mujeres que han pasado por la menopausia
  • Hiperplasia endometrial, una condición benigna que ocurre cuando el endometrio crece demasiado grueso
  • No tener hijos o ser estéril
  • Períodos temprano (antes de los 12 años)
  • Presión arterial alta (hipertensión) y diabetes
  • Sobrepeso
  • Antecedentes familiares de cáncer de ovario, endometrio, mama o intestino
  • Radiación pélvica anterior para el cáncer
  • Tumores de ovario o síndrome de ovario poliquístico
  • Tomar hormona de reemplazo para el estrógeno sin progesterona
  • Usar la droga tamoxifen para el tratamiento del cáncer de mama.

Ya que el tamoxifeno aumenta el riesgo de cáncer uterino, habría que sopesar los beneficios en el tratamiento de cáncer de mama.

Si este detalle es de preocupación, hay que hablar de este riesgo con el médico.

El cáncer del revestimiento del útero no es causado por la actividad sexual y no se transmite por esta vía.

Muchas mujeres que tienen factores de riesgo no desarrollan cáncer uterino, y algunas mujeres llegan a desarrollarlo aún y cuando no tienen ninguno factor de riesgo.

Síntomas del cáncer de útero

El síntoma más común del cáncer del revestimiento del útero es el sangrado vaginal inusual, sobre todo si se produce después de la menopausia.

Algunas mujeres experimentan una secreción acuosa, que puede tener un olor ofensivo.

El sangrado anormal o descarga pueden ocurrir por otras razones, pero lo mejor es consultar con el médico.

Otros síntomas pueden incluir molestias o dolor en el abdomen, micción difícil o dolorosa, y dolor durante las relaciones sexuales.
Cáncer uterino
El médico debe examinar y prescribir exámenes para descartar la existencia del cáncer.

Tipos de cáncereres del revestimiento del útero

La mayoría de los casos de cáncer uterino son del tipo de revestimiento del útero (endometrio).

Sin embargo, algunos tipos de cáncer crecen en las capas musculares del útero.

Los dos tipos de cáncer uterino son sarcomas y cáncer de endometrio uterino.

  1. La mayoría (alrededor de tres cuartas partes) de los cánceres uterinos comienzan en el endometrio e incluyen:

    • Adenocarcinoma
    • El carcinoma adenoescamoso, carcinoma seroso y el carcinoma de células claras – estos tres subtipos crecen más rápidamente y suelen ser más agresivos que el adenocarcinoma.
  2. Los sarcomas uterinos se desarrollan en el músculo del útero (miometrio) o en el tejido conectivo de soporte del endometrio, conocido como estroma.

    Hay tres tipos de sarcomas uterinos:

    • sarcoma endometrial estromal
    • Sarcoma de Müller o carcinosarcoma
    • Leiomiosarcoma

    Estos tipos son raros, y son más propensos a propagarse rápidamente a otras partes del cuerpo.

Cáncer uterino

Diagnóstico del cáncer uterino

Las pruebas utilizadas para diagnosticar el cáncer del útero son:

  1. Exploración física: para comprobar el abdomen para la hinchazón
  2. Ecografía transvaginal: Para mirar el tamaño de los ovarios, el útero y el grosor del endometrio
  3. Biopsia: Se retira una parte de tejido para ser analizada con un microscopio. Esto se puede hacer de varias maneras, entre ellas, por dilatación y curetaje (D y C
  4. Radiografías y otras exploraciones: Como la tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM)
  5. Exámenes de sangre: Para comprobar el estado general de salud y ayudar a tomar decisiones sobre el tratamiento.

Los resultados del examen pueden tardar algunos días, así que es muy natural sentir ansias mientras se espera para conocer los resultados.

Hablar con un familiar o amigo cercano acerca de cómo se siente, es siempre una ayuda valiosa.

Cáncer uterino

Tratamiento del cáncer de útero

La mayoría de los cánceres de útero se diagnostican y se tratan antes de que el cáncer se haya diseminado. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Cirugía: Esta es el primer y más importante tratamiento para casi todas las mujeres con cáncer de útero. Implica la extirpación del útero (histerectomía), las trompas de Falopio o los ovarios (o ambos). Si el cáncer ha invadido las paredes musculares del útero, también se eliminarán los ganglios linfáticos en el interior de la pelvis y el abdomen. Cuando el cáncer se ha propagado al cérvix (cuello del útero), una pequeña parte de la vagina superior y el cuello uterino también deben ser eliminados.

  • Radioterapia: Puede ser externa (mediante una máquina que dirige los rayos X hacia la parte del cuerpo que necesita tratamiento) o interna (un implante radiactivo se coloca dentro del cuerpo cerca del cáncer). La radioterapia puede administrarse sola, antes o después de la cirugía.

  • Terapia hormonal: Debido a que el cáncer del útero es sensible a las hormonas, se pueden usar fármacos bloqueadores de estrógeno como tratamiento, cuando el cáncer reaparece o se ha diseminado.

  • Quimioterapia: Implica el uso de fármacos contra el cáncer que se inyectan en las venas, que matan las células cancerosas deteniendo su multiplicación. Esta es una opción utilizada en algunas ocasiones para ayudar a controlar los cánceres uterinos en etapa avanzada.

  • Terapias complementarias y alternativas: Cuando se usa junto con el tratamiento convencional contra el cáncer, algunas de estas terapias pueden hacer que la paciente se sienta mejor y mejorar su calidad de vida. Otros pueden no ser tan útiles y en algunos casos pueden ser perjudiciales.

Cáncer uterino
Todos los tratamientos pueden tener efectos secundarios. El equipo médico analiza esto con la paciente antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento.

La sexualidad y el cáncer de útero

Tener cáncer uterino y su tratamiento pueden afectar la manera en que te sientes acerca de tu cuerpo, quién eres, tus relaciones, la forma en que te expresas sexualmente y tus sentimientos sexuales (sexualidad).

Relacionado: Solo para mujeres: Síntomas de cáncer que probablemente ignoras

Estos cambios pueden ser muy molesto. También podrías estar muy preocupada por el efecto que puede tener en tus relaciones personales.

Tal vez resulte difícil o embarazoso hablar sobre el cáncer y la sexualidad. Sin embargo, la mayoría de los médicos y las enfermeras son muy comprensivos, e incluso, si son incapaces de ayudar, pueden referir a un médico o terapeuta especializado en problemas sexuales.

Ayuda a ser lo más abierto posible con tu esposo o pareja acerca de hasta que punto te afecta el cáncer uterino.

Para asegurar que no te pierdas los futuros artículos, puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter.

Demuestra que estas vivo, comentario abajo y haz saber tu criterio.

Lo más importante…Tu salud
Tipos de cáncereres del revestimiento del útero