Los tratamiento de las hemorroides trombosadas

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Tener hemorroides es bastante malo.

Los tratamiento de las hemorroides trombosadas ayuda a superar el infierno sobre la tierra.

Pero cuando se vuelven trombosadas, es cuando comienza el infierno.

Haber sufrido de hemorroides externas en su cuarto grado durante años y en más de una ocasión con trombosis, me permite dar fe de ello.

Los tratamiento de las hemorroides trombosadas
En este artículo voy a explicar algunos detalles de las hemorroides trombosadas y cómo lidiar con ellas.

Eso si, tenga en cuenta que no hay cura, pero estos consejos te podrían hacer la vida un poco más tolerable.

¿Qué son las hemorroides trombosadas?

La trombosis ocurre cuando se forma un coágulo en una hemorroide externa que ha prolapsado fuera del canal anal. El coágulo de sangre se vuelve muy duro, lo que llaman una trombosis. Esta condición es muy dolorosa. Si usted los ha tenido sabe exactamente de que estoy hablando. Al mal de la hemorroide se le suma una trombosis, de ahí el nombre.

¿Qué hacer mientras tanto?

Bueno, lo primero por hacer es evitar el pánico, la condición, aunque extremadamente dolorosa, no es grave, de tal forma que no va a ser causa de muerte y con el tiempo desaparecerá por sí sola.

Sí, a veces es cuestión de días hasta de una semana, pero se aclarará. Sin embargo, si el dolor es insoportable, hay algunas cosas que puede hacer.

Probablemente lo mejor para una trombosis es el hielo.

La pega es que poner la piel desnuda en contacto con el hielo directo, sobre todo en esa zona, es muy incómodo.

Para algunas personas podría ser más doloroso aún, pero, si se soporta es muy eficaz, en todo caso tome el hielo y envuélvalo en un material tan delgado como sea posible.

Evite envolverlo en una toalla, ya que debe ser lo suficientemente frío como se pueda humanamente soportar.

Hay que mantener el hielo aplicado directamente sobre la trombosis y mantenerlo en esa posición durante todo el tiempo que pueda.

Prueba a espaciar y que sean períodos cortos de unos diez segundos, mantén el hielo sobre la trombosis, cuenta hasta 10, retira el hielo, vuelva a contar hasta diez y repite.

Prueba este método durante unos 20 minutos.

Si puedes soportarlo, deberías notar de inmediato una mejoría en la hinchazón.

En todo caso el propio hielo adormecerá el área y traerá al menos un poco de alivio.

Otra cosa que puede hacer es tratar de empujar la parte posterior hemorroidal dentro del canal, es muy doloroso si la hemorroide esta trombosada pero una vez de vuelta en el interior, el dolor desaparecerá y el coágulo debería comenzar a sanar.

Como último recurso, si no puede soportar el dolor, busca ayuda médica, ellos están capacitados y pueden hacerlo con las mínimas molestias dependiendo de la gravedad de la afección, aunque debe saber que siempre vuelven a salir.

Esos son algunos de los tratamiento de las hemorroides trombosadas que le pueden permitir un día a día más llevadero.

Buena suerte y espero que pueda controlar esa condición que le aflige.

2 comentarios en “Los tratamiento de las hemorroides trombosadas”

  1. Hola, te has curado ya de las hemorroides trombosadas?

    Yo tuve que ir a urgencias y el doctor me dio tratamiento y ha mejorado, al quinto día quise ir a una doctora especializada en este tema y después de examinarme me ha dicho que debo operarme así que me he asustado muchísimo por lo de la operación.

    Además que debe de ser caro, voy a tomar los sobres flevinec que dicen que es buenísimo para curarlas desde dentro, o acudir a mi doctora a ver cual puede ser la solución.

    Dicen que es peligroso si no te operas rápido,tu has tenido que operarte o has conseguido superarlo con medicacion?

    Espero puedas responderme ya que hace tiempo de este post,un saludo

    Responder
    • Hola Luna!
      A ver, yo padecí allá por 1984 de hemorroides de primer grado, luego tuve un brote fuerte en el 2007 y logre controlarlas mediante una preparación herbaria.

      Lo que son las hemorroides trombosadas a Dios gracias, jamás las he llegado a sufrir, no obstante, mi consejo es que hagas todo lo humanamente posible por la cirugía.

      Lo único es su precio, pero al estar ubicadas donde se ubican, no hay riesgo alguno para la vida, ya que como debes saber, no afectan a ningún órgano que podría poner en peligro tu vida.

      Las hemorroides trombosadas te pueden afectar la vida de distintas maneras y una vez que llegan al nivel de trombosis, es vital operarse y hasta donde yo se, es la única manera para superar dicho problema.

      Esos sobres que mencionas, yo los miraría con lupa.

      Gracias por comentar.

      Jacobo

      Responder

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *