Resistencia a los antibióticos y el resfriado común

[Total: 1   Promedio: 5/5]

La resistencia a los antibióticos es un fenómeno que preocupa cada vez más a la comunidad médica, de forma específica y a la población en general.

Resistencia a los Antibióticos y el Resfriado Común

Los antibióticos son un tipo muy común de medicación – que también pasan por ser muy mal comprendidos.

Si bien son eficaces en el tratamiento de muchas infecciones bacterianas, los antibióticos no tratan enfermedades virales (como el resfriado y la gripe) y han sido utilizados de forma excesiva durante años.

Debido a este uso desmedido, ahora debemos enfrentarnos al problema de la resistencia a los antibióticos.

Esto significa que los antibióticos que hemos utilizado durante tanto tiempo ya no son eficaces en el tratamiento de las bacterias para las que fueron diseñados para erradicar.

Entonces, ¿por qué seguimos usando antibióticos para enfermedades virales?

Hay un par de razones, ninguna de las cuales son particularmente buenas.

  • Los pacientes se frustran con sus síntomas y presionan a los médicos para que prescriban antibióticos.
  • Los médicos creen que los pacientes esperan que los antibióticos, aun y cuando no los exijan o pidan.

Algunas de las razones por las cuales la gente cree que los antibióticos son necesarios incluyen:

  • Fiebre
  • Síntomas que duran más de 5 días
  • Drenaje nasal de color no tan claro como el normal
Resistencia a los Antibióticos y el Resfriado Común

Sin embargo, ninguna de estas razones son validas para tomar antibióticos.

La razón es que ningún indicio apunta a que la enfermedad es causada por una bacteria.

Está claro que se necesita mucha educación tanto para el público como para los médicos.

Aunque la mayoría de los médicos saben que los antibióticos no tratarán las enfermedades virales, necesitan estar mejor equipados para educar a sus pacientes sobre la resistencia a los antibióticos.

Enfermedades que ameritan el uso de antibióticos

Algunas enfermedades comunes que a menudo requieren tratamiento con antibióticos incluyen:

  • Estreptococo
  • Neumonía
  • Algunas infecciones del oído (aunque hay cada vez más pruebas de que la mayoría de las infecciones del oído se resuelven sin antibióticos)
  • Infecciones del tracto urinario
  • Infecciones de los senos

Enfermedades que no deben ser tratadas con antibióticos

Las enfermedades virales que no pueden ni mucho menos deben ser tratadas con antibióticos incluyen:

Resistencia a los Antibióticos y el Resfriado Común
  • Resfriados
  • Gripe
  • La mayoría de erupciones
  • Tos por muy exagerada que sea

Cambiar la forma en que la gente mira los medicamentos y las enfermedades no es una tarea fácil.

La Resistencia a los antibióticos se debe al uso indiscriminado

En el pasado, se pensó que aun y cuando un antibiótico no aportara ninguna ayuda a una pronta recuperación del paciente, tampoco le haría daño alguno.

Pero ahora sabemos que lo contrario es cierto.

Mediante la prescripción de estos antibióticos con tanta frecuencia y sin necesidad, las bacterias se han vuelto más fuertes y más resistentes a los medicamentos que tenemos.

Eso, por no mencionar el efecto de los antibióticos en el microbioma intestinal.

Esto hace necesario que el desarrollo de nuevos fármacos sean cada vez más potentes, lo que suelen plantear efectos secundarios más graves – y nadie quiere eso.

Lo peor de todo es la realidad de que las bacterias pueden y desarrollarán resistencia a todos los antibióticos disponibles, dejándonos con infecciones que no podemos tratar.

La Resistencia a los antibióticos se debe a su uso indiscriminado

Si no hay cambios significativos en la forma de tomar y prescribir antibióticos, esto sucederá más pronto que tarde.

Últimas palabras en torno a la resistencia de los antibióticos

Así que la próxima vez que te enfermes y sientas que necesitas antibióticos, considera la situación y habla con el médico.

Si él o ella te dice que tienes un virus, no presiones por antibióticos.

La enfermedad viral típica dura entre 7 y 10 días, que también es la misma cantidad de tiempo necesaria para que el tratamiento típico con antibióticos sea totalmente eficaz.

De cualquier manera, deberías mejorar en una semana.

Y evitar antibióticos te ayudará a prevenir efectos secundarios desagradables y enfermedades potencialmente más graves en el futuro.

COMPARTE en tus redes sociales, nunca se sabe!

Recomendado: Enfermedades inflamatorias Crohn y colitis ulcerosa

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

¿Has sufrido el efecto de la resistencia a los antibióticos?