Cuál es la diferencia entre el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia

[Total: 1   Promedio: 1/5]

¿Existen diferencias entre el Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia?
Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia problemas de memoria
Ambas condiciones afectan a muchas personas, incluidos los médicos, las personas que padecen estos trastornos, así como la familia y los amigos que se preocupan por ellos.

Algunos médicos tratan la fibromialgia (también llamada síndrome de fibromialgia, o FMS) y el síndrome de fatiga crónica (Encefalomielitis Miálgica O EM/CFS) por separado, mientras que otros creen que en realidad son el mismo trastorno — o, cuando mucho, variaciones de la condición.

Según la Arthritis Foundation, la investigación demuestra que entre 50 y el 70 por ciento de personas diagnosticadas también caben en los criterios para la otra condición.

Esto podría deberse a un par de factores:

  1. Sus similitudes
  2. El solapamiento sustancial entre ellos (es decir, personas que tienen ambas condiciones)
  3. Falta de pruebas de sangre definitivas o escáneres para diagnosticarlos

Síndrome de fatiga crónica y fibromialgia

Las siguientes son las semejanzas y las diferencias de estas dos enfermedades, consideradas desde distintos enfoques.

Se sabe que el Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia tienen muchos síntomas en común.
Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia Dolor crónico generalizado
Entre ellos:

  • Fatiga
  • Dolor crónico generalizado
  • Sueño no reparador
  • Dificultades cognitivas (de pensamiento y razonamiento) o de memoria
  • Mareos y coordinación deteriorada (movimientos torpes)

Desencadenantes del síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia

Muchos desencadenantes de los síntomas son los mismos, tales como:

  • Estrés (físico o psicológico)
  • Lesiones
  • Enfermedad aguda
  • Sueño peor de lo usual
  • Esfuerzo

También están relacionados con muchas de las condiciones que comúnmente se solapan

Las condiciones que se solapan entre el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia son muchas.
Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia insomnio
Destacan:

  • Ansiedad y/o depresión
  • Síntomas del síndrome de intestino irritable (como hinchazón, diarrea y/o estreñimiento)
  • Dolores de cabeza crónicos
  • Síndrome de articulación temporomandibular (ATM)

¿Por qué las similitudes entre el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia?

La teoría predominante es que existen características subyacentes comunes.

El «jefe» de todas ellas es la desregulación de múltiples productos químicos del cerebro llamados neurotransmisores.

A lo largo de los años, los investigadores han dado distintas clasificaciones para el síndrome de fatiga crónica, para la fibromialgia, y condiciones similares, tales como síndromes somáticos funcionales, enfermedades multisistemas, desordenes neuro-inmunes, y desordenes neuro-endocrino-immune.

Más recientemente, otro término ha aparecido en escena y aparece ser aceptado más fácilmente por la comunidad médica es el central sensitivity syndrome o CSS.

Los CSS tienen una característica clave en común — todos ellos implican al sistema nervioso central que se ha vuelto muy sensibles a distintos factores.
Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia Lesiones
Dependiendo de la condición, podrías ser sensibles al tacto, a la temperatura, a ciertos alimentos, a productos químicos, a fragancias, al ruido, a la luz, y a una gama de otros factores ambientales.

Todas las condiciones solapadas mencionadas arriba caen bajo este término paraguas, como lo hacen varios otros.

Diferencias: síntomas y condiciones solapadas

Las diferencias en síntomas a menudo no tienen más de un grado de separación.

Por ejemplo, el síntoma primario en el síndrome de fatiga crónica ( EM/CFS ) es la fatiga, mientras que el síntoma primario de la fibromialgia ( FMS ) es dolor.

Sin embargo, ambas condiciones pueden implicar fatiga y dolor.

El síndrome de fatiga crónica probablemente esté más asociado a síntomas como la gripe, incluyendo:

  • Dolor de garganta
  • Glándulas inflamadas
  • Fiebre recurrente de bajo grado

En la fibromialgia siempre hay dolor, incluyendo hiperanalgesia (dolor amplificado) y a veces alodinia táctil (dolor al tacto ligero).

Muchos casos de EM/CFS incluyen uno o ambos de estos tipos de dolor, también.
Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia estrés
Sin embargo, el FMS implica otros tipos de dolor que no son comunes a la EM/CFS.

Ambas condiciones implican una reacción extrema al esfuerzo, pero esto típicamente es mucho más profundo en EM/CFS y se llama malestar post-esfuerzo.

Mientras que estas dos condiciones comparten muchas condiciones traslapadas, FMS está vinculado a varias condiciones de dolor y trastornos del sueño que parecen no tener vinculación a la EM/CFS.

Similitudes: tratamiento

Con tantos síntomas similares y una característica importante en común, no debe causar ninguna sorpresa que el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia se traten a menudo de la misma manera.

Por ejemplo, los doctores frecuentemente prescriben los mismos fármacos para ellos, incluyendo:

  • Antidepresivos SSRI’s/SNRI’s
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Prescripciones como ayudas para el sueño
  • Analgésicos

Otros tipos de tratamientos que pueden ser recomendados para ambas afecciones incluyen:

  • Acupuntura
  • terapia cognitivo-conductual
  • Masajes u otros tipos de terapias corporales

Diferencias: tratamiento

Una vez más, las diferencias no son extremas cuando se trata de tratamiento.
Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia Dolor de garganta
En la fibromialgia, el tratamiento tiende a centrarse más en el alivio del dolor. En el síndrome de fatiga crónica, sesga más hacia el manejo de la fatiga.

Sin embargo, a menudo son las mismas drogas y otros tratamientos que ayudan con ambos síntomas.

Una diferencia importante es que algunos médicos creen que la EM/CFS está relacionada a ciertos virus, y pueden prescribir fármacos antivirales.

Sin embargo, es una excepción a la regla, ya que la mayoría de los médicos no están convencidos del componente viral.

Similitudes: diagnóstico

La forma en que se diagnostican ambas condiciones es otra similitud.

Ambos son diagnosticados por exclusión, lo que significa que no tienen el tipo de pruebas diagnósticas que esperamos normalmente.

Recomendado: Hipotiroidismo Y La Fibromialgia – Solapamiento De Síntomas!
Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia Acupuntura
Ningún examen de sangre o análisis puede decir si tienes o no FMS o EM/CFS.

En lugar de ello, los médicos dependen en gran medida de factores como los síntomas que tienes y pruebas para descartar condiciones que causan síntomas similares.

Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia: diferencias de diagnóstico

El diagnóstico por exclusión de la EM/CFS es todo lo que tenemos y es ampliamente aceptado.

Algunos médicos han desarrollado sus propios métodos de diagnóstico que dicen ser efectivos, pero ninguno ha sido probado de manera efectiva o aceptados por la comunidad médica.

FMS tiene un par de pruebas, pero no son pruebas médicas del tipo estándar.

El primero se llama examen de punto de licitación. Básicamente, un médico busca ciertos síntomas acompañados de dolor en sitios específicos alrededor del cuerpo.

Otro método de diagnóstico implica un conjunto de síntomas junto con respuestas a un cuestionario.

Las investigaciones sugieren que ambos métodos son bastante efectivos para diagnosticar el FMS y para diferenciarlos de condiciones similares.

Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia hierbas

Similitudes: percepciones

Las percepciones son temas importantes para estas condiciones.

Ambas se han enfrentado al escepticismo generalizado de la comunidad médica, la comunidad legal y la sociedad en general.

Incluso después de décadas de investigación médica, todavía puedes encontrar algunos médicos u otros trabajadores de la salud que no «creen» en una o en ambas condiciones.

Esto puede llevar a un tratamiento inadecuado y, en casos extremos, incluso hostilidad y ridículo hacia la persona enferma.

Los jueces que no creen en ellas pueden negar las reclamaciones al seguro social por incapacidad.

En materia de divorcio y custodia, estos diagnósticos se han utilizado para apoyar las afirmaciones del cónyuge de que la persona enferma está «loca».

Innumerables matrimonios, relaciones románticas, amistades y lazos familiares han sido destruidos por malentendidos o incredulidad hacia el síndrome de fatiga crónica o la fibromialgia.

Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia nutrición

Diferencias: percepciones

La diferencia en las percepciones han ido creciendo con el tiempo.

Solían estar al mismo nivel. Sin embargo, se dio la aprobación por la FDA de la primera droga para la FMS, lYrica (pregabalina) en 2007.

Lo que ha tenido un efecto legitimador en la condición.

Desde entonces, FMS se ha vuelto mucho más aceptada médicamente, legalmente y socialmente de lo que solía ser.

Así se ha empezado a facilitar las cosas a las personas enfermas.

Lamentablemente, CFS todavía no tiene medicamentos aprobados por la FDA, así que si bien al día de hoy está menos estigmatizada de lo que una vez fue, su aceptación es mucho más lenta.

Se cree que el nombre de «síndrome de fatiga crónica» es una causa importante de este problema, porque suena como si alguien estuviera cansado y necesitara una buena siesta.

Es por eso que algunos investigadores, pacientes y grupos de apoyo han presionado para que se añada al nombre ME y existe la esperanza de que algún día reemplace «CFS» por completo.

Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia fertilidad
Un informe médico importante publicado en 2015 podría ayudar a legitimar ME/CFS para el grupo escéptico restante.

La parte más significativa es que formalmente la ME/CFS se ha reconocido como enfermedad en lugar de síndrome.

Queda por ver cuál será su impacto a largo plazo.

¿Importan las diferencias entre el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia?

En realidad, algunos expertos dicen que las diferencias entre el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia probablemente no importan tanto.

¿Por qué?

Principalmente porque los tratamientos son sumamente similares.

Si el diagnóstico A y el diagnóstico B conducen al mismo tratamiento, ¿Importa cuál de ellos tenga?

Sin embargo, a medida que aprendemos más sobre ellas, las diferencias pueden aumentar de forma significativa.

Si los tratamientos varian con el tiempo, basándose en la forma que afectan al cuerpo y no en los síntomas, podríamos terminar con medicamentos que funcionan mucho mejor para una u otra condición.

Hasta entonces, habrán más similitudes que diferencias y enfrentaremos la misma situación: vivir con una enfermedad crónica potencialmente debilitante, y buscando tratamientos que ayuden a aliviar los muchos y muy similares síntomas de las personas que sufren dichas condiciones.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Las mujeres y las enfermedades del corazón – asesino número 1 de mujeres

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Estoy seguro que han quedado despejadas las dudas que pudieras tener sobre el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia!
Síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia Analgésicos