Sacudiendo el mito moderno: Cuando la restricción de la sal puede estar justificada

[Total: 1   Promedio: 5/5]

La evidencia universal para la restricción de la sal es débil.
restricción de la sal Estrés crónico y ácidos grasos Omega 3
Peor aun, a menudo es contradictorio!

A través de las diferentes culturas, el consumo de sal sea correlacionado débilmente con la presión arterial o los riesgos cardiovasculares.

Es decir, se ha asociada con resultados negativos para la salud.

Ya sea debido a un bajo o un elevado consumo de sal.

Como recomendación general, parece que la restricción de la sal en la mayoría de las personas puede ser tanto innecesaria.

Incluso, podría ser nociva a largo plazo.

La mayoría de las personas no tienen razones para restringir la sal a los niveles recomendados por diversas organizaciones de salud.

Sin embargo, según datos clínicos y poblacionales, existen condiciones de salud en las que la restricción de la sal puede ser necesario.

Generalmente, son personas que padecen graves problemas de salud.

Particularmente disfunción renal.

Y los datos que apoyan la restricción de la sal en estos individuos son algo controvertidos.

Restricción de la sal cuando hay deterioro en la función renal

Para las personas que tienen presión arterial alta, hay evidencia que algunos hipertensos heredan sensibilidad a la sal.
restricción de la sal - exceso de calcio
Causada principalmente por el transporte de sodio cuando hay daño en un riñón.

La comprensión de los mecanismos de sensibilidad a la sal es todavía bastante difuso.

Pero sí se sabe que ciertas personas son mucho más sensibles a las fluctuaciones de la sal dietética.

Las personas que muestran este rasgo tienen una respuesta significativa de la presión arterial a un elevado consumo de sal y sería probablemente beneficioso restringir la sal.

Sin embargo, se cree que el consumo de potasio puede afectar grandemente estos efectos.

Llegando incluso a eliminar los síntomas de sensibilidad a la sal. (1, 2)

La restricción de sal en enfermos renales crónicos

Aunque la evidencia es mixta, los pacientes con enfermedad renal crónica pueden tener mejores resultados al restringir la sal. (3)

De hecho, la sensibilidad a la sal es dosis-dependiente y se suprime cuando aumenta el potasio dietético dentro de un valor normal.

Así que estas personas pueden obtener mayor beneficio al incluir más potasio en lugar de limitar el sodio.

Las personas que sufren deficiencia renal típicamente muestran una reducción en las tasas de filtración glomerular.

Razón por la cual pueden tener mayor dificultad para eliminar niveles elevados de sodio.

Es posible que el consumo cada vez mayor de sal dietética sea tóxica para los riñones.

Es decir, si la filtración de sodio se deteriora y puede llegar a niveles peligrosos de proteinuria.

Estos pacientes necesitan ser cautelosos con la cantidad de sal en su dieta.
restricción de la sal - enfermedad renal crónica
Aunque esta es una situación condicionada de forma individual.

También depende en gran medida del tipo y la gravedad de la enfermedad renal.

El consumo elevado de sodio puede eliminar el exceso de calcio

En personas propensas a los cálculos renales la restricción de la sal es vital, porque la eliminación elevada de sodio también conduce a un mayor nivel de eliminación de calcio en la orina. (4)

De nuevo, la evidencia sobre este tema es mixta.

Pero se ha demostrado que el consumo excesivo de sodio se asocia con una mayor eliminación urinaria de calcio y sodio.

Mayor eliminación de calcio puede llevar a la formación de cálculos renales, particularmente si el consumo de líquidos es inadecuado.

Debido a este aumento en la eliminación de calcio causado por el consumo elevado de sodio, los enfermos de osteoporosis, también pueden beneficiarse de un menor consumo de sal. (5)
restricción de la sal - enfermedad renal
Una pérdida creciente de calcio en la orina, podría ser problemático para quienes tienen un riesgo elevado de sufrir baja densidad ósea.

Particularmente en el contexto de calcio dietético.

Consumo de sal y osteoporosis

Sin embargo, un elevado consumo de sal no se cree que cause osteoporosis.

Y los efectos potenciales de la fractura osteoporótica, debido al elevado consumo de sal pueden ser compensados por un consumo adecuado de calcio y potasio.

Por supuesto, es importante recordar que la mayoría de estos estudios se han realizado en personas consumiendo la dieta americana estándar.

Dieta rica en alimentos procesados cargados de sodio con un fuerte énfasis en granos y un déficit de muchas vitaminas y minerales importantes.

Déficit que juegan un papel importante en:

  • Hipertensión.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Y, en la salud del riñón.

Si estos estudios de sodio se realizaran en una población con una dieta nutritiva tipo Paleo, es posible que los efectos negativos asociados con un consumo elevado de sodio serían insignificantes.

Como hemos visto, muchas de las culturas que consumen elevados niveles de sal tienen menos incidencia de:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermedades renales.
  • steoporosis.

Que los norteamericanos.

No hay pruebas de que el consumo adecuado de otros minerales pueda ser mucho más importante en la regulación de la presión arterial y otros resultados relacionados con salud.

Otros minerales importantes para controlar la presión arterial

Ha habido mucha investigación relacionada con el papel que pueden desempeñar en la presión arterial otros minerales dietéticos.

restricción de la sal
La evidencia ha sido mixta sobre si ciertos minerales, minerales particularmente suplementarios, reducen la presión arterial o el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, datos epidemiológicos y antropológicos sugieren que una dieta rica en ciertos minerales, como potasio, magnesio y calcio, puede ser beneficiosa en la reducción de la presión arterial alta.

Restricción de la sal y del potasio

El potasio es probablemente mucho más importante que el consumo de sodio en el control de la presión arterial.

Así como para reducir el riesgo de:

  • Hipertensión.
  • Osteoporosis.
  • Cálculos renales.

(6)

Se cree que el cuerpo humano evolucionó biológicamente para procesar potasio en la dieta en cantidades mucho mayores que las del sodio.

El hombre paleolítico consumía un estimado 10500 mg de potasio cada día, en comparación con un consumo actual de Estados Unidos de 2500 mg. (7)

Por tanto, la proporción de sodio y potasio de la dieta moderna no coincide con nuestra capacidad de procesamiento renal genéticamente determinada.

Además, los efectos cardioprotectores de un consumo relativamente elevado de potasio han planteado la hipótesis como base de baja tasas de enfermedades cardiovasculares en poblaciones que consumen dietas primitivas.

Donde la hipertensión ha demostrado que afecta sólo al 1% de la población. (8)

Las investigaciones sugiere que el mayor consumo de potasio, encontrado en frutas y verduras, puede ser más eficaz y posiblemente sinérgico, que la restricción dietética moderada de sal para reducir no sólo la eliminación renal de calcio.

Sino también el nivel de presión arterial, la hipertensión y el desarrollo de osteoporosis y cálculos renales. (9)

restricción de la sal

Por lo tanto, una dieta basada en alimentos vegetales ricos en potasio es crucial para evitar los resultados negativos típicamente asociados con un consumo elevado de sal.

Restricción de la sal y el magnesio

El magnesio también ha sido estudiado por sus potenciales efectos sobre la presión arterial, que son mal entendidos.

Típicamente, estudios epidemiológicos han demostrado una relación inversa entre el consumo dietético de magnesio y la presión arterial.

Sin embargo, los datos de estudios clínicos han sido menos convincentes del papel del magnesio en el tratamiento de la hipertensión. (10)

A pesar de esta evidencia contradictoria, algunos estudios han demostrado que el déficit de magnesio intracelular afecta:

  • La resistencia a la insulina.
  • Altera el tono vascular, contribuyendo a la hipertensión.
  • Induce cambios proinflamatorias.
  • Contribuye a la disfunción endotelial.

En última instancia, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares. (11)

Así, es probable que una dieta rica en magnesio sea beneficiosa para cualquier persona con riesgo de hipertensión o enfermedades del corazón.

Restricción de la sal y el calcio

El calcio es otro mineral importante que desempeña un papel vital en la gestión de la presión arterial.

Un elevado consumo de calcio, pero no de suplementos de calcio, se ha asociado con una disminución en la presión arterial y el riesgo de desarrollar hipertensión. (12)

restricción de la sal

De hecho, los suplementos de calcio se han asociado con un 30% mayor riesgo de ataque al corazón.

Son potencialmente peligrosos para las personas en riesgo de enfermedad cardíaca. (13)

Para las personas que buscan protegerse contra la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares asociadas, bastará una dieta rica en calcio, sin ningún suplemento necesario o recomendable.

Y por supuesto, también hay que mantener el consumo de vitamina K2 adecuado!

Restricción de la sal y criterio propio

En última instancia, la cantidad de sal necesaria para una buena salud se basa en la predisposición genética a la sensibilidad de la sal, estado de salud y las necesidades individuales.

Las pruebas para la restricción de la sal, incluso para quienes sufren enfermedad cardiovascular o renal, se mezclan y muchas veces son poco concluyentes.

Es importante recordar que los datos relacionados con el consumo de sodio han sido de poblaciones con una dieta estándar típicamente americana.

Se desconoce si reducir el consumo de sal podría tener efectos perjudiciales en una población que come una dieta basada en alimentos enteros rica en potasio, magnesio y calcio tipo Paleodieta.

Relacionado: Sacudiendo un mito moderno: Peligros de la restricción de sal

Estos son puntos importantes a considerar al decidir el nivel de restricción de la sal que debes mantener.

La última entrada de la serie sobre la sal, tratará los tipos de sal recomendables y cuánta sal es ideal para la mayoría de las personas.
Restricción de la sal - enfermedad renal crónica

1 comentario en “Sacudiendo el mito moderno: Cuando la restricción de la sal puede estar justificada”

  1. Excelente estoy de acuerdo en los últimos estudios de tiroides y suplementación corrobora dichos estudios ,analisis

Los comentarios están cerrados.

Descubre las 3 razones por las que la mayoría de las personas JAMÁS bajaran de peso

Recibirás un mail DIARIO sobre temas variados. Además, te voy a ofrecer lo que sea que tenga que vender en ese momento. Si no te gusta te das de baja y ya está.

Para cumplir con la RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en Getresponse, proveedor de email marketing. Getresponse también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.