Problemas intestinales: Las raíces de las enfermedades crónicas

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Problemas intestinalesLos problemas intestinales y la enfermedad crónica tienen una estrecha relación.

La buena salud en general comienza con un intestino saludable.

En el intestino es por donde hay que empezar cuando enfrentamos cualquier desafío de salud.

Si buscas una mejoría duradera en cualquier área de la salud, evita pensar en las partes del cuerpo como compartimentos independientes.

Todas las células están intercomunicadas, en ocasiones de forma indirectamente.

Ya sea a través de fluidos, hormonas y neurotransmisores que viajan a través de la vasta red de vasos sanguíneos y nervios que conforman el organismo humano.

Y todo comienza en el intestino.

Piensa en tu tracto digestivo como la primera línea de defensa física contra toda enfermedad degenerativa crónica.

Desde la boca hasta el intestino, el revestimiento del tracto digestivo es continuo, tal como la piel que cubre el cuerpo.

La piel y el revestimiento del tracto digestivo actúan como barreras que protegen la sangre y los tejidos interno contra las sustancias indeseables.

Microbioma intestinal es clave para prevenir los problemas intestinales y la enfermedad

Cuando eras niño, si fuiste amamantado por una madre relativamente saludable, tu intestino tenía una gran cantidad de organismos encargados de fortalecer la salud.

Organismos de tipo grampositivos o bacterias de ácido láctico.
Problemas intestinales

A menudo llamadas bacterias amigables o flora bacteriana saludable, estos organismos viven en el intestino delgado y grueso.

Cumplen varias funciones, algunas de las más importantes son:

  • Mejorar la inmunidad natural vía producción de antibióticos naturales

  • Producción de ácidos orgánicos que ayudan a regular los niveles de pH a través del intestino

  • Inhibición del crecimiento de microorganismos potencialmente dañinos como bacterias Gram-negativas, hongos e incluso parásitos.

La realidad es que los microorganismos potencialmente dañinos se abren camino en los intestinos de forma cotidiana.

Llegando a florecer hasta el punto en el que pueden colonizar las paredes intestinales si careces de organismos amigables capaces de competir por espacio y recursos.

Disbiosis intestinal

¿Qué pasa si los organismos amigables son inferiores numéricamente?

Los bacterias malas encuentran espacios a lo largo del revestimiento del intestino, formando colonias que son difíciles de eliminar.

Esto se denomina disbiosis, que eventualmente conduce al síndrome de intestino permeable.

Así como las bacterias hostiles invaden el intestino, también es posible sufrir invasiones de hongos, e incluso parásitos pueden penetrar el revestimiento intestinal.
Problemas intestinales y la enfermedad - gluten
El intestino puede realmente comenzar a tener fugas de proteínas digeridas parcialmente y de toxinas artificiales (por ejemplo, los aditivos alimentarios) que logran acceder al torrente sanguíneo y de ahí a todo el cuerpo.

Una vez que estas sustancias extrañas entran en el torrente sanguíneo a través del revestimiento intestinal dañado, el sistema inmunológico produce de anticuerpos para combatirlos.

Causando, de esta forma, inflamación crónica en cualquier parte del cuerpo mediante una reacción antígeno-anticuerpo por las toxinas depositados en los tejidos, y que circulan a través de la sangre.

Esta es la raíz de muchísimos problemas comunes de salud.

Entre ellas, pero no limitadas:

  • Eczema.
  • Psoriasis.
  • Alopecia (pérdida de cabello).
  • Colitis ulcerosa.
  • Artritis reumatoide.
  • Lupus.
  • Endometriosis.
  • Cistitis.

Incluso condiciones psiquiátricas como la esquizofrenia.

Disbiosis intestinal y el síndrome del intestino permeable

La disbiosis y el síndrome de intestino permeable no se reconocen fácilmente por la medicina convencional como condiciones de salud.

Probablemente porque no existen medicamentos patentados o procedimientos quirúrgicos que se puedan prescribir justificadamente para dichas condiciones.

En general, puedes asumir con seguridad que sufres algún grado de disbiosis y/0 síndrome de intestino permeable si experimentas regularmente uno o más de los siguientes síntomas de problemas intestinales:

  • Producción excesiva de gases malolientes.
  • Molestias imprecisas en el abdomen después de las comidas o incluso durante las comidas.
  • Estreñimiento crónico o diarrea.

Las causas más comunes de deterioro de la flora intestinal que permiten el desarrollo de la disbiosis y el síndrome de intestino permeable son:

  • Uso excesivo de antibióticos recetados.

  • Consumo regular de alimentos ricos en azúcar o carbohidratos sumamente refinados, es decir, productos de harina blanca.

  • Consumo excesivo de alcohol.

  • Comer en exceso.

  • Comer bajo condiciones de estrés.

  • No masticar bien.

Entonces, ¿Cómo prevenir y revertir la disbiosis y el síndrome de intestino permeable?

enfermedad crónica - disbiosis

Adoptar hábitos que eviten los problemas intestinales

Tal vez el más importante hábito de comer que puedes adoptar para facilitar la curación de tu tracto digestivo es masticar bien los alimentos.

Idealmente, se deben masticar los alimentos hasta que bajen con facilidad, o sea, hasta que se forme una pasta.

Cuando masticas bien, permites que el tracto digestivo rompa de forma eficiente las pequeñas partículas de alimentos en micronutrientes, los que pueden pasar a través de la pared del intestino a la sangre.

Los dientes están diseñados para descomponer mecánicamente la comida, mientras que el resto del tracto digestivo y demás órganos están diseñados para procesar químicamente los alimentos.

Cuando no masticas bien, el tracto digestivo y los órganos deben asumir la carga de tratar de lograr lo que es mucho más fácil con los dientes.

Relacionado: Los mejores y peores alimentos para la digestión

Si tienes problemas dentales o de mandíbula que dificulten la masticación, puedes considerar el uso de una licuadora o un procesador de alimentos, para que te faciliten la tarea.

Masticar bien los alimentos, permite que la saliva y las enzimas digestivas se mezclen con los alimentos, ya que el proceso digestivo se inicia en la boca.

Masticar bien estimula el descanso físico y emocional mientras comes.

Reducir el consumo de sustancias que dañen la ecología intestinal

El equilibrio emocional y estar en reposo mientras comes permite a tu cuerpo enviar un rico suministro de sangre a los órganos digestivos durante la comida.

enfermedad crónica
Ayudando a optimizar cada paso de la digestión y evitando los problemas intestinales.

Si es posible, esfuérzate por combinar la costumbre de masticar bien con una filosofía de agradecimiento por la comida y otras bendiciones.

Al igual que la conexión entre la mente y el cuerpo puede causar sudor cuando estás nervioso, agradecer al mismo tiempo que masticas puede ayudar a que tus órganos digestivos descompongan la comida y asimilen mejor los nutrientes.

El objetivo es evitar que los alimentos digeridos de forma incompleta se mantengan más tiempo en el tracto digestivo de lo que deberían, ya que esto promueve la producción de microorganismos potencialmente patógenos.

Los principales son los antibióticos recetados, productos de harina blanca, alimentos azucarados y alcohol.

Garantizar un descanso físico adecuado

En pocas palabras, cuanto más descanses, más energía puedes dedicar a reparar áreas dañadas, incluido el tracto digestivo.

Es durante el sueño profundo y reparador que tu cuerpo produce grandes cantidades de hormona del crecimiento, testosterona, eritropoyetina.

Todas estas hormonas son necesarios para mantener saludable el revestimiento intestinal.

Considera tomar un probiótico de calidad

Puedes fortalecer el intestino con bacterias que mejoran la salud a través de alimentos tradicionalmente fermentados.

Sin embargo si tienes un largo historial de síntomas de disbiosis y de síndrome intestino permeable, es probable que puedas beneficiarte al tomar una fórmula Probiótica profesional.

De esta forma estarás fortaleciendo tu salud, al prevenir los problemas intestinales.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Recomendado: Hepatitis: El hígado habla cuando está enfermo – Parte II

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

¿Qué Problemas intestinales sufres?

También te recomiendo leer:

5 comentarios en “Problemas intestinales: Las raíces de las enfermedades crónicas”

  1. Hola desde hace como un año empezó a no tolerar la comida d ninguna clase por poca q sea tengo q ir a defecar como q me es urgente aunque sea mínimo en exageración lo q haga d excremento y si no voy me duele el vientre y se me inflama también tengo el hígado graso de primer nivel q puedo hacer porque me es muy molesto gracias

    • Hola Martha!

      El deseo ese que tienes de ir a defecar y no hace nada se llama tenesmo y se perfectamente lo que es sufrir esa condición. Es difícil contestar tu pregunta debido a que no soy médico, si fuera médico ya te hubiera comentado lo que deberías hacer.

      Te puedo decir, lo que yo haría a titulo personal, pero va a ser hasta dentro de unas dos horas, en este momento tengo que ver unos detalles de un tema que me tiene preocupado y no puedo hilvanar la respuesta. Por favor, dame esas dos horas.

      Gracias.

      Jacobo.

    • Hola Martha!

      El deseo ese que tienes de ir a defecar y no hace nada se llama tenesmo y se perfectamente lo que es sufrir esa condición. Es difícil contestar tu pregunta debido a que no soy médico, si fuera médico ya te hubiera comentado lo que deberías hacer.

      Te puedo decir, lo que yo haría a titulo personal, bueno, disculpa que no haya podido contestarte. El problema esta en que son varias condiciones las que sufres, aparte faltan muchísimos detalles. Así que se impone un análisis detenido de la situación y con muchas conjeturas.

      Tenemos dos condiciones, inflamación en los intestinos e hígado graso por otro lado.

      El tema del hígado graso lo trate en estas 3 entradas:

      1. http://temassobresalud.com/enfermedad-hepatica/

      2. http://temassobresalud.com/enfermedad-del-higado-graso/ y

      3. http://temassobresalud.com/higado-graso-ayurveda/

      Como podrás leer, el hígado graso si la persona se pone a dieta desaparece.

      En relación al tema de la inflamación en el intestino:

      http://temassobresalud.com/alimentos-previenen-inflamacion/

      Me imagino que a estas alturas, las bebidas de colas no existen en tu vida.

      Espero que las entradas anteriores te puedan orientar sobre los pasos que debes dar.

      Gracias.

      Jacobo.

  2. Gracias por la información, como puedo ayudar a 2 niños uno de 7 años y otra de 3 años que sufren frecuentemente de gases mal olientes

    • Hola Elizabeth.
      A ver, sospecho que los dos niños sufren de intolerancia a la lactosa, pero eso solo es una sospecha. ¿Qué tal si retiras todos los productos lácteos de su dieta? Es decir, desde leche, hasta el queso, como la mayoría de los productos de panadería llevan leche, también debes eliminarlos.

      En una semana, sabrás a ciencia cierta si el problema es debido a la lactosa.

      Ya sabiendo la causa, es mucho más sencillo de aliviar.

      Saludos y espero que se mejoren.

      Jacobo

Los comentarios están cerrados.

Descubre las 3 razones por las que la mayoría de las personas JAMÁS bajaran de peso

Recibirás un mail DIARIO sobre temas variados. Además, te voy a ofrecer lo que sea que tenga que vender en ese momento. Si no te gusta te das de baja y ya está.

Para cumplir con la RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en Getresponse, proveedor de email marketing. Getresponse también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.