La diabetes afecta la vida sexual de la mujer

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Los médicos dicen que las mujeres con diabetes son propensas a dos tipos de problemas médicos que también pueden interferir con la intimidad:

Las infecciones por levaduras y las infecciones del tracto urinario.

La diabetes afecta la vida sexual de la mujer
La vagina es una zona húmeda y cálida que favorece el crecimiento excesivo de levadura, de tal forma que al existir un exceso de azúcar en la sangre se tiene el caldo de cultivo ideal para la levadura.

Una de las razones por la cual las mujeres con azúcar en la sangre no controlada con frecuencia desarrollan candidiasis crónica.

Mujeres, sexo y Diabetes: el papel de las infecciones

Tal vez podría se útil: 3 Claves para mejorar la fertilidad de forma natural

Muchas personas son incapaces de reconocer el impacto que tienen estas infecciones en el delicado tejido vaginal y el papel que pueden desempeñar en tener relaciones sexuales muy incómodas, incluso después de que la infección ha desaparecido.

Puede dejar el tejido vaginal sumamente irritado, particularmente si las infecciones son crónicas y la irritación se da en forma continua, si además se combina con la falta de lubricación, esto puede hacer que el sexo sea extremadamente incómodo, llegando hasta extremos dolorosos.

Las infecciones del tracto urinario pueden tener el mismo efecto. El ardor y dolor, causado por las infecciones, pueden hacer que el sexo sea muy incómodo, y cuando hay una infección crónica, hay molestias crónicas que pueden causar que la mujer evite el sexo durante largos períodos de tiempo.

Tal vez te podría ser de utilidad: La desintoxicación una ayuda sorprendente para mejorar la fertilidad

Evitar el sexo es peor

Cuanto más tiempo una mujer esta sin tener sexo, más difícil y a veces más doloroso puede ser para ella volver a tener sexo.

Los expertos han sugerido que la razón por la cuál hay poca investigación sobre las mujeres, el sexo y la diabetes se debe a que las mujeres, lograr la satisfacción sexual es un tema complejo. De esa forma la complejidad sexual de la mujer es una de las principales razones por las que el impacto de la diabetes puede ser tan devastador.

Los problemas sexuales a veces pueden estar claramente relacionados con la glucosa, pero a veces también las exigencias de la diabetes complica la vida de una mujer y lidiar con la enfermedad puede afectar en última instancia el funcionamiento sexual.

Las demandas de la diabetes por sí misma pueden afectar emocionalmente.

Si la mujer sucumbe a la tensión de esas demandas es simplemente más propensa a evitar los «juegos en el dormitorio».

Para muchas mujeres con diabetes, la depresión es también un factor vital, ya que puede afectar la vida íntima.

Si a todo ello se añade el problema que de muchos de los medicamentos recetados, como consecuencia de la diabetes, pueden llegar a desarrollar depresión en las mujeres.

Así como también causar cambios en el temperamento.

Ayuda

Posiblemente no haya una respuesta única para toda mujer cuya vida sexual se ve afectado por su azúcar en la sangre, hay dos tácticas que los expertos dicen que funciona para todas las mujeres:

Sacar a la luz el problema. Hablar con el médico acerca de sus problemas en el dormitorio puede que no solo le ayuden en su vida sexual, si no que podrían dar pistas al médico sobre el descontrol del azúcar en la sangre.

Es importante traer ese aspecto de su vida al consultorio del médico.

Puede ayudarle para que el médico pueda ajustar tanto el régimen de la medicación y los cambios de estilo de vida sugerida para obtener el mejor control posible de su azúcar en la sangre.

Mantenga a su médico informado. No seas tímida en pedir tratamientos específicos para problemas relacionados con el sexo, si es un problema de lubricación, por ejemplo.

O, incluso una cuestión de sensación, hay tratamientos hormonales focalizados que pueden ser de gran ayuda.

Asimismo, si tiene candidiasis crónica que está tratando con medicamentos o preparados sin prescripción médica, hay que compartirlo con su médico.

Su importancia se debe a que las infecciones crónicas por levaduras pueden ser una señal de que su azúcar en la sangre no está siendo controlado bien durante ciertas épocas del mes.

Los estudios han demostrado que muchas mujeres necesitan más insulina durante el período premenstrual.

Quizás te pueda interesar leer: La importancia de una dieta natural de fertilidad

Comentar con el médico sobre las infecciones crónicas o el dolor vaginal persistente que interfiere con su vida sexual puede llevar a controlar mejor sus niveles de azúcar, al mismo tiempo que puede ayudar a reducir los problemas íntimos.

Resumiendo: si tiene problemas de alcobas, no se tape los ojos para ocultar el problema, hable con su médico, endocrinólogo o ginecólogo. Muy a menudo hay tratamientos o cambios de estilo de vida que pueden marcar la diferencia.