Los trastornos del sistema digestivo enfermo: un apéndice

[Total: 1   Promedio: 5/5]

sistema digestivo enfermo

En este apéndice quiero hacer un resumen de los trastornos provocados por un sistema digestivo enfermo.

Básicamente son problemas bien debido a inflamación en la mucosa intestinal.

Si se logra eliminar la inflamación, la condición debería desaparecer.

Pero antes de entrar de lleno, es vital conocer unos cuantos datos muy relevantes de la gravedad del problema.

Datos estadísticos en torno al sistema digestivo enfermo

Lamentablemente son datos del año 2004, dicho de otra forma, son datos desactualizados.

Así que el problema debe ser mayor.

  • Dos de los cinco medicamentos más prescritos en los Estados Unidos son para trastornos digestivos.

    Las otras tres drogas se prescriben para la artritis y condiciones relacionadas a la enfermedad cardíaca.

  • El cáncer colorrectal, una de los enfermedades digestivas más severas, es la segunda causa principal de muertes por cáncer.

  • Más de 60 millones de estadounidenses experimentan acidez al menos una vez al mes, y unos 25 millones la sufren a diario.

    Puede provocar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), que, si no se trata, condiciones más serias como el cáncer de esófago podrían presentarse.

  • Hasta 37 millones de casos de diarrea son atendidos anualmente. De ellos 16,5 millones son niños menores de cinco años.

    Este problema lleva a 3 millones de visitas médica cada año y 163.000 visitas, es también responsable del 13 por ciento de todas las hospitalizaciones de niños en este grupo de edad.

  • El síndrome de intestino permeable afecta alrededor del 20 por ciento de la población adulta en Estados Unidos.

digestivo enfermo: un apéndice

Trastornos del sistema digestivo enfermo

Creo que voy a tener que ordenador alfabéticamente, pero eso será otro día.

Gastritis

Es una inflamación de la membrana mucosa del estómago.

Puede provocar sensación de que la zona de dolor en el área del estómago se esta quemando.

A menudo se presentan eructos.

Los síntomas pueden incluir:

  • Aspecto blanquecino de la lengua debido a una capa de sedimentos.
  • Fiebre leve.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Debilidad y cansancio.

Úlcera péptica

Es un perforación en la membrana mucosa del estómago.

La teoría actual apunta hacia la bacteria Heliobacter pilori como la causa probable.

Pero dicha bacteria se encuentra en todos los humanos y no todos padecemos de úlceras pépticas.

Obviamente la salud de la membrana mucosa es clave para la prevención de las úlceras.

Reflujo gastroesofágico

Ocurre a veces cuando el músculo del esfínter que conecta el esófago hasta el estómago se abre y permite que el quimo penetre al esófago.

Conducto muscular que no es resistente a los jugos ácidos del estómago.

Los antiácidos es la prescripción común.

Pero en la mayoría de los casos los síntomas persisten, llegando hasta extremos donde se pueden presentar casos de cáncer en el esófago.


Dispepsia

En muchas ocasiones se confunde con la gastritis.

Es el término acuñado para referirse a una digestión imperfecta o dolorosa.

Generalmente causada por niveles bajos de ácido clorhídrico.

Los síntomas incluyen:

  • Eructos desagradables.
  • Malestar.
  • Náuseas y vómitos.

Suplementos de ácido clorhídrico pueden ser útiles en estas condiciones.

Los antiácidos no son recomendables ya que sólo empeorarían la condición.
Digestivo enfermo

Enfermedad celiaca

Es una hipersensibilidad al gluten.

Proteína presente en la mayoría de los cereales que conforman la dieta occidental.

Puede provocar inflamación y mala absorción en el intestino.

El paciente debe evitar todos los granos que contienen gluten durante el proceso de recuperación.

Solamente debe consumir granos que hayan sido preparado adecuadamente, mediante la eliminación de dicha proteína.

De lo contrario, seguirá padeciendo dicho problema.

Gastroenteritis

Es una inflamación de la membrana mucosa del estómago o intestino delgado, llevando a producir náuseas, vómitos y diarrea.

La flora intestinal llega prácticamente a desaparecer, de tal forma que el primer paso para el tratamiento de dicha condición pasa por el restablecimiento de dicha flora.

Úlcera duodenal

Es una úlcera que como su nombre lo indica se desarrolla en el duodeno.

El primer segmento del intestino delgado.

Si bien se pueden tratar, un porcentaje reducido podría devenir en cáncer.

Razón por la cuál a la menor sospeche de padecer de úlceras en el duodeno, hay que consultar al médico.

La prevalencia indica que los hombres son más afectados que las mujeres, en un rango de edad comprendida entre los 20 y los 40 años.Digestivo enfermo

Vesícula biliar

Entre los problemas se incluyen la inflamación de dicha vesícula.

Así como la formación de cálculos biliares, que a menudo provocan dolores agudos.

Las grasas grasas trans y los aceites poliinsaturados, pueden causar inflamación.

Y, las dietas bajas en grasa provocan la aparición a menudo las piedras que causan los ataques de la vesícula biliar.

Síndrome de intestino permeable

Es una condición en la cual la integridad de la pared intestinal sufre daño.

Daño que permite la filtración de:

  • Elementos tóxicos.
  • Nutrientes parcialmente digeridos.
  • Hasta microbios al torrente sanguíneo provocando reacciones alérgicas.

A menudo es causado por insuficiencia de ácido clorhídrico en el estómago, de enzimas digestivas.

o, de sales biliares en el intestino.

Las grasas trans, aceites poliinsaturados y una dieta pobre pueden conducir a la inflamación.

Diverticulitis

Son pequeñas protuberancias o sacos que se producen en el colon.

Son como pequeñas bolsas que atrapan la materia fecal, causando una especie de paredes en el intestino, lo que conduce a estreñimiento, dolor e incluso rupturas.

Estreñimiento crónico y la dificultad del paso de las heces se suponen las causas para su desarrollo.

La integridad de los músculos que rodean el intestino es obviamente un factor clave.

Digestivo enfermo

Diarrea

En personas sanas es simplemente la forma del cuerpo de eliminar rápidamente contaminantes.

entre las que se incluyen:

  • Bacterias patógenas.
  • Plaguicidas.
  • Distintos productos químicos.

Sin embargo, la diarrea crónica puede ser el resultado de condiciones como el síndrome de intestino permeable, colitis o cualquier condición debida a inflamación intestinal.

Colitis ulcerosa

Se caracteriza por inflamación del colon, a menudo provocando úlceras, llagas o lesiones, heces con sangre, diarrea constante, pérdida de líquidos y pérdida de peso.

El estrés puede desencadenar ataques, pero una dieta deficiente es también uno de los culpables.

Enfermedad de Crohn

Es el endurecimiento y cicatrización de la membrana mucosa que recubre al íleo, la última parte del intestino delgado.

El intestino se estrecha de tal forma que el paso del quimo es difícil, causando hinchazón y dolor una hora después de haber comido.

Esta condición es usualmente tratada con prednisona o algunos otro cortisol sintético, que puede producir resultados espectaculares a corto plazo. Por desgracia, en el largo plazo, sobrevienen muchos efectos secundarios gravísimos.
Digestivo enfermo

Hemorroides

Son en realidad varices venosas que se desarrollan en el canal anal.

Capaces de provocar:

  • Inflamación.
  • Protuberancias.
  • Sangrado y doloral eliminar las heces.

Normalmente los ablandadores de heces, facilitan su expulsión.

Pero el tratamiento a largo plazo debe centrarse en la debilidad en las venas y los músculos que rodean el recto.

So pena de complicarse por trombosis hemorroidales.

Fisuras anales

Es un desgarro en el revestimiento de la parte inferior del recto (ano).

Capaces de provocar dolor durante la defecación, en ocasiones son confundidas con hemorroides.

Pueden llegar a ser crónicas y necesitar cirugía para su tratamiento.

Las fisuras anales no conducen a condiciones más graves, como el cáncer de colon.

No obstante, esta asociada con un número excesivamente elevado de síntomas, algunos de ellos sumamente dolorosos.

Su tratamiento es sumamente gratificante para el paciente.

Pólipos intestinales

Son crecimientos anormales de tejido que se derivan de la mucosa del colon.

La presencia de los pólipos por lo general se detecta por la presencia de sangre en las heces.

Sangre que adquiere tonalidad oscura, o mediante un examen del colon.

Si los pólipos de colon datan de varios años, pueden conducir al desarrollo de cáncer de colon.

Como puedes ver la lista de trastornos provocados por un sistema digestivo enfermo es extensa.

Aún y cuando han quedado por fuera el cáncer de colon, debido a que esas son palabras mayores.

No obstante, revisar los residuos que eliminas es vital para detectar la menor anomalía en las heces.

Podría marcar la diferencia entre detectar la existencia de pólipos intestinales a tiempo de prevenir un cáncer de colon.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Diagnostico de Hashimoto – Y ahora ¿Qué?

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

4 comentarios en “Los trastornos del sistema digestivo enfermo: un apéndice”

  1. Hola Jacobo. Muy interesante artículo. Lo felicito. Me gustaría conocer más sobre la diverticulitis y sus posibles tratamientos, si los hay.

    A la vez conocer si esta condición puede desencadenar cáncer en el intestino.

    Responder
    • Hola, Fabiola!

      Ya veremos cuando me pongo con dicho tema, puesto que también a mi me interesa.

      En cuanto a la posibilidad de sufrir cáncer en el intestino, ni puedo afirmar, ni tampoco negar la posibilidad.

      Así las cosas, lo mejor es mantener el colon lo más limpio posible.

      Aquí te paso un enlace para que te empapes del tema, si me ayudas a compartir, te lo agradecería muchísimo:

      ¿Cómo Mantener el Colon Limpio y Saludable?

      Disculpa la tardanza en contestar, pero el tiempo ya no me da.

      Un saludo y gracias por comentar.

      Jacobo.

      Responder

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *