¿Cómo afecta el déficit de hierro cuando padeces una enfermedad de la tiroides?

[Total: 1   Promedio: 5/5]

El déficit de hierro podría ser la causa para que los medicamentos hormonales no estén proporcionando el alivio esperado, cuando padeces una enfermedad de la tiroides.

¿Cómo afecta el déficit de hierro al funcionamiento de la glándula tiroides
¿Cómo afecta el déficit de hierro al funcionamiento de la glándula tiroides

Lo que podría explicar los síntomas aparentemente sin relación, que acompañan a las enfermedades de la tiroides, que estás experimentando.

Es algo que a menudo deja poco apoyo a una persona sin esperanza de respuestas de parte del médico que la trata.

Así las cosas, puede ser tiempo para verificar los niveles de hierro, cuyo déficit puede ser un problema subyacente.

Los pacientes de tiroides son muy propensos a sufrir déficit de hierro, sin embargo, en la comunidad médica a menudo se subestima su importancia.

Los médicos tienden a ignorar el hierro a menos que los niveles hayan llegado a la etapa final de carencia conocida como anemia.

La glándula tiroides es sumamente sensible al hierro, hasta el punto que su déficit puede ser un obstáculo, incluso si la terapia hormonal es óptima.

En algunos casos recuperar los niveles normales del hierro es todo lo que se requiere para revertir una condición de la glándula tiroides.

Esto es una buena noticia ya que ofrece otra vía para que un paciente pueda explorar sin dificultad.

Identificar los factores que pueden contribuir al déficit de hierro, junto con maneras de probar y corregir, son las casillas a marcar en el viaje para recuperar la salud.

Por último, en cuanto a la carencia de nutrientes, ningún análisis estaría completo sin reconocer el impacto de los medicamentos.

El déficit de hierro afecta el funcionamiento de la glándula tiroides
El déficit de hierro afecta el funcionamiento de la glándula tiroides

Los medicamentos como causas del déficit de hierro

Es lógico pensar que un nivel bajo de hierro significa que la dieta de la persona es pobre en hierro.

Sin embargo, cuando se trata el cuerpo humano, las cosas raramente son tan simples.

Con hipotiroidismo hay numerosas interferencias que pueden causar niveles bajos de hierro:

  • Niveles bajos de ácido en el estómago.
  • Sensibilidad al gluten.
  • Inflamación crónica.
  • El período menstrual.
  • Una pésima dieta.
  • Alergias alimentarias.

Los antibióticos causan déficit de hierro
Los antibióticos causan déficit de hierro

Los medicamentos también son importantes ya que por lo general se ignora que pueden causar déficit de hierro y se prescriben con mucha frecuencia.

Fármacos que bajan los niveles de hierro

El carácter de la siguiente lista es informativa.

Solo tiene el propósito de crear conciencia sobre cómo los medicamentos pueden ser parte de la combinación de factores que conducen a la carencia de nutrientes.

  • Aspirina.
  • Antibióticos: gentamicina, neomicina, tobramicina y ciprofloxiacin.
  • Antiácidos.
  • Preparaciones que contienen magnesio, aluminio y calcio.
  • Medicamentos para reducir el colesterol: Questran y Colestid.
  • AINES: diclofenaco, diflunisal, etodolac, fenoprofeno, ibuprofeno, naproxeno.
  • Medicamentos antiulcerosos.

¿Cómo afecta el déficit de hierro al funcionamiento de la glándula tiroides

Los tratamientos hormonales convencionales para pacientes de hipotiroidismo y tiroiditis autoinmune de Hashimoto son levotiroxina (genérica) o Synthroid (nombre de marca).

Los tratamientos para el hipotiroidismo y tiroiditis de Hashimoto son levotiroxina (genérica) o Synthroid (nombre de marca).
Los tratamientos para el hipotiroidismo y tiroiditis de Hashimoto son levotiroxina (genérica) o Synthroid (nombre de marca).

Lamentablemente, esta opción de tratamiento dista de ser óptima y raramente es efectiva.

Una razón para esto es que la hormona no se puede convertir adecuadamente sin minerales esenciales que apoyen su función.

Para que la glándula tiroides pueda sintetizar y metabolizar las hormonas tiroideas, necesita:

  • Selenio.
  • Yodo.
  • Zinc.
  • Hierro.

Levotiroxina aumenta los niveles de la T4 (tiroxina), sin embargo el cuerpo se basa en hierro, selenio y zinc para convertir la T4 en la hormona activa T3 (triyodotironina).

Los minerales también dependen uno del otro. Por ejemplo, el yodo requiere hierro para ser utilizado de forma óptima.

Teniendo en cuenta que el yodo es el componente principal de las hormonas tiroideas, su utilidad es fundamental.

La investigación actual identifica algunos otros roles y patrones del hierro como sigue:

  • Hierro (en forma hemo) es necesario para la producción de hormonas tiroideas.
  • Para convertir T4 a T3, se necesita hierro (T3 es la forma activa).
  • Estado del hierro (ferritina) se correlaciona inversamente con la TSH.
  • El hierro es crítico para la actividad del anticuerpo peroxidasa tiroidea (TPO).

Relacionado: ¿Conoces los diferentes tipos de anticuerpos tiroideos?

Identificación de síntomas causados por el déficit de hierro

Puesto que un nivel bajo de hierro afecta la función tiroidea, es lógico que los síntomas hipotiroideos sean características comunes.

El problema es que fácilmente se enmascara el problema.

La relación es tan notable que la deficiencia crónica puede ser un signo de la función tiroidea deficiente.

De hecho, algunos expertos sugieren pruebas de tiroides en casos de niveles crónicamente bajos de hierro.

La lista de síntomas a continuación ilustra las similitudes.

Síntomas de falta de hierro:

  • Pérdida de cabello o la falta de crecimiento.
  • Poca energía y fatiga crónica.
  • Intolerancia a la actividad física y fatiga (menos oxígeno a las células).
  • Enfermedades frecuentes.
  • Ansiedad.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Dificultad para mantenerse caliente; extremidades frías.
  • Problemas digestivos, es decir, gas, distensión abdominal, acidez estomacal baja.
  • El nivel bajo del ácido estomacal puede causar deficiencias de B12, ácido fólico y vitamina D.

El déficit de hierro solo se considera cuando hay anemia

Las enfermedades de la tiroides son ejemplos claros del fallo de la medicina moderna.

Las enfermedades de la tiroides son ejemplos claros del fallo de la medicina moderna.
Las enfermedades de la tiroides son ejemplos claros del fallo de la medicina moderna.

Caen en una situación donde corregir la carencia de nutrientes puede marcar la gran diferencia para el paciente.

Sin embargo, los niveles de hierro son pasados por alto a menos que los análisis de sangre indiquen anemia.

La anemia es un término descriptivo para cuando hay una cantidad o un número reducido de glóbulos rojos (RBC).

Al reducir la capacidad RBC significa que menos oxígeno es transportado al cerebro, músculos y corazón.

Muchos de los síntomas mencionados, causados por la carencia de hierro, son consecuencias de esto; sin embargo, una vez más las cosas no son blanco y negro.

Si una persona tiene déficit pero no es anémica, los niveles de hierro en sangre pueden aparecer normales incluso cuando los niveles son bajos.

En los casos de enfermedades de la tiroides donde se potencian los efectos del déficit de hierro es importante tratar dicho déficit y evitar el desarrollo de la anemia.

Pruebas para el déficit de hierro en relación a las enfermedades de la glándula tiroides

El verdadero estado del hierro puede ser identificado con pruebas de sangre estándar incluyendo un hemograma completo y un panel de hierro completo, que incluye los siguientes:

  • Ferritina.
  • Hierro del suero.
  • TIBC (Total de hierro vinculante capacidad).
  • Transferrina (%) Saturación

Los niveles de ferritina se consideran la prueba más sensible para el estado de hierro con niveles óptimos mayores a 50 ng/ml.

Aunque su evaluación más precisa solo se logra mediante un panel completo.

Para hacer una evaluación completa, sería conveniente incluir la vitamina B12, homocisteína y ácido metilmalónico, que se asocian con el estado de B12.

La Vitamina B12 está estrechamente relacionado con la enfermedad de tiroides, estado del hierro, así como con fármacos que inducen las carencias de minerales y vitaminas.

Cómo aumentar los niveles de hierro

Es importante recordar que el margen del nivel de hierro y de otros micronutrientes vitales para la tiroides, entre muy poco y demasiado, es sumamente estrecho.

Por esa razón, lo mejor es controlar los niveles antes de ponerse a tomar suplementos.

Es recomendable trabajar con un médico para hacer frente a las interferencias ya mencionadas, la prueba para el déficit de hierro, así como los suplementos.

Como parte de este proceso, aquí tienes algunas medidas que puedes tomar para aumentar los niveles de hierro:

  • Evitar tomar hierro cuatro horas de medicamentos para la tiroides.
  • Tomar vitamina C al mismo tiempo puede mejorar la administración de suplementos de hierro.
  • Alimentos ricos en hierro incluyen: ostras, cereales fortificados, hígado de res, lentejas, espinacas, judías blancas, chocolate negro y lapacho o Pau D’Arc (mi favorito).
  • Vuelva a verificar el panel del hierro después de 4 a 6 semanas de suplementación.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Lo que toda mujer debe saber acerca de su fase lútea

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

¿Padeces déficit de hierro?

También te recomiendo leer:

Alimentos ricos en hierro para superar el déficit de hierro
Alimentos ricos en hierro para superar el déficit de hierro

1 comentario en “¿Cómo afecta el déficit de hierro cuando padeces una enfermedad de la tiroides?”

  1. Gracias Jacobo excelente informe! Me sirve de mucha ayuda a que he sufrido una baja de hirro en sangre de b12 y por ese motivo salgo recientemente de una internación por anemia y desequlibrio electroltico ha pocalemia e hiocalcemia.

    Es verdad ya que desde hace meses no solo fue el hierro el hematocrito o sea la b12, también la vitamina d3 deficitaria en sangre.

    Mil gracias por tus informes son de gran ayuda para el cómo rendimiento de las enfermedades. Soy Hashimoto sede hace 18años.

    Mil gracias Jacobo.

    Responder

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *