Déficit de hierro durante el embarazo

[Total: 1   Promedio: 5/5]

El déficit de hierro durante el embarazo puede tener secuelas graves en la madre, así como en el desarrollo del cerebro del bebé en ciernes ( 1 ).
Déficit de hierro durante el embarazo
Durante el embarazo, la mujer necesita hierro adicional y el riesgo de carencia de hierro aumenta de forma rápida, en la misma medida que aumenta la necesidad de hierro en la mujer embarazada.

Por lo tanto, es vital controlar el consumo de hierro, tanto para prevenir el déficit de hierro como la anemia ferropénica.

Déficit de hierro durante el embarazo

Cuando una mujer está embarazada, su cuerpo necesita producir sangre adicional para el útero, la placenta y para el bebé.

El hierro es un mineral necesario para la producción de sangre.

Es vital para producir hemoglobina (HB), una parte de los glóbulos rojos responsable de transportar el oxígeno a través de nuestro cuerpo.

Como la cantidad de sangre (y por lo tanto la cantidad de hemoglobina), aumenta durante el embarazo, el cuerpo necesita más hierro.

Es perfectamente normal que el contenido de hemoglobina HB sea más bajo durante el embarazo que antes.
Déficit de hierro durante el embarazo
Que el nivel baje de forma natural no es malo y solo se recupera al final del embarazo. Unas semanas después del parto, la hemoglobina HB volverá a tener un valor normal.

En la siguiente tabla puedes ver cuál debería ser el contenido de hemoglobina (HB):

EtapaNivel de hemoglobina (HB)
Primeras semanas del embarazo7,5 mmol/L
13 semanas7,1 mmol/L.
14 a 17 semanas6,8 mmol/L.
18 a 21 semanas6,5 mmol/L.
22 a 37 semanas.6,3 mmol/L.
38 semanas.6,5 mmol/L.
Entre la 1 y la 5 semanas después del parto.6,5 mmol/L.
6 semanas después de su parto7,2 mmol/L.

Recomendado: Colelitiasis (Cálculos o piedras biliares) – tratamiento

¿Por qué se da el déficit de hierro durante el embarazo?

Hay distintas causas por las cuales una mujer puede sufrir déficit de hierro durante el embarazo:

  • El cuerpo necesita más hierro para el crecimiento del útero, la placenta y el bebé. Si estás embarazada de gemelos o menos de un año después del parto, las necesidades de hierro son mayores.
  • Dieta pésima: la escasez de hierro aumenta en la medida que la dieta no incluye alimentos ricos en hierro.
  • El intestino absorbe menos hierro, por ejemplo, ciertos agentes pueden afectar el ácido gástrico.

Déficit de hierro durante el embarazo
Recomendado: 10 Síntomas problemáticos del déficit de cobre (+ cómo corregirlo)

Síntomas debidos a la carencia de hierro

La escasez de hierro surge gradualmente y va acompañada de síntomas generales de anemia:

  • Sensación de cansancio y sentirse sin vida.
  • Mareos muy frecuentes
  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Aspecto pálido.
  • Pérdida rápida del aliento.
  • Padecer dolores musculares de forma excesiva.
  • Sufrir palpitaciones.
  • Padecer el síndrome de piernas inquietas.

Estos síntomas pueden confundirse rápidamente con los síntomas ordinarios del embarazo. Si reconoces muchos de estos síntomas, es bueno hablar bien con la comadrona o el ginecólogo.

Deficiencia de hierro y anemia

Popularmente, la carencia de hierro a menudo se asocia con la anemia.

No obstante, es bueno comprender que la anemia en algunos casos no se debe a la deficiencia de hierro.

Para la producción de hemoglobina principalmente se necesita hierro, pero también ácido fólico y vitamina B12.
Fase lútea - Kits del predictor de la ovulación es quizás la forma más sencilla para saber si eres fértil
Debido a la falta de ácido fólico, por ejemplo, si el apetito se reduce considerablemente, el contenido de hemoglobina (HB) en la sangre también puede ser menor.

Muchas veces una deficiencia de vitamina B12 es la causa de la anemia, por ejemplo, por ser vegetariano y por lo tanto no consumir productos de origen animal.

Recomendado: Hashimoto y el gluten ¿Hasta que punto puede afectar el gluten a la glándula tiroides?

Ácido fólico

El ácido fólico desempeña un papel importante en la producción de glóbulos blancos y rojos y en el crecimiento y funcionamiento de nuestro cuerpo.

Controles para prevenir el déficit de hierro durante el embarazo

Durante el embarazo, lo mejor es controlar el progreso del déficit de hierro, bien por una comadrona o por un médico especialista:

El nivel de hemoglobina en sangre se debe determinar dos veces.

El análisis de sangre estándar se debe realizar al inicio del embarazo y alrededor de la semana 30.

Alrededor de esa semana, el contenido de hemoglobina HB en la sangre es el más bajo.

Deficiencia de hierro y anemia
Algunas mujeres tienen un mayor riesgo de anemia durante el embarazo. Como:

  • Ser adolescente.
  • Estar embarazada de nuevo dentro de un año de parto.
  • Ser vegetariana.
  • Embarazo múltiple.
  • Padecer un trastorno de la sangre.

Si el riesgo de padecer anemia de la mujer es mayor, también se revisará el nivel de hierro alrededor de la semana 20.

Cuando el contenido de hierro es demasiado bajo, a menudo se recomiendan suplementos tipo Floradix.

La comadrona o el médico pueden prescribir tabletas de hierro. También, la probabilidad de padecer anemia aumenta si la mujer pierde mucha sangre durante o después del parto.

Recomendado: Carbohidratos carbo-hidratos o hidratos de carbono

Los efectos del déficit de hierro durante el embarazo

La falta de hierro o una forma leve de anemia es relativamente fácil de tratar. Si la anemia no se trata, puede tener consecuencias importantes.
La placenta durante el embarazo se encarga de proporcionar nutrientes al feto para su desarrollo saludable
En las mujeres embarazadas, el déficit de hierro puede incluso conducir a una duración gestacional más corta y a que el peso del bebé pueda ser muy bajo.

También afecta la salud; la resistencia disminuye y la susceptibilidad a los resfriados y otras infecciones aumenta.

Recomendado: ¿Influye la autoinmunidad en la digestión?

Tratamiento de la deficiencia de hierro

El tratamiento de la deficiencia de hierro, o anemia debida a la deficiencia de hierro, depende de la naturaleza y la severidad.

El objetivo principal es recuperar los nivel normales de hemoglobina.

El primer paso debe ser mediante una dieta especializada, es decir, rica en hierro. Cuando la dieta no es suficiente, entonces se obtiene hierro acorde a la prescripción médica.

Las tabletas de hierro contienen hierro en una forma que el cuerpo puede absorber fácilmente.

Tarda unas seis semanas hasta unos meses antes de que la escasez de hierro se resuelva.

Las tabletas de hierro pueden tener efectos secundarios, como náuseas, diarrea o heces negras. En este caso en concreto las heces negras son inocuas.

Varias patologías y condiciones se manifiestan con náuseas y vómitos

Riesgo con el consumo excesivo de hierro

¡El hierro en cantidades excesivas es tóxico!

En el caso de una persona adulta, los síntomas de intoxicación ocurren a partir de 2,5 gramos, para niños pequeños es de 1 gramo.

Si bien es improbable el envenenamiento por suplementos de hierro, incluso en combinación con alimentos ricos en hierro, es conveniente ser cauteloso.

Recomendado: Disbiosis intestinal – Lo que necesitas saber sobre esta condición digestiva.

Prevención de la deficiencia de hierro

Seguir una dieta variada permite básicamente obtener suficiente hierro para producir los niveles necesarios de hemoglobina.

Es recomendable incluir alimentos que contengan vitamina C en la dieta, puesto que la vitamina C estimula la absorción de hierro.

Por otro lado, es conveniente evitar beber té, café y productos lácteos con alimentos ricos en hierro.

¡Todos ellos inhiben la absorción de hierro!

Fuentes alimenticias que contiene mucho hierro, son:

  • Espinacas, col China (bok choi) y Kale.
  • Carnes rojas magras: ternera, buey.
  • Ajonjolí o sésamo.
  • Mariscos de concha: especialmente berberechos, almejas y mejillones.
  • Pollos.
  • Huevos.
  • Frutos secos: anacardos, nueces, avellanas, pistachos, etcétera.
  • Productos integrales: trigo y otros cereales.
  • Legumbres.
  • Canónigos.
  • Jarabe de manzana.

La anemia puede llegar a provocar la sensación de tener los pies fríos
Sin duda que el lapacho o pau d’arc es con diferencia la mejor fuente de hierro.

Así mismo, el ácido fólico está incluido en la espinaca, brócoli, espárragos, productos de trigo integral y leguminosas.

La vitamina B12 se encuentra en alimentos de origen animal: carne, pescado y productos lácteos.

Como vegetariano o vegano, por lo tanto vale la pena incluir un suplemento, siempre bajo control médico.

¿Cuándo hay problemas de anemia?

El déficit de hierro a menudo se confunde con anemia.

La falta de hierro puede llevar a la anemia (el término médico es la anemia). Sin embargo, es posible pasar por alto la falta de hierro.

Sólo en el caso de escasez severa de hierro puede haber anemia.

Las reservas de hierro del cuerpo se agotan, la producción de hemoglobina se minimiza y aparece la anemia.

La anemia puede tener varias causas, pero el déficit de hierro es la más común.

En el caso de la anemia, hay muy pocos glóbulos rojos en la sangre o los glóbulos rojos no funcionan correctamente.

El glóbulo rojo contiene la proteína hemoglobina (HB). Si el contenido de hemoglobina disminuye muchísimo hasta cierto valor, entonces hay anemia.

Espero que si has llegado hasta este punto te hayan quedado claro todos los factores que influyen para que una mujer sufra déficit de hierro durante el embarazo. 🙂

Es decir, que este artículo haya sido útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Miocarditis síntomas y tratamiento en adultos

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

Si te gustó leer este artículo en torno al déficit de hierro durante el embarazo:

Lecturas sugeridas en torno al déficit de hierro durante el embarazo

Prevención del Déficit de hierro durante el embarazo