Disbiosis intestinal – Lo que necesitas saber sobre esta condición digestiva

[Total: 1   Promedio: 5/5]

La simbiosis se puede entender como «vivir en armonía», la disbiosis es justo lo contrario, es cuando los «malos se adueñan de la situación». Entonces, la disbiosis intestinal es el desequilibrio de la flora bacteriana intestinal.
Disbiosis intestinal
Una vez escuche decir «en caso de duda, examinar el intestino». Es un punto que lastimosamente acierta siempre.

Cuando vemos las causa de cualquier enfermedad o síntoma, las alteraciones en la salud intestinal desempeñan un papel crucial.

Los estudios han demostrado la influencia del intestino en:

  • Enfermedades autoinmunes.
  • Alergias.
  • Acné.
  • Eczema.
  • Diabetes tipo 2.
  • Obesidad.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Incluso depresión y ansiedad.

Concretamente, todas ellas se podrían relacionar con una alteración bacteriana que, tan solo en EE.UU., afecta a aproximadamente 30 millones estadounidenses llamada disbiosis intestinal.

¿Qué es la disbiosis intestinal?

La disbiosis intestinal es una alteración en el equilibrio de la flora bacteriana intestinal que afecta sus funciones metabólicas.
Disbiosis intestinal ¿Los parásitos pueden provocar vómitos?
Aproximadamente existen más de 400 especies de bacterias intestinales, hasta el punto que se conoce como microbioma intestinal.

¡Realmente tenemos más bacterias en el sistema digestivo que células en todo el cuerpo!

Estas bacterias ayudan a:

  • Digerir los alimentos.
  • Sintetizar los vitaminas.
  • Combatir los agentes patógenos nocivos.

Resumiendo, las bacterias intestinales son una parte fundamental de nuestra salud, sin ellas, no podríamos sobrevivir.

De estas 400 especies de bacterias del intestino, existen dos tipos de bacterias.

Un tipo que se considera benéfica y otro tipo que se consideran «malas» u oportunistas.

Nuestro cuerpo requiere de un equilibrio por demás específico de ambas bacterias.

Las bacterias malas y levaduras generalmente no causan problemas y por lo general trabajan en armonía con el resto de las bacterias de su intestino.

Cuando las bacterias malas comienzan a superar a las bacterias buenas o hay un crecimiento excesivo de la levadura empiezan los problemas.

El equilibrio entre las bacterias benéficas y las oportunistas es la clave para prevenir la disbiosis intestinal.

Los cambios en la flora intestinal afectan al sistema inmune

La disbiosis intestinal causa cambios en el microbioma intestinal, causando problemas en la digestión de los alimentos.

Esto puede causar la fermentación de los alimentos en el sistema digestivo hasta el punto de podrirse.
Disbiosis intestinal
Ese, es el ambiente perfecto para que las bacterias oportunistas y levaduras crezcan y, se multipliquen, lo que lleva al desequilibrio del microbioma intestinal.

Todo esto puede conducir a la inflamación intestinal que puede dañar el revestimiento intestinal, causando síntomas digestivos dolorosos.

Pero también contribuye a enfermedades digestivas crónicas como SIBO, el síndrome de intestino permeable, infecciones por Cándida Albicans, síndrome de intestino irritable (ISS) y enfermedades inflamatorias del intestino.

Y estos no son los únicos problemas que se derivan de la disbiosis intestinal.

Puesto que casi el 80% de las células del sistema inmune se encuentran en el intestino, cambios en las bacterias intestinales pueden debilitar al sistema inmune (1).

Los estudios también muestra un vínculo directo entre el intestino y la piel (conocido como el eje piel – intestino) y el intestino y el cerebro (el eje cerebro – intestino).

Así las cosas, la disbiosis intestinal puede afectar el cuerpo de innumerables maneras — desde acné, erupciones cutáneas y eczema hasta alteraciones en el ánimo (2)(3).

Además, estamos empezando a ver más investigaciones sobre el impacto de las bacterias del intestino sobre la obesidad y el autismo (4)(5).

Criaturas de gran alcance, ¿No?
Disbiosis intestinal - Ansiedad

Síntomas de la disbiosis intestinal

Los síntomas más comunes que sugieren que las bacterias del intestino están fuera de control incluyen:

  • Gases frecuentes, distensión abdominal, eructos.
  • Heces sueltas, diarrea, estreñimiento.
  • Reflujo ácido.
  • Aumento inexplicable de peso o dificultades para perder peso.
  • Síndrome de intestino irritable (ISS).
  • Enfermedad inflamatorias intestinales.
  • Ansiedad.
  • Depresión o bajones de ánimo frecuentes.
  • Halitosis (mal aliento crónico).
  • Niebla del cerebro.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Problemas de la piel (acné, eczema, psoriasis).
  • Fatiga crónica y poca energía.
  • Diagnóstico de enfermedades autoinmune (como tiroiditis de Hashimoto o artritis reumatoide).
  • Alergias y sensibilidades alimenticias.
  • Infecciones micóticas o por levadura crónicas.

Posibles causas de disbiosis intestinal

Disbiosis intestinal pueden ser causada por ciertos factores de la dieta y del estilo de vida, incluyen:

  • Uso frecuente de antibióticos.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Uso frecuente de antiácidos.
  • Estrés crónico (físico y psicológico).
  • Infecciones bacterianas o parasitarias previas del tracto GI: E. coli, salmonella, parásitos.
  • Dieta rica en azúcar, en refinados, alimentos procesados, grasas hidrogenadas y grasas trans.
  • Dieta pobre en fibra.
  • Toxinas ambientales, como pesticidas.

Disbiosis intestinal causada por pesticidas en los alimentos
Recomendado: Los mejores alimentos después de tomar antibióticos

También se está estudiando el impacto de los métodos de parto en la flora intestinal en los recién nacidos.

Se sugiere que la alimentación con fórmula en lugar de la lactancia materna y el parto por cesárea en lugar del parto vaginal, puede causar cambios en el tipo de cepas de bacterias beneficiosas en recién nacidos, hasta el punto de contribuir a la disbiosis intestinal

Pruebas para la disbiosis intestinal

Si sospechas que sufres disbiosis intestinal, existen pruebas para descartar o probar dichas sospechas.

Dos de los métodos más comunes utilizados para la detección de desequilibrios bacterianos en el tracto gastrointestinal son la prueba de aliento de hidrógeno y la prueba de ácidos orgánicos.

Ambas pruebas se pueden pedir en línea y hacer en la comodidad de su hogar o administrados por un profesional médico con licencia.

Sin embargo, como la mayoría de las pruebas médica, ninguna de estas pruebas son perfecta y no pueden proporcionar resultados precisos 100%.

Como pauta general, si tienes tres o más de los síntomas anteriores, merece la pena hacer algunos cambios simples a la dieta y estilo de vida para fortalecer la salud intestinal.

También puedes trabajar con un especialista en disbiosis intestinal para determinar el tratamiento más adecuado para tu persona.
desequilibrio digestivo causado por disbiosis intestinal
En todo caso, aquí tienes algunas de las pautas generales para el tratamiento de la disbiosis intestinal.

Tratamiento de disbiosis intestinal

Los alimentos que comemos tienen el poder de curar o dañar al sistema digestivo.

La curación de la disbiosis intestinal comienza por recuperar la población de bacterias intestinales beneficiosas.

Así que es vital controlar y eliminar el sobrecrecimiento de bacterias dañinas, parásitos y levaduras.

Por lo que el primer lugar para empezar a sanar disbiosis intestinal es a través de la dieta.

Sin embargo, factores como el estrés crónico, también pueden afectar la flora benéfica.

Por lo tanto, formas efectivas de aliviar el estrés (como hacer más ejercicio), deben tenerse en cuenta para un plan de tratamiento de la disbiosis intestinal.

La dieta de disbiosis intestinal

Para comenzar a recuperar la salud del intestino, es recomendable seguir una dieta capaz de fortalecer el revestimiento intestinal y prevenir el síndrome de intestino permeable:

Aquí tienes el resumen rápido de los alimentos que deberías evitar para la curación de la disbiosis intestinal.

Alimentos a evitar

Si eres lector asiduo a mi blog, ya debes estar enterado sobre los alimentos que debes evitar, no obstante…
disbiosis intestinal - azúcar

Azúcar – especialmente si es refinada

Todas las formas de azúcar sirven de alimento para las levaduras y otras bacterias problemáticas, por lo que debe evitarse a toda costa durante el proceso de recuperación de la salud intestinal.

El azúcar refinada tiene muchos nombres, entre ellos:

  • Azúcar de caña.
  • Azúcar de mesa.
  • Jarabe de maíz de alta fructosa.

Por nombrar unos pocos.

Edulcorantes naturales como la miel sin pasteurizar y jarabe de arce también deben evitarse durante las etapas iniciales del proceso de recuperación del intestino.

Además, los edulcorantes artificiales, como aspartame y sucralosa se deben evitar.

Los estudios sugieren que pueden interferir con la digestión y provocar más cambios en las bacterias intestinales (6).

Fruta – Fructosa

El azúcar encontrado en las frutas, puede alimentar a las levaduras y bacterias problemáticas.

disbiosis intestinal - fructuosa
Sin embargo, la fruta parece ser un área gris en una dieta enfocada en el tratamiento de la disbiosis intestinal, dependiendo del especialista que esté a cargo de tu caso.

Si tienes varios síntomas relacionados con el intestino, las recomendaciones van orientadas en el sentido de evitar las frutas en las primeras etapas hasta que los síntomas comienzan a ceder.

Cereales

Los carbohidratos en los granos se descomponen en azúcar y pueden alimentar tanto a las levaduras como a otras bacterias dañinas.

Por otro lado, el gluten, proveniente de cereales como el trigo, puede causar cambios en el revestimiento intestinal y conducir al síndrome de intestino permeable
(7).

Alimentos que debes incluir en la dieta.

Para comenzar debes incluir nutrientes que contribuyan a la «recolonización de bacterias buenas» del intestino y que ayudan a reducir la inflamación en el tracto gastrointestinal.

Nutrientes que provienen de alimentos tales como:

  • Verduras cocidas ligeramente al vapor.
  • Caldo de hueso proveniente de reses alimentadas con pasto.
  • Carne proveniente de reses alimentada con pasto.
  • Peces grasos (y suplementos de aceite de pescado).
  • Otras grasas saludables, tales como aguacate, aceite de coco y carne de coco.
  • Alimentos fermentados, como el kimchi, kvass de remolacha, chucrut, yogur de leche de coco.

Insisto tanto en que las reses sean alimentadas con pasto, puesto que en muchos casos son alimentadas bien con soja o maíz transgénicos.
disbiosis intestinal - transgénicos soja o soya
Los mejores alimentos que debes comer para sanar disbiosis intestinal son los mismos los alimentos para comer para curar el síndrome de intestino permeable.

Disbiosis intestinal, limpieza y suplementos

Puedes hacer una limpieza para la disbiosis intestinal, que elimine la cándida albicans y parásitos.

Sin embargo, es importante consultar con tu médico, él está familiarizado con tu historial salud y los síntomas antes de meterte de lleno en una desintoxicación o dieta extrema.

El protocolo de curación que necesitas dependerá de la gravedad de tu caso y los factores que contribuyeron a causar la disbiosis del intestino en primer lugar.

El médico también puede prepararse para efectos secundarios o síntomas que pueden ocurrir durante las etapas iniciales de la curación.

En cuanto a suplementos de disbiosis intestinal, los que recomendamos para mejorar la gut general salud figuran en nuestro top 10 leaky gut suplementos y estrategias.

Una vez más, estas son recomendaciones generales y deben estar siempre a cargo del médico.

Últimas palabras en torno a la disbiosis intestinal

Entender cómo la disbiosis intestinal afectan nuestra salud puede ser como buscar las piezas perdidas de un rompecabezas.

Disbiosis intestinal - flatulencias
Especialmente si has padecido sus síntomas durante mucho tiempo.

Pero, lo asombroso acerca de la salud intestinal es el efecto dominó que se puede experimentar en todo el cuerpo.

Piel más brillante, más energía, sueño reparador, menos enfermedades, pérdida de peso sostenible, son algunos de los «efectos de secundarios» que puedes experimentar al recuperarte de la disbiosis intestinal.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Enfermedades de la vesícula biliar – Síntomas y signos

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

¿Sufres disbiosis intestinal?

Lecturas sugeridas sobre la disbiosis intestinal y el sistema digestivo

Disbiosis intestinal gases frecuentes

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *