Esófago de Barrett – Tratamiento, síntomas y pronostico

[Total: 1   Promedio: 5/5]

El esófago de Barrett es un trastorno que afecta el revestimiento del esófago inferior y, su origen se debe a la enfermedad de reflujo gastroesofágico crónico o ERGE.
Esófago de Barrett
Cuando el flujo del ácido estomacal «regresa» al esófago, causa un sabor sumamente desagradable y sensación de ardor en la garganta, es lo que se conoce como ERGE.

Aproximadamente una de cada 10 personas que sufren ERGE probablemente sufrirán esófago de Barrett.

La detección y prevención son aspectos importantes por el riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer de esófago.

Dicha condición se controla regularmente con vigilancia endoscópica y biopsia.

Breve descripción del esófago

El esófago es un tubo muscular delgado que transporta los alimentos desde la boca hasta el estómago.

Una banda de tejido, llamada esfínter esofágico inferior (LES, por sus siglas en inglés), evita que el contenido del estómago y el ácido estomacal fluyan hacia el esófago.

En la enfermedad de reflujo gastroesofágico grave (ERGE), el LES no funciona de forma correcta, hasta el punto de permitir el reflujo del contenido del estómago y el ácido del estómago hacia el esófago inferior.

Con el tiempo, el ERGE crónico puede causar inflamación y daño al revestimiento celular del esófago, lo que puede conducir al desarrollo del esófago de Barrett.
Esófago de Barrett - síntomas
El esófago de Barrett se considera un espectro de cambios celulares que pueden ocurrir dentro del revestimiento esofágico.

La presencia del tejido de Barrett en sí es una condición precancerosa. Sin embargo, pueden ocurrir más cambios celulares dentro del tejido de Barrett: displasia de grado bajo o alto.

Cada una es también una condición precancerosa, la displasia de grado alto aumenta la probabilidad de que los cambios celulares que se llevan a cabo conduzcan al cáncer de esófago.

Recomendado: Enfermedad de úlcera péptica – Causas, síntomas, diagnostico, tratamiento y prevención

Diagnóstico del esófago de Barrett – gastroscopia

La endoscopia superior se puede realizar para diagnosticar la enfermedad de Barrett y determinar qué grado de displasia ha ocurrido en las células del esófago.

Dicho procedimiento, permite al médico examinar el esófago y extraer muestras de tejido para analizarlas.

Este procedimiento se llama endoscopia digestiva alta o gastroscopia (tracto GI superior) con biopsia o esofagogastroduodenoscopia (EGD) con biopsia.

El esófago de Barrett presenta un color rojizo en lugar del rosa normal del tejido sano.

Puede afectar una pequeña área de tejido o una porción mayor del revestimiento del esófago.
Esófago de Barrett - tratamiento
Recomendado: Miocarditis síntomas y tratamiento en adultos

Síntomas del esófago de Barrett

Los síntomas para Barrett son similares a los síntomas del reflujo ácido:

  • Acidez estomacal frecuente.
  • Dificultad para tragar los alimentos.
  • Dolor de pecho.
  • Dolor abdominal superior.
  • Tos seca.

Sin embargo, algunas personas con Barrett no tienen signos ni síntomas.

Recomendado: 9 Preguntas para entender el diagnostico de cáncer de glándula tiroides

Factores de riesgo para el esófago de Barrett

Algunos factores son mucho más decisivos que otros:

  • Acidez estomacal crónica y reflujo ácido: tener estos síntomas de ERGE durante más de 10 años puede aumentar el riesgo de esófago de Barrett.
  • Género: los hombres son más propensos a desarrollar el esófago de Barrett.
  • Raza: las personas blancas tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad que otras razas.
  • Edad: el esófago de Barrett es más común en adultos mayores, pero puede ocurrir a cualquier edad.

Esófago de Barrett - crioablación
Recomendado: 7 Beneficios de la lectura – por que deberías leer todos los días

Detección y prevención

No hay una recomendación formal para la detección del esófago de Barrett.

Pero, los gastroenterólogos recomiendan encarecidamente que las personas que requieren a diario inhibidores del ácido gástrico o que experimentan acidez estomacal notable dos o más veces por semana, deben evaluarse con un procedimiento endoscópico al menos una vez al año.

Solo así podrían determinar si tienen esófago de Barrett.

Se recomienda que los pacientes con esófago de Barrett se sometan a una endoscopia de vigilancia y una biopsia a intervalos de tres años.

Recomendado: 5 Consejos para controlar de forma natural el agotamiento suprarrenal

Últimos avances en el tratamiento del esófago de Barrett

Si no se han producido cambios celulares (displasia) dentro del tejido de Barrett, el tratamiento se basa en medidas de estilo de vida preventivas y control de la enfermedad de reflujo.

Además, recomiendan vigilancia endoscópica y biopsia cada tres años.

Controlar el reflujo gástrico (el ácido estomacal que regresa al esófago inferior) es vital para prevenir daños adicionales en el revestimiento esofágico.

Esófago de Barrett - Crioterapia
Las medidas preventivas incluyen:

  • Tratamiento de la enfermedad por reflujo esofágico (ERGE).
  • Evitar alimentos fritos ya sean ácidos o grasos.
  • Las comidas debe ser porciones más pequeñas y frecuentes.
  • Moderar y de ser posible eliminar la cafeína, el alcohol y los productos de tabaco que pueden irritar el esófago.
  • Evitar acostarse después de comer.
  • Eliminar los desencadenantes de la acidez estomacal.
  • Evitar la ropa ajustada.
  • Perder peso e intenta mantener un peso saludable.
  • Dormir con la cabecera de la cama elevada.

Si se somete a un tratamiento, aparte de la cirugía para extirpar parte del esófago, existe la posibilidad de que el esófago de Barrett pueda reaparecer.

Por esta razón, el médico puede recomendar continuar tomando medicamentos inhibidores del ácido gástrico y realizarse exámenes periódicos de endoscopia.

Si una biopsia muestra cambios celulares dentro del tejido de Barrett, es posible que el médico recomiende someter a un procedimiento para extirpar el tejido esofágico dañado.

Recomendado: El impacto de los transgénicos sobre la salud de la tiroides

Medidas de ablación y cirugía (operación) para el esófago de Barrett

La ablación es un término médico que implica la eliminación o erradicación del tejido.

La terapia de ablación endoscópica para el esófago de Barrett es un procedimiento mínimamente invasivo que elimina las células enfermas en la capa mucosa del esófago.

La extracción se realiza mediante un endoscopio y el tratamiento puede ser con crioterapia, terapia fotodinámica o ablación por radiofrecuencia.

El tipo de tratamiento elegido para los pacientes se determina caso por caso.

No obstante, se deben tener en cuenta varios factores, entre los que se incluyen:

  • La longitud del segmento de Barrett dentro del esófago.
  • Los síntomas propios del paciente.
  • La capacidad para el tratamiento de seguimiento.

Los pacientes en tratamiento también continuarán con los cambios en el estilo de vida y la terapia con medicamentos para la enfermedad por reflujo.

En casos más avanzados, puede requerirse cirugía para extirpar una capa de tejido mucoso que recubre el esófago o para extirpar parte del esófago en sí.

Los procedimientos más avanzados para el tratamiento del esófago de Barrett, son mínimamente invasivos.

Recomendado: 3 maneras eficaces de bajar el azúcar en sangre naturalmente

Crioterapia para el esófago de Barrett

La crioterapia, también conocida como crioablación, criocirugía o crioespray, es el uso del frío extremo para destruir el tejido enfermo.

Los gastroenterólogos suelen elegir la crioterapia porque les permite llegar a áreas difíciles de tratar dentro del revestimiento esofágico.

Además, es un procedimiento ambulatorio relativamente rápido para pacientes con pocos efectos secundarios.

Durante este procedimiento, a los pacientes se les da primero un sedante suave.

Una vez identificada el área de tratamiento, se rocía nitrógeno líquido o gas argón a través de un catéter a baja presión sobre el segmento del revestimiento esofágico que tiene el esófago de Barrett.

El tejido congelado se deja descongelar y luego se pulveriza de nuevo.

El tratamiento congela y mata las células enfermas, permitiendo la regeneración de células sanas nuevas. El procedimiento dura unos 20-30 minutos. Se pueden realizar varios tratamientos durante varios meses.

Finalizada la crioterapia, los pacientes pueden experimentar dificultades menores para tragar durante algunos días.

Sin embargo, la mayoría de los pacientes pueden volver al trabajo al día siguiente.

Los pacientes tienen una visita de seguimiento regular con el gastroenterólogo después de la crioterapia.

Recomendado: Tumores benignos – Causas, etapas, tipos y tratamiento

Terapia fotodinámica

La terapia fotodinámica es el uso de la luz láser en combinación con un medicamento sensible a la luz, llamado Photofrin (porfímero Sódico), para destruir el tejido enfermo.

Los pacientes reciben una inyección del medicamento sensible a la luz dos días antes del tratamiento.

Esta droga es «absorbida» por el tejido enfermo.

El día del tratamiento, y después de recibir un sedante suave, se aplica en el área un láser con la ayuda de un endoscopio.

La luz activa el medicamento y mata las células enfermas sin afectar el tejido normal.

El tratamiento se realiza como un procedimiento ambulatorio y se puede repetir según sea necesario. Tarda unos 45 minutos.

La terapia fotodinámica se usa en pacientes con esófago de Barrett con displasia de grado bajo o alto, y en pacientes con cáncer de esófago en etapa precoz o avanzada.

Esófago de Barrett - tratamiento quirurgico
Los pacientes pueden comenzar a seguir una dieta casi normal de 4 a 5 días después del tratamiento.

Debido a que se usa un medicamento sensible a la luz, los pacientes deberán evitar la luz solar directa durante cuatro semanas después de recibir esta terapia.

Recomendado: Resistencia a la leptina: siempre hambriento y no puedes perder peso

Ablación por radiofrecuencia

La ablación por radiofrecuencia es una modalidad de tratamiento comúnmente utilizada en cardiología para tratar los latidos cardíacos desincronizados, denominados taquiarritmias, así como en otras especialidades médicas.

Esta misma energía de radiofrecuencia, similar a la energía de microondas, se usa en el esófago de Barrett para destruir células dentro del tejido de Barrett.

Una vez de que el paciente ha recibido un sedante suave, el gastroenterólogo maniobra suavemente un endoscopio por el esófago.

El endoscopio contiene un catéter con un electrodo en la punta y una pequeña cámara que envía imágenes a un monitor de video.

Cuando se ha identificado el área del esófago, el gastroenterólogo dirige la energía de radiofrecuencia en el segmento de Barrett a tratar.

La energía térmica destruye las células enfermas, sin afectar el tejido sano.

Es un tratamiento mínimamente invasivo y dura aproximadamente 30 minutos, los pacientes pueden reanudar sus actividades normales al día siguiente.

Algunos pacientes experimentan molestias menores al tragar durante varios días.

Recomendado: Resistencia a la leptina – siempre hambriento y no puedes perder peso

Resección de la mucosa esofágica (RME)

Una mucosectomía es un procedimiento en el cual la capa superior del tejido esofágico, llamada capa mucosa, se extrae con un endoscopio.

Con el tiempo, otra capa de tejido volverá a crecer en su lugar. Este procedimiento se usa a menudo en condiciones precancerosas, como el esófago de Barrett.

Previo al procedimiento, la garganta es rociada con un anestésico local.

Los pacientes también reciben sedantes suaves por vía intravenosa. Luego se dirige el endoscopio hacia el esófago y se examina cuidadosamente el área de Barrett.

El área específica, o mucosa, que se eliminará se levanta de la pared del esófago mediante la inyección de solución salina estéril debajo de la mucosa.

Esta área se elimina con un instrumento similar a una caja, que se pasa a través del endoscopio.

El procedimiento se realiza en la unidad de endoscopia de la especialidad gastrointestinal y toma alrededor de 30 a 45 minutos.

Después del procedimiento hay una cierta molestia en la garganta, que dura un corto período de tiempo.

Los pacientes siguen una dieta blanda aproximadamente durante tres o cuatro días después del procedimiento.

La mucosectomía endoscópica se utilizó por primera vez para obtener muestras grandes de tejido para una biopsia en el esófago o colon, pero luego evolucionó como modalidad de tratamiento.

A diferencia de la terapia con láser, que destruye tejido, la muestra se conserva y puede ser estudiada por un patólogo.

Recomendado: Qué es la Mastalgia + ¡Puedes tomar algunas medidas!

Esófago de Barrett - cirugía

Cirugía u operación del esófago

El gastroenterólogo, en consulta con un cirujano torácico, puede determinar la extirpación del segmento del esófago que contiene tejido de Barrett.

Durante la cirugía, se extrae una parte del esófago y el esófago restante se conecta al estómago o se reconstruye con una parte del estómago o del intestino grueso.

La cirugía esofágica es un procedimiento quirúrgico extenso.

El cirujano debe explicar los detalles de la cirugía al paciente y contestará cualquier pregunta que pueda tener.

El tratamiento para la displasia de alto grado del esófago de Barrett, implica:

  • Cirugía para extirpar el esófago.
  • Extracción de células dañadas con un endoscopio.
  • Uso del calor para extirpar el tejido esofágico anormal.
  • Uso del frío para destruir las células anormales del esófago.
  • Destruir las células dañadas volviéndolas sensibles a la luz.

Espero que si has llegado hasta este punto no haber dejado nada en el tintero sobre el esófago de Barrett. 🙂

Es decir, que este artículo haya sido útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Hipersensibilidad alimenticia en adultos y niños

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

Lecturas sugeridas en torno al esófago de Barrett y el reflujo gástrico

Si te gustó leer este artículo en torno al esófago de Barrett, la acidez estomacal y el reflujo gástrico te sugiero leer:

Esófago de Barrett - cáncer de esófago