Hormonas en la leche – (testosterona, estrógeno, progesterona) ¿Afectan nuestra salud?

[Total: 1   Promedio: 5/5]

En relación a la leche hay un detalle que muy rara vez se debate de forma pública y me refiero a las hormonas que contiene la leche: ¿Hasta que punto afectan las hormonas en la leche nuestra salud?
Hormonas en la leche
¿Si tomas leche aunque sea orgánica o consumes derivado lácteos, las hormonas que contiene pueden afectar tu salud?

Con tanta información contradictoria sobre la leche y sobre las hormonas que contiene, ¿Qué debemos creer?

La leche es considerada, casi universalmente, como un alimento sano.

Por si eso fuera poco, las personas que desean construir músculo y perder grasa, generalmente es muy poco lo que pueden alegar sobre la leche.

Y con razón. ¡Tiene valiosas propiedades anabólicas!

La leche puede ser un problema para algunas personas

La vaca lechera moderna se ha convertido en una fábrica de leche a tiempo completo.

La leche, en lo que se refiere a hormonas, puede presentar ciertos problemas para algunos hombres, mujeres y niños.

Un artículo de febrero de 2010 en la revista Pediatric International demostró un aspecto potencialmente perturbador relacionado con la leche y su impacto en el sistema hormonal.
Hormonas en la leche – estrógeno
Generalmente es un tema del cual no se habla, pero las vacas lecheras industrializadas continúan produciendo leche durante el embarazo.

Esta leche va directamente al suministro de alimentos y contiene cantidades variables de estrógeno y progesterona bovino.

¡Hormonas que absorbemos totalmente al consumir leche!

Los investigadores del estudio querían conocer el impacto de estas hormonas en hombres, mujeres y niños, así que seleccionaron siete hombres, cinco mujeres y seis niños pre-puberes.

Resultados del estudio sobre las hormonas en la leche y el efecto sobre la salud

Los hombres adultos y niños en el estudio bebieron el equivalente a 2 vasos de 8 oz de leche y tuvieron control de sangre y orina antes de beber y en varios momentos después del consumo de leche.

Las mujeres adultas en el estudio bebieron la misma cantidad de leche (2 vasos de 8 onzas) diariamente durante 21 días a partir del inicio de su período menstrual.

Además, se les dio seguimiento por otros dos ciclos menstruales consecutivos para determinar posibles daños en la ovulación.

Los resultados del estudio fueron preocupantes, especialmente para los niños.

Los participantes masculinos adultos tuvieron un aumento en los niveles de sangre de todas las hormonas femeninas incluidas el estrógeno y la progesterona.

Por otro lado, experimentaron un descenso brusco en la testosterona en suero.
Hormonas en la leche –  testosterona, estrógeno
Todos los adultos en el estudio, y los niños, mostraron niveles elevados de estrógeno y progesterona y una supresión de la regulación hormonal del cuerpo de estas mismas hormonas.

Según los investigadores, los niveles de hormonas podrían ser especialmente problemáticos para los niños al retrasar la maduración sexual en chicos jóvenes y acelerar la maduración sexual en las niñas.

Además, según lo analizado por los investigadores, teóricamente, los adultos pudieran tener un mayor riesgo para cánceres sensibles a las hormonas, entre ellos el cáncer de mama y el cáncer de próstata.

Los niveles bajos de testosterona en los hombres en este estudio plantea un argumento contrario a la creencia común de que la leche ayuda a aumentar la testosterona y mejorar la composición corporal.

Cambios en la leche debidos a la industrialización

La leche ya no se procesa del mismo modo como se hacía hasta no hace mucho tiempo.

Las crías de ganado vacuno son seleccionadas y en las hembras se intensifica el uso de drogas y hormonas para aumentar la producción de leche por vaca.

Por otro lado, la pasteurización, la homogenización y el desnatado han alterado la calidad de la leche y plantean preguntas sobre lo saludable que es para el consumo humano.

Hay muchas otros aspectos relacionados con el consumo de leche hoy en día, que a menudo se pasa por alto.
Hormonas en la leche – mujer bebiendo leche
Se trata de una relación entre consumo de leche y acné, así como de infecciones recurrentes de oído en los niños.

Además, no se descarta su posible efecto al minimizar la actividad de la glándula tiroides.

Por otro lado, hay que enfocarse también entre el enlace con las hormonas relacionada con el cáncer y alergias y, por supuesto las sensibilidades alimenticias.

Mantener las cosas en contexto

Es fácil tomar un solo estudio pequeño y considerarlo como alarmista.

La verdad es que la información de este tipo debe ser analizada en contexto.

Se trata de un estudio pequeño y hay muchos otros estudios que muestran aspectos positivos del consumo de leche.

Ejemplos de aspectos beneficiosos del consumo de leche incluyen el aumento de proteína (especialmente BCAA), vitamina D y calcio entre otros.

Tanto la proteína, como la vitamina D y el calcio están positivamente asociados directa o indirectamente con la testosterona entre otras hormonas.

También se dan mejoras en la salud en muchas personas al sustituir el almidón refinado y alimentos azucarados por proteína de leche.

Es decir, sustituir los cereales del desayuno con un batido de proteína de suero de leche.

Hormonas en la leche jarras con leche
Pero, muchos hombres y mujeres que sufren problemas relacionadas con las hormonas (acné SOP, síndrome premenstrual, problemas de próstata, etcetera) se benefician al reducir el consumo de lácteos.

O, en su defecto, al eliminar el consumo de leche en su totalidad.

Dado estos aspectos aparentemente contradictorias de información, tanto clínicamente como en estudios, ¿Qué medidas podemos tomar en relación con los inconvenientes potenciales y al alza de las hormonas en la leche?

Medidas para controlar el efecto de las hormonas en la leche

Estas son algunas sugerencias que podrían minimizar el impacto de las hormonas en la leche en nuestra salud:

1. Reducir el consumo de lácteos

Si la dieta contiene cantidades excesivas de alimentos lácteos, queso, yogures y otros derivados y sufres problemas relacionados con las hormonas:

  • Acné.
  • SOP.
  • PMS.
  • Próstata, etcetera).

Recomendado: Consejos importante para mujeres delgadas con SOP (síndrome de ovarios poliquísticos)

Hormonas en la leche queso azul
Entonces pudiera ser conveniente reducir el consumo de leche, eliminar por un breve período de tiempo o buscar un reemplazo permanente para la leche (ver consejos de dieta de eliminación a continuación).

Al elegir productos lácteos optar por productos orgánicos o incluso leche cruda (sin pasteurizar para hervirla en casa). Estos productos tienden a ser menos problemáticos.

Si los productos lácteos orgánicos no son una opción puedes optar por leche baja en grasa.

Los productos ricos en grasa concentran en la grasa compuestos solubles como las hormonas.

Es decir, la leche entera contiene más hormonas.

2. Prueba de eliminación

Ante sospechas que los productos lácteos pueden ser un problema, puedes hacer una prueba de eliminación y reto de dieta.

Se trata de eliminar todos los lácteos durante un período de 10 a 14 días o hasta que los síntomas mejoren.

Entonces, el «reto de una comida» es incluir una cantidad importante de un derivado lácteo en una de las comidas.

Después de este «reto de una comida», evitar de nuevo los productos lácteos durante un período de 4 a 5 días para controlar si los síntomas retornan o empeoran.

Por ejemplo, si sufres acné y mejoras luego de haber eliminado la leche, pero la reintroducción de lácteos en la dieta provoca un retorno o empeoramiento de la condición, tienes un reto positivo.

De ahí que lo mejor es disminuir el uso de leche, o eliminar de forma radical todo alimento que contenga leche.

No obstante, si persistes en el deseo de consumir productos lácteos, puedes incluir enzimas digestivas en tu dieta.

Hormonas en la leche - leche de almendras

3. Leches vegetales como alternativas a la leche de vaca

Para las personas que intentan evitar la leche o eliminarla por un corto período de tiempo, las alternativas recomendadas, son las siguientes leches:

  • Leche de almendras sin azúcar.
  • Leche de coco sin azúcar.
  • Quesos de almendra y arroz.
  • Leche de arroz sin azúcar (baja = alto en hidratos de carbono).
  • Batidos para reemplazar las proteínas de la leche

La soja es mejor evitarla, ya sea como batido o como queso, a menos que sea fermentada, pero, aun así, es conveniente moderar su consumo.

Últimas palabras en torno a las hormonas en la leche

Los problemas que puede causar la leche no son tan simples como decir blanco y negro.

A muchas personas la leche les sienta maravillosamente, a otras, les sienta fatal y lo primero que notan es el exceso de gases, flatulencias o pedos.

Si bien hay muchos aspectos beneficiosos de los lácteos, hay también preocupaciones potenciales.

Dada la naturaleza individual del metabolismo no se puede y no se deben hacer declaraciones tipo mantras sobre los alimentos.

Los alimentos pueden fortalecer la salud de una persona, sin embargo, para otra persona pueden ser de hecho ‘veneno’.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: Aumento de peso por alteraciones de la glándula tiroides – Hipotiroidismo, tiroiditis de Hashimoto y enfermedad de Graves-Basedow

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

Si te gustó leer este artículo sobre las hormonas en la leche, también deberías leer estos:

Lecturas sugeridas en torno a las hormonas en la leche

Hormonas en la leche-testosterona