Pólipos endometriales – síntomas, causas, tratamiento

[Total: 2   Promedio: 5/5]

Los pólipos endometriales son tumores benignos locales que se desarrollan a partir de la capa basal de la membrana mucosa interna del útero (membrana mucosa del útero y el cuello uterino).

Pólipos endometriales

Aún y cuando esta neoplasia rara vez se transforma en un tumor maligno, puede contribuir al desarrollo de cáncer de endometrio.

Tipos de pólipos endometriales

Los pólipos endometriales, son excrecencias blandas, redondeadas u ovales alargados.

Dependiendo de la estructura histológica de los tejidos que los forman, generalmente se clasifican en:

  • Glandular: formado a partir de las glándulas del endometrio. También puede recibir el nombre de pólipo fibroso o glandular-fibroso. Esta es una formación suave de color rosa, que tiene un «cuerpo» y una «pierna», con numerosos vasos. Debido a esto, el pólipo a veces se llama «pedículo vascular». A menudo ocurre en la parte inferior del útero. rara vez va más allá de sus límites. La formación puede crecer tanto hasta el punto de cerrar el canal cervical. Ocurre en mujeres de diferentes edades, también en aquellas que no tenido hijos.
  • Adenomatoso o atípico cuando la estructura celular cambia. Este tipo de poliposis se considera precanceroso.

Los pólipos glandulares en el endometrio (cuerpo uterino) se desarrollan por lo general en mujeres en edad reproductiva,

Los de tipo adenomatoso, después de la menopausia.

Causas de pólipos endometriales

Hasta la fecha, las causas de los pólipos del endometrio siguen sin ser comprendidas completamente.

Según los expertos, los siguientes factores predisponentes pueden provocar el desarrollo de un proceso patológico en el útero:

Síntomas debidos a los pólipos del endometrio

En la mayoría de los casos, los síntomas de los pólipos del endometrio son leves o ser asintomáticos.

Es por eso que las neoplasias a menudo se convierten en un «hallazgo de diagnóstico» cuando se realizan estudios de detección.

Adenomatoso

Al mismo tiempo, en algunas mujeres en edad reproductiva, en el contexto de la poliposis, el período menstrual se interrumpe hasta el punto de causar infertilidad.

El pólipo fibroso endometrial, que se encuentra en pacientes de edad avanzada, puede causar secreción sanguinolenta.

Cuando el tamaño del pólipo es grande, el tumor provoca calambres en la parte inferior del abdomen y hemorragia uterina posmenopáusica que conduce a la anemia.

Diagnósticos

Los especialistas deben contar con los equipos de diagnóstico y tratamiento más modernos, para utilizar los últimos avances médicos en su trabajo.

Los métodos utilizados para el diagnóstico de pólipos endometriales son los siguientes:

  • Ultrasonido de los órganos pélvicos.
  • Histerografía.
  • Legrado diagnóstico seguido de examen histológico del material.
  • Citología de los contenidos del útero.
Tomografía

Hormonas y tratamiento de los pólipos del endometrio

Los pólipos endometriales no responden al tratamiento hormonal.

La única forma de eliminar un pólipo endometrial es mediante extirpación quirúrgica con histeroscopia.

Es muy importante que las mujeres jóvenes se extirpen el pólipo endometrial y su «pata» sin dañar el útero.

Por lo tanto, el método preferido para extirpar pólipos en mujeres jóvenes es la extirpación selectiva del pólipo bajo el control de la histeroscopia, en lugar del legrado del útero «a ciegas».

Después del legrado «a ciegas», por lo general hay un crecimiento repetido de pólipos endometriales, puesto que la «pata» del pólipo no se puede eliminar por completo.

En las mujeres durante la menopausia, los pólipos endometriales a menudo se combinan con hiperplasia endometrial, por lo que se requiere un legrado uterino.

Después de la extirpación del pólipo endometrial, puede ser necesario un tratamiento hormonal, especialmente si hay recurrencia repetida del pólipo y hay trastornos del ciclo menstrual.

La elección de la terapia hormonal en tales casos se lleva a cabo individualmente, sobre la base de otras enfermedades y dependiendo de si la mujer está pensando en tener hijos.

Los niveles de prolactina influyen en otros hormonas como la dopamina

El tratamiento después de la detección de un pólipo adenomatoso del endometrio o un pólipo con la presencia de células atípicas se lleva a cabo junto con un ginecólogo – oncólogo.

La posibilidad del embarazo después de dicho tratamiento es mayor, tanto solo como después de la FIV.

Si los pólipos endometriales se forman repetidamente en mujeres durante la menopausia, es posible llevar a cabo un procedimiento para extirpar toda la capa interna del útero.

Proceso conocido en el ámbito médico como ablación endometrial.

La cuestión de la extracción del útero se decide individualmente, teniendo en cuenta el estado personal de cada mujer.

La extirpación del útero (histerectomía) se realiza si se detectan células cancerosas en el pólipo endometrial.

Tratamiento de los pólipos endometriales

Al elegir tácticas médicas, se prefiere el tratamiento quirúrgico.

La extracción de pólipos endometriales se lleva a cabo utilizando un histeroscopio (dispositivo endoscópico con un sistema de imágenes ópticas).

Los principales métodos utilizados durante la operación incluyen disección, extracción con tijeras o fórceps, vaporización y coagulación de tejidos.

En el período posmenopáusico, la histerectomía se realizan con mucha frecuencia. En enfermedades concomitantes severas, se prescribe resección endometrial.

La histeroscopia de pólipos endometriales tiene una serie de contraindicaciones.

En esta situación, se prescribe tratamiento conservador (curso de terapia hormonal).

En mujeres infertiles, después de la extirpación del pólipo endometrial, la probabilidad de embarazo aumenta significativamente.

Un pólipo endometrial puede aumentar el riesgo de abortos espontáneos después de la FIV.

Infertilidad femenina - Problemas del cuerpo lúteo

Por lo tanto, el pólipo endometrial siempre se elimina antes de la FIV.

Los pólipos endometriales pueden ocurrir repetidamente, debido a la presencia de una «pata» vascular en ellos.

El tratamiento de los pólipos endometriales, por regla general, consiste en la extirpación quirúrgica con histeroscopia.

La base del pólipo endometrial extirpado se somete a procesamiento criogénico, es decir, se cauteriza con nitrógeno líquido para evitar recurrencias.

Otras medidas para la prevención de recaídas son control regular con el ginecólogo, así como acudir al médico ante el primer signo de enfermedad.

Previsiones

Después de la extirpación de pólipos endometriales, pueden haber recurrencias.

Además, en el 1,5% de los casos, las neoplasias recurrentes pueden degenerar en tumores malignos.

Por lo tanto, las mujeres que se han sometido a tratamiento quirúrgico deben estar bajo supervisión médica constante de un ginecólogo.

Te agradecería me ayudaras a compartir en tus redes sociales este artículo.

Recomendado: ¿La enfermedad de Hashimoto afecta el sueño, o podría ser apnea del sueño?

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

¡Lo más importante…Tu salud!

Lecturas sugeridas en torno a los pólipos endometriales

Si te gustó leer este artículo en torno a los pólipos endometriales, te sugiero leer estos artículos de la categoría CÁNCER:

Pólipos endometriales