¿La enfermedad de Hashimoto afecta el sueño, o podría ser apnea del sueño?

[Total: 2   Promedio: 5/5]

¿Hasta que punto Hashimoto afecta el sueño? El desequilibrio tiroideo es un problema que afecta a muchísimas mujeres hoy en día.

Hashimoto afecta el sueño

Cada vez son más las mujeres que buscan ayuda en el manejo de los síntomas de hipotiroidismo.

Muchas de estas mujeres han sido diagnosticadas con tiroiditis de Hashimoto.

La única solución real que los médicos les ofrecen es tomar medicamentos por el resto de sus vidas, o mirar y esperar a ver la evolución de la enfermedad.

Creo que hay una mejor manera de manejar estos síntomas.

Es decir, hay que profundizar para averiguar las causas de las alteraciones de la glándula tiroides en primer lugar.

El diagnostico de tiroiditis de Hashimoto no tiene que significar toda una vida de medicamentos recetados.

Es posible hacer cambios naturales en el estilo de vida para controlar los síntomas, en lugar de enmascararlos.

El sueño influye en las hormonas

El sueño es un factor muy importante para controlar cualquier desequilibrio hormonal, incluida la disfunción tiroidea.

Sin saberlo, las mujeres podrían estar atrapadas en un círculo vicioso:

Hashimoto afecta el sueño

Insomnio que aumenta el desequilibrio tiroideo y síntomas, lo que causa que los problemas de tiroides a su vez causen insomnio, así una y otra vez.

¡No es de extrañar que no puedan encontrar alivio!

A veces, las mujeres desconocen que Hashimoto afecta también su sueño.

Se despiertan día tras día, sintiendo cansancio hasta en las uñas de los pies sin importar cuántas horas hayan dormido.

O, vuelta y vuelta durante la noche, tratando de dormir y cada vez más ansiosas al no poder dormir.

La buena noticia es que hay muchas medidas que pueden tomar para romper ese círculo vicioso, a menudo sin medicación.

Echemos un vistazo rápido a la tiroiditis de Hashimoto, la apnea del sueño y cómo Hashimoto afecta el sueño.

Luego conocerás algunos consejos de estilo de vida para ayudarte a dormir bien y romper ese ciclo de una vez por todas.

¿Qué es la tiroiditis de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto o tiroiditis de Hashimoto es una condición autoinmune que causa un impacto brutal en el funcionamiento de la glándula tiroides.

funcionamiento de la glándula tiroides

Cuando tienes Hashimoto, existen anticuerpos tiroideos en el cuerpo que piensan que la glándula tiroides es una amenaza.

Estos anticuerpos tiroideos atacan la tiroides, que es la responsable de producir hormonas vitales para que el cuerpo funcione de forma óptima.

Este ataque constante por los anticuerpos causa inflamación, que puede conducir a una baja producción de hormonas por parte de la glándula tiroides.

Esto es lo que se conoce como hipotiroidismo de Hashimoto.

Si bien el hipotiroidismo de Hashimoto afecta principalmente a mujeres de mediana edad, la pueden padecer igualmente hombres y niños.

Síntomas y diagnóstico de la enfermedad de Hashimoto

La enfermedad o hipotiroidismo de Hashimoto a menudo se diagnostica cuando se experimentan síntomas de hipotiroidismo.

Estos incluyen piel seca, cansancio o letargo extremo, estreñimiento, voz ronca, bocio (agrandamiento de la glándula tiroides) o antecedentes de problemas de tiroides.

Agrandamiento de la glándula tiroides

Pero, dado que los síntomas evolucionan de forma lenta, Hashimoto puede pasar sin ser diagnosticado durante mucho tiempo, lo que conduce a síntomas más graves.

Los análisis de sangre que miden los niveles de hormonas tiroideas y de hormona estimulante de la tiroides (TSH) también se utilizan para diagnosticar la enfermedad de Hashimoto.

Con hipotiroidismo, los niveles de hormonas tiroideas serán bajos, pero la TSH será elevada, puesto que la pituitaria trabaja duro para procurar que la tiroides produzca más hormonas.

Otro análisis de sangre revelará la presencia de anticuerpos TPO, que atacan la peroxidasa tiroidea, una de las enzimas vitales en la producción de hormonas tiroideas.

Hashimoto es una enfermedad autoinmune, lo que implica que las células inmunitarias atacan los tejidos sanos en lugar de protegerlos.

Cuando la glándula tiroides es atacada por células inmunitarias, se producen anticuerpos.

Así que si tienes estos anticuerpos en la sangre, tienes la enfermedad de Hashimoto, incluso si aún no tienes síntomas.

A medida que aumenten los niveles de anticuerpos, experimentarás más y más síntomas.

En función del tiempo, la glándula tiroides podría ser destruida a menos que se detengan los ataques.

¿Qué es la apnea del sueño?

Ahora que sabes un poco más sobre Hashimoto, hablemos de la apnea del sueño.

Síntomas de la Apnea obstructiva del sueño

La apnea del sueño es una condición crónica marcada por pausas en la respiración mientras duermes.

A menudo, como la enfermedad de Hashimoto y muchas otras afecciones, se asocian con la inflamación.

A menudo estas pausas en el sueño pasan desapercibidas, pero el despertar constante provoca una interrupción real del sueño reparador.

Las personas con apnea del sueño no tratada a menudo se despiertan sintiéndose extremadamente cansadas sin importar cuánto tiempo hayan dormido.

La apnea obstructiva del sueño (AOS) es el tipo más común, afectando alrededor del 2-9% de las mujeres.

Hay muchos factores de riesgo para la apnea del sueño, incluyendo:

  • Obesidad.
  • El tamaño de la mandíbula.
  • Alergias o problemas de seno nasal.
  • Reflujo ácido.
  • Desviación en el tabique nasal.
  • Lengua festoneada.
  • Agrandamiento de la lengua o amígdalas.

Los síntomas de la apnea del sueño incluyen ronquidos, problemas para despertarse, fatiga, sueño inquieto, respiración bucal, congestión nasal y sonido nasal al hablar.

Si experimentas cualquiera de estos síntomas, es recomendable someterse a un estudio del sueño para explorar la posibilidad de apnea del sueño.

Apnea obstructiva del sueño - equipo

Hashimoto afecta el sueño – ¿Cuál es la conexión entre Hashimoto y apnea del sueño?

Los estudios han demostrado que entre un 25% y un 33% de las personas con hipotiroidismo también tienen apnea del sueño.

Pero, ¿cuál es primero?

Eso es un poco como la pregunta del huevo y la gallina, debido al círculo ya mencionado.

El hipotiroidismo puede causar apnea del sueño debido al mayor riesgo de obesidad, dificultades respiratorias y depósitos de proteínas en las vías respiratorias superiores.

Pero los estudios también han demostrado que la apnea del sueño puede aumentar el riesgo de hipotiroidismo.

Un estudio, publicado en 2012 en Endocrine Journal, encontró que el 53,2 % de las personas con AOS dieron positivo en anticuerpos tiroideos que indican la hipotiroidismo de Hashimoto.

Ese mismo estudio encontró que las personas con apnea del sueño y Hashimoto (en comparación con las que padecen Hashimoto pero sin apnea del sueño) tenían niveles más altos de anticuerpos en la sangre.

Debido a que los síntomas del hipotiroidismo y la apnea del sueño se superponen, llegar a la raíz del problema puede ser difícil.

Pero, saber que hay una conexión puede ser útil cuando tu objetivo final es sentirte mejor.

Curar Hashimoto

No es realmente relevante, que vino primero, siempre y cuando encuentres y trates ambos problemas.

Tratar los desequilibrios hormonales sin tratar los problemas de sueño podría llevarte de vuelta a donde empezaste.

Otro tanto se puede decir del tratamiento de los trastornos del sueño sin conocer cómo están los niveles de la glándula tiroides.

Hashimoto afecta el sueño – ¡Tratar ambos problemas puede conducir a resultados positivos!

Es importante mirar todos los ángulos posible para garantizar un tratamiento idóneo.

Así, se puede llegar a la raíz de los síntomas y crear un cambio duradero con tratamiento a corto plazo y cambios en el estilo de vida a largo plazo.

De lo contrario, la persona seguirá viviendo su «infierno» particular.

Consejos para ayudarte a controlar la apnea del sueño y Hashimoto

Tanto Hashimoto como la apnea del sueño son condiciones que puedes o no tener para siempre.

¡Pero eso no significa que tengas que vivir con síntomas dolorosos!

Ser consciente de la enfermedad, junto con tratamientos específicos y cambios en el estilo de vida, pueden lograr que te sientas bien a pesar del diagnóstico!

Hashimoto afecta el sueño – Pruebas, pruebas y pruebas

Lo primero que debes hacer si tienes síntomas que sugieren que Hashimoto o apnea del sueño es que tu médico realice las pruebas adecuadas.

Esto incluye un estudio del sueño para determinar si tienes o no apnea del sueño, y análisis de sangre para las hormonas tiroideas y los anticuerpos.

Los estudios del sueño se consideran la prueba más confiable para la apnea del sueño y otros trastornos del sueño.

Un estudio del sueño implica dormir en un laboratorio especializado donde se registran y controlan los signos vitales, la actividad cerebral y los patrones de respiración de la persona.

Tienes que saber lo que está pasando para saber la mejor manera de proceder!

Hashimoto afecta el sueño

Utilizar una máquina CPAP

Si tienes apnea del sueño, el tratamiento idóneo inicial es una máquina de presión positiva continua (CPAP).

Puede tomar un poco de tiempo acostumbrarse a la máquina. Ahora bien, cuando se utiliza correcta y constantemente, puede ser muy eficaz para dormir de forma placida.

Y eso puede ser extremadamente beneficioso para disminuir los síntomas de la enfermedad de Hashimoto.

Prestar atención a la nutrición

La comida es una parte tan importante de la salud, especialmente si eres propenso a la inflamación.

Prestar mucha atención a la dieta, evitar los alimentos procesados e identificar cualquier sensibilidad que tengas puede ser el camino vital para reducir los síntomas.

El gluten, los lácteos y el azúcar son los culpables más comunes.

Por lo que podrías probar una dieta de eliminación para ver si notas una diferencia al dejar de comer estos alimentos.

influencia de la autoinmunidad en la digestión

Encontrar maneras de reducir el estrés

El estrés puede tener un gran impacto tanto en la tiroides como en el sueño.

Encontrar maneras de calmar tu cuerpo regularmente con meditación, ejercicios, una rutina calmante antes de acostarse, por ejemplo, pueden marcar una diferencia increíble.

Apoya a tu cuerpo con suplementos

Es recomendable tomar un multivitamínico diario para evitar deficiencias de nutrientes.

Es difícil obtener todo lo que necesita solo de la dieta, incluso a pesar de seguir una dieta lo más saludable posible.

También es posible que necesites apoyo específico para la tiroides o para ayudarte a dormir a medida que vuelves a la normalidad.

Infecciones

El agrandamiento de las amígdalas pueden ser un desencadenante de la apnea del sueño.

El virus de Epstein-Barr puede causar agrandamiento en las amígdalas, es recomendable descartar Epstein-Barr y otras infecciones para determinar si son la causa del agrandamiento de las amígdalas, lo que podría afectar al sueño.

¡No dejes que Hashimoto, la apnea del Sueño o una combinación de ambas te derrumben!

Lidiar con una enfermedad crónica puede ser desalentador, y una combinación de dos puede sentirse como un doble golpe!

Pero con información, cambios en el estilo de vida y el apoyo adecuado, puedes minimizar tus síntomas, disfrutar del sueño reparador, y sentirte muy bien de nuevo!

Te agradecería me ayudaras a compartir en tus redes sociales este artículo.

Recomendado: Reconocer los síntomas de enfermedades urológicas comunes

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

¡Lo más importante…Tu salud!

Lecturas sugeridas en torno a Hashimoto afecta el sueño

Si te gustó leer este artículo en torno a las enfermedades urológicas, te sugiero leer estos artículos de la categoría ENFERMEDADES AUTOINMUNES:

Hashimoto afecta el sueño