Colangitis – Causas, síntomas y tratamiento

[Total: 1   Promedio: 5/5]

La colangitis es una condición caracterizada por inflamación localizada en los conductos biliares tanto dentro como fuera del hígado.

Colangitis
La bilis es una vía primaria para eliminar las toxinas.

De ahí que el proceso inflamatorio pueda extenderse a los órganos vecinos (hígado, vesícula biliar).

La enfermedad puede presentarse en forma aguda o crónica.

Esta es una condición grave, a menudo estimulada por el desarrollo de complicaciones purulentas sépticas y que pueden causar la muerte.

La bilis se produce en el hígado y participa en muchos procesos digestivos garantizando la absorción óptima de nutrientes en el duodeno.

Además, estimula el funcionamiento adecuado del metabolismo.

Desde el hígado, la bilis se propaga a través del llamado árbol biliar, una extensa red de conductos biliares hepáticos.

A la salida del hígado, estas vías se fusionan en el conducto hepático común, que transporta la bilis desde la vesícula biliar hacia el intestino.

En la vesícula biliar hay un «almacenaje» temporal de la bilis, facilitando que la bilis se vuelva más espesa.

La bilis se transporta, a través del conducto quístico al duodeno, para agregarse orgánicamente en el proceso de digestión.

Por lo general, la inflamación de la vesícula biliar (por bacterias u obstrucciones) es la principal causa de la colangitis, y la eliminación de la vesícula biliar ayuda a recuperarse.

La inflamación de los conductos biliares en cualquier segmento del árbol biliar, puede ser debida a un principio patógeno y / o un obstáculo capaz de causar una obstrucción en el flujo de la bilis.

sepsis biliar
El consumo de alimentos, especialmente grasas, desencadena la liberación de una hormona llamada colecistoquinina (CCK).

La colangitis también se conoce como sepsis biliar.

Causas de la colangitis o sepsis biliar

La causa más común de la colangitis es una infección bacteriana.

Los microorganismos ingresan a los conductos biliares principalmente desde el intestino a través del inicio del conducto biliar común (el canal común que conecta los conductos biliares y el conducto pancreático).

Estudios preliminares de diagnóstico, como la colangiopancreatografía retrógrada, ayudan a determinar dicho ingreso.

La segunda y tercera causa es la entrada de microbios directamente en los conductos a través de la sangre o la linfa.

Generalmente, durante el examen, E. coli, Proteus, Enterococcus son representantes normales del microbioma intestinal patógeno.

Así las cosas, en casi todos los pacientes, se encuentran distintos gérmenes en la bilis al mismo tiempo.

El desarrollo de la colangitis se ve facilitado por todos los factores que aumentan la presión en los conductos biliares y causan estancamiento de la bilis.

Entre ellos están:

gases en los cálculos biliares
La bilis ayuda a prevenir la formación de cálculos biliares

Los síntomas de la colangitis o sepsis biliar

Síntomas de colangitis aguda:

  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Aumento de la sudoración.
  • Dolor intenso en el hipocondrio derecho.
  • Náuseas, vómitos.
  • Cambio en el color de la piel y las proteínas de los ojos (adquieren un tinte amarillo).
  • Picazón en la piel.

La forma crónica rara vez tiene síntomas pronunciados, pero son posibles las siguientes manifestaciones:

  • Fiebre intermitente.
  • Picazón.
  • Fatiga.
  • Engrosamiento de las falanges de los dedos.
  • Enrojecimiento de las palmas.

Complicaciones de la sepsis biliar

La enfermedad puede afectar los órganos del tracto gastrointestinal, causando complicaciones graves como ser:

  • Perforación de las paredes del tracto biliar y formación de fístulas con derrame de su contenido en la cavidad abdominal.
  • Peritonitis: inflamación del peritoneo con infección o componentes irritantes de la cavidad abdominal.
  • Abscesos (únicos o múltiples): supuración localizada en lugares de inflamación o en órganos adyacentes.
  • Fusión flemonosa de tejidos, gangrena.
  • Cirrosis biliar.
  • Sepsis (envenenamiento general de la sangre).
  • Insuficiencia renal aguda, cardíaca o pulmonar.

Recuerda! El desarrollo de complicaciones es un signo de búsqueda tardía de ayuda.

Colelitiasis en forma latente

Diagnóstico de la sepsis biliar

Lo más importante para identificar esta enfermedad es un examen exhaustivo de los síntomas.

Los estudios de diagnóstico son ayudas vitales al examen clínico.

Las pruebas de laboratorio pueden:

  • Mostrar un aumento en el recuento de glóbulos blancos con cambio en la fórmula hacia la izquierda.
  • Aumento en la velocidad de sedimentación globular (VSG).
  • Cambios bioquímicos (aumento en la fosfatasa alcalina, bilirrubina).
  • A veces, un aumento en AlAT y AsAT.

Los métodos instrumentales, los exámenes por imágenes, permiten detectar el agrandamiento en los conductos hepáticos, pueden proporcionar información que ayuden al diagnostico.

Ante sospechas de bloqueo, se realiza una colecistopancreatografía endoscópica retrógrada, y con ayuda de una papilosfincterotomía se puede extraer el cálculo que bloquea el conducto (disección de la ampolla de Vater).

Recomendado: ¿Hasta que punto influye en la pérdida de peso el nivel bajo de la triyodotironina? – Hormona T3

Exámenes para el diagnóstico de la sepsis biliar

Cualquier signo de «abdomen agudo» causa sospecha de inflamación en el tracto digestivo, lo que podría requerir la eliminación del apéndice o de la vesícula biliar.

El médico determina la colangitis por síntomas característicos, según el examen y los resultados de la investigación.

Para hacer el diagnóstico correcto, el paciente podría requerir:

  • Examen general y palpación dirigida de la pared abdominal.
  • Análisis de sangre de laboratorio: análisis generales y bioquímicos), orina, heces.
  • Manipulación instrumental: tomar una porción del contenido gástrico y la bilis.
  • Ultrasonido del hígado y la vesícula biliar: examen de órganos mediante diagnóstico por ultrasonido y otros dispositivos médicos.
  • Investigación de radioisótopos.
  • Radiografía del tracto biliar.
  • Medición de presión dentro de los conductos (colangiomanometría).
  • Endoscopia (coledocoscopia).

Al establecer un diagnóstico y la causa de la enfermedad, se prescribe la terapia.

Recomendado: Ritmo circadiano – ¿Conoces hasta que punto influye en nuestro organismo?

Tratamiento de colangitis

Los cirujanos participan principalmente en el tratamiento de cualquier tipo de colangitis.

El paciente debe ser llevado inmediatamente al hospital donde se tomen todas las medidas necesarias.

Choque anafiláctico

La terapia con medicamentos, de acuerdo con las recomendaciones clínicas, en este caso se considera como una medida que precede al tratamiento de descompresión urgente.

La esencia de este último es tomar medidas para reducir la presión en los conductos.

El tratamiento de la colangitis es posible con la ayuda de medicamentos y de cirugía.

La terapia de la forma aguda de colangitis solo se lleva a cabo en un hospital debido al riesgo de complicaciones en forma de infección que se propaga a otros órganos.

Con tratamiento conservador prescrito, se recomienda:

  • Papilosfincterotomía endoscópica.
  • Introducir una endoprótesis en el conducto biliar común.
  • Extirpación del estoma del conducto hepático en la piel (colangiostomía percutánea-transhepática).

En paralelo con las anteriores medidas, la terapia conservadora se lleva a cabo de acuerdo con los siguientes principios:

  • Procurar el descanso funcional del tracto biliar (reposo en cama, ayuno).
  • Desintoxicación (infusión intravenosa de electrolitos y soluciones líquidas, plasmaféresis).
  • Terapia etiotrópica y patogénica: analgésicos, antimicrobianos, antiparasitarios.

Colangitis después de la extracción de la vesícula biliar

La inflamación de la vesícula biliar suele ir acompañada de colangitis.

Pero, también puede suceder al revés:

Uno de los factores que desencadenan la aparición de colangitis es la colecistectomía.

En este caso, la enfermedad se considera una complicación postoperatoria temporal.

Es poco probable que haya inflamación durante la colecistectomía o eliminación de la vesícula biliar, cuando:

  • Se ha realizado exhaustivamente los conductos biliares.
  • Los obstáculos mecánicos han sido eliminados.
  • Se ha prescrito un tratamiento antibiótico preliminar y postoperatorio.
  • No hay adherencias y se aplican suturas cualitativamente.

Y si ocurre, será el primer día de rehabilitación como reacción natural de la membrana mucosa al tratamiento invasivo, incluso puede darse antes del alta del hospital.

Te agradecería me ayudaras a compartir en tus redes sociales este artículo 🙂

Recomendado: Angiomiolipomas renales

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

Lecturas sugeridas en torno a la colangitis

Si te gustó leer este artículo en torno a la colangitis, te sugiero leer estos artículos de la categoría HÍGADO:

Colangitis
La vesícula biliar es el reservorio de la bilis

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *