Ruptura de la vesícula biliar: ¿Qué posibilidades tengo de sufrir una perforación de la vesícula biliar?

[Total: 1   Promedio: 5/5]

¿Sufres ataques de vesícula biliar y no sabes si podrías estar en riesgo de sufrir una ruptura de la vesícula biliar?

Ruptura de la vesícula biliar

Experimentar dolor debido a un ataque de vesícula biliar implica la posibilidad que la vesícula biliar podría estar a punto de estallar.

En último caso, de que ya haya estallado.

No obstante, un ataque de vesícula biliar a menudo va acompañado de dolor insoportable que no tiene nada que ver con la ruptura de la vesícula biliar.

Cuando el flujo normal de la bilis se interrumpe independientemente de las causas, hay dolor de por medio.

Y, cuando la vesícula biliar está bloqueada puede ejercer presión sobre los nervios causando dolor que se propaga hasta la espalda.

Signos y síntomas de ruptura inminente de la vesícula biliar

Sin embargo, si bien las estadísticas son muy bajas, la posibilidad de que la vesícula biliar sufra una ruptura es real.

Detectar los signos y síntomas de ruptura inminente de la vesícula biliar puede alejar ciertos temores.

Las rupturas que ocurren por lesiones son inevitables. Pero, es posible estar atento a los signos de colecistitis (inflamación de la vesícula biliar).

Si el dolor debido a un ataque de la vesícula biliar dura 6 o más horas, acompañado de escalofríos y fiebre hay que buscar atención médica de inmediato.

Un examen mediante imágenes ( tomografía computarizada ) podría determinar que está pasando con la vesícula biliar ( 1 ).

perforación de la vesícula biliar
Tomografía computarizada para determinar la existencia de tumores del bazo

La mayoría de los casos descubiertos de perforación o ruptura de la vesícula biliar se deben a la colecistitis aguda.

Las estadísticas muestran que entre 1 y 4% de los pacientes con inflamación aguda de la vesícula biliar pueden experimentar su ruptura.

El riesgo es más elevado para personas que padecen de dolor biliar sin cálculos, también conocida como inflamación de la vesícula biliar en ausencia de cálculos biliares.

En estos casos el fundus vesicular es el sitio más común de ruptura, puesto que es la parte que recibe el menor suministro de sangre.

Clasificación de la ruptura o perforación de la vesícula biliar

Se clasifican en tres tipos:

1. Perforación libre de la vesícula biliar

También se conoce como perforación aguda de la vesícula biliar.

Se caracteriza por la salida de la bilis y otros contenidos de la vesícula biliar. Por lo general se acompaña de inflamación en la membrana que forma la cavidad abdominal.

Las perforaciones de este tipo generalmente se ven en personas que padecen diabetes, neoplasias malignas, cirrosis y enfermedades inmunosupresoras.

2. Perforación de la vesícula biliar con absceso

Es el tipo más común que se encuentra durante una cirugía, también se conoce como perforación subaguda.

Se caracteriza por.

  • Salida de fluido pericolecístico en la zona de perforación de la vesícula biliar.
  • Peritonitis localizada (inflamación del tejido en la pared interna del abdomen).
  • Acumulación dolorosa de pus.

Relacionada: Absceso hepático – síntomas, causas y tratamiento

3. Perforación crónica de la vesícula biliar con formación de fístula biliar

El tercer tipo también se conoce simplemente como perforación crónica de la vesícula biliar.

Además de la presencia y las características antes mencionadas de las perforaciones de tipo 1 y 2, el tipo 3 se caracteriza por la aparición de una fistula colestoduodenal.

Es una complicación poco frecuente qué puede darse en personas con colecistitis crónica y cálculos biliares en los cuales la vesícula biliar se pega el duodeno y una piedra biliar causa úlceras a través de la pared.

Colecistitis enfisematosa
La vesícula biliar es el reservorio de la bilis

Causas de la ruptura de la vesícula biliar

La ruptura de la vesícula biliar también se clasifica en función de las posibles causas:

  1. Espontánea.
  2. Traumática.
  3. Iatrogénica

Recomendado: Efecto negativo en el microbioma intestinal de los inhibidores del ácido gástrico

1. Ruptura de la vesícula biliar por causas espontáneas

Estas causas se pueden subdividir en dos grupos:

  1. Las causas idiopáticas que están relacionadas con enfermedades o condiciones que surgen espontáneamente sin ninguna causa aparente o probada. Los diagnosticos de estos casos de ruptura de la vesícula a menudo se retrasan o se omiten. Afortunadamente son casos muy raros.
  2. La segunda subcategoría bajo causas espontáneas puede incluir afecciones como cálculos biliares, colecistitis, infecciones, obstrucción congénita y otros.

Recomendado: 10 Síntomas problemáticos del déficit de cobre (+ cómo corregirlo)

2. Traumas que pueden causar la ruptura de la vesícula biliar

Son aquellas rupturas debido a lesiones o accidentes.

3. Iatrogénicas

Como su nombre indica, este tipo puede ser inducido involuntariamente por procedimientos médicos, recetas, o terapias.

La vesícula biliar puede perforarse o romperse por completo debido a errores en la cirugía, medicamentos administrados o efectos adversos de la terapia.

Algunas causas iatrogenicas que se han citado en los estudios incluyen complicaciones durante la colecistectomía, la biopsia de riñón y la biopsia de hígado ( 2 ).

Conexión entre ruptura de la vesícula biliar e inflamación

La colecistitis aguda sigue siendo la causa más común de perforación o ruptura de la vesícula biliar.

El mecanismo podría deberse a lo siguiente:

1. Estasis biliar y ruptura de la vesícula biliar

Cambios anormales y significativos en el contenido y la concentración de la bilis pueden deberse a las siguientes causas:

  • Obstrucciones.
  • Ayuno.
  • Deshidratación.
  • Nutrición y dieta.

Recomendado: Pielonefritis crónica – Causas, síntomas diagnostico y tratamiento

Colecistitis gangrenosa

2. Deterioro vascular

La reducción del flujo sanguíneo en la vesícula biliar puede ser provocada por cualquier condición que afecta la motilidad de la vesícula biliar.

Por ejemplo:

  • El deterioro debido a la distensión de la vesícula biliar.
  • Una enfermedad sistémica subyacente como sepsis y aterosclerosis entre otros.

Recomendado: Pancreatitis (inflamación del páncreas) – ¿Crónica o aguda?

3. Necrosis

Muerte celular y perforación de la pared de la vesícula biliar

Condiciones que conducen a la perforación o ruptura de la vesícula biliar

Aparte de la colecistitis aguda, otras condiciones pueden conducir a la ruptura o perforación de la vesícula biliar:

Colecistitis enfisematosa

El gas en los cálculos biliares, comúnmente conocido como el signo de Mercedes Benz en realidad no es una enfermedad de la vesícula biliar ( 3 ).

Más bien, es una característica de los cálculos biliares que a veces se descubren en radiografías abdominales o tomografías computarizadas.

Se llama así porque es una fisura de los cálculos biliares cuyo patrón en forma de estrella imita el famoso logotipo.

Las fisuras ocurren aproximadamente en el 50% de los cálculos biliares, pero no es común tener gas nitrógeno en dicha fisura.

La presencia del signo de Mercedes-Benz es una indicación de una enfermedad poco frecuente llamada colecistitis enfisematista o colecistitis clostridial, una infección aguda de la vesícula biliar.

Recomendado: Esófago de Barrett – Tratamiento, síntomas y pronostico

Causas e impacto de la colecistitis enfisematista (gases en los cálculos biliares)

La razón exacta de la existencia de este gas al día de hoy sigue siendo desconocida.

Algunos expertos presumen que se debe a la presencia de organismos formadores de gases en el tracto biliar.

Otros, creen que se debe a la rápida deposición de cristales en la superficie de los cálculos biliares que causan la difusión hacia el interior del gas del fluido circundante.

La colecistitis enfisematista se considera una emergencia médica.

Si no se trata, puede conducir a:

  • Shock séptico.
  • Colapso cardiovascular.
  • Muerte.

La colecistitis enfisematista también aumenta significativamente la posibilidad de gangrena y de perforación de la vesícula biliar.

Colecistitis gangrenosa

Otra condición rara pero grave debido a la inflamación crónica de la vesícula es la necrosis del órgano o la colecistitis gangrenosa ( 4 ), ( 5 ).

La gangrena es un tipo específico de necrosis en el cual la falta de sangre causa la muerte celular.

Necrosis en sí, es la muerte celular por cualquier causa, no necesariamente debido a la falta de suministro de sangre.

La colecistitis gangrenosa es el resultado de:

  • El agrandamiento crónico de la vesícula biliar.
  • La hinchazón de la vesícula biliar.
  • La distensión de la pared de la vesícula biliar.

Factores capaces de provocar un suministro insuficiente de sangre en la vesícula biliar, resultando en muerte o necrosis tisular.

¿Qué personas están en riesgo de padecer colecistitis gangrenosa?

Esta condición es más probable que ocurra en pacientes de edad avanzada especialmente en hombres mayores.

Las personas que tienen mayor riesgo de sufrir colecistitis gangrenosa son pacientes de:

  • Diabetes mellitus.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Recuento elevado de glóbulos blancos.

La colecistitis gangrenosa se desarrolla en hasta un 20% de los casos con colecistitis aguda.

También existe un mayor riesgo de ruptura de la vesícula biliar en hasta un 10% de los pacientes con:

  • Peritonitis asociada.
  • Fístulas.
  • Formación de abscesos intraperitoneales.

Síntomas y manejo de la colecistitis gangrenosa

Además de los síntomas habituales que acompañan a la inflamación de la vesícula biliar, algunos de los indicadores en pruebas de laboratorio de la colecistitis gangrenosa incluyen niveles elevados de :

  • Aspartato aminotransferasa (AST).
  • Alanina aminotransferasa (ALT).
  • Fosfatasa alcalina (ALP).
  • Bilirrubina total.

Algunos pacientes con colecistitis gangrenosa también tienen gases en los cálculos biliares, una característica de la colecistitis enfisematista.

La detección de colecistitis gangrenosa no implica cambios en el manejo quirúrgico de la colecistitis.

Sin embargo, saber que un paciente tiene un mayor riesgo de colecistitis gangrenosa puede provocar una intervención quirúrgica más rápida de lo acostumbrado.

gas en los cálculos biliares
La bilis ayuda a prevenir la formación de cálculos biliares

Infecciones bacterianas

Los microorganismos se han implicado directa e indirectamente en una serie de estudios que investigan las infecciones y la ruptura de la vesícula biliar.

Algunos organismos específicos que fueron aislados durante la investigación fueron:

  • Clostridium.
  • Klebsiella.
  • Escherichia coli.
  • Enterococos.
  • Estreptococos anaeróbicos.
  • Salmonella.
  • Especies del géneros Staphylococcus.
  • Estreptococo.
  • Pseudomonas.

Una explicación para la identificación de infecciones bacterianas como causa de la infección de la vesícula biliar y para la ruptura de la vesícula biliar es la colonización del tracto gastrointestinal y la penetración de la barrera intestinal.

Debido a esto, las bacterias pueden llegar al tejido linfoide asociado al intestino, infectar con células fagocíticas que pueden entrar en el torrente sanguíneo, y se propagan sistémicamente a múltiples órganos, especialmente el hígado y el bazo.

Una infección dentro del sistema biliar puede provocar una fuerte respuesta inflamatoria y causar lesiones en el tejido. Eventualmente puede causar la perforación o ruptura de la vesícula biliar.

Infecciones parasitarias

Aparte de las infecciones bacterianas, el tracto biliar también es susceptible a invasión de parásitos.

Objeto de estudios específicos en casos separados han sido:

  • la clonorquiasis de los fluidos hepáticos.
  • Los nemátodos que causan la ascariosis (ascariasis).
  • las tenias como Taenia saginata que causan la equinococosis.

Todos ellos han demostrado ser posibles causas de obstrucción biliar, colecistitis gangrenosa y, finalmente, perforación o ruptura de la vesícula biliar ( 6 ).

Lesiones

Las lesiones contusas en la vesícula biliar son raras porque su ubicación anatómica estratégica proporciona un «escudo» natural contra las lesiones traumáticas.

Sin embargo, hay casos remotos en los que el órgano puede ser perforado. Esto sucede en alrededor del 2-3% de todos los traumatismos abdominales contundentes.

Algunas incidencias que pueden explicar esta posibilidad incluyen:

  • Accidentes automovilísticos (compresión del cinturón de seguridad).
  • Traumatismo por fuerza contundente en el abdomen.
  • Consumo excesivo de alcohol en ayunas.

Tratamiento para la perforación o ruptura de la vesícula biliar

Si la vesícula biliar ha sido perforada o se ha roto por completo, es imperativo el tratamiento quirúrgico de emergencia ( 7 ).

A veces se realiza un procedimiento para drenar el líquido de la vesícula biliar a través de un tubo o catéter llamado colecistomía percutánea si la cirugía no es una opción.

Ocasionalmente, este método también se utiliza para la disolución de piedras y/o la extracción de piedras como alternativa a la eliminación de la vesícula biliar.

Cualquiera que sea el modo de tratamiento elegido, el diagnóstico precoz y las pruebas estándar son fundamentales para una respuesta médica oportuna.

Espero que si has llegado hasta este punto sobre la ruptura de la vesícula biliar, tus dudas estén despejadas. No obstante, puedes comentar e intentare responder en la medida del tiempo. 🙂

Ojala que este artículo haya sido útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: ¿Debemos evitar el gluten? y/o la ¿Proteína de leche? ¿Cómo afectan la salud del microbioma intestinal?

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

Lecturas sugeridas en torno a la ruptura de la vesícula biliar

Si te gustó leer este artículo en torno a la ruptura de la vesícula biliar, te sugiero leer estos artículos de la categoría hígado:

Estasis biliar y ruptura de la vesícula biliar

1 comentario en “Ruptura de la vesícula biliar: ¿Qué posibilidades tengo de sufrir una perforación de la vesícula biliar?”

Los comentarios están cerrados.