Cistitis intersticial – Síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento

[Total: 1   Promedio: 5/5]

A menudo mal diagnosticada – la cistitis intersticial (CI), o síndrome de vejiga dolorosa (PBS por sus siglas en inglés)- es una condición que obliga a muchas mujeres a visitar de forma frecuente el baño.

Cistitis intersticial

La cistitis intersticial (CI) por lo general es mal diagnosticado como…

  • Infección del tracto urinario.
  • Vaginitis.
  • Incontinencia imperiosa.
  • La clamidia, el herpes y otras ETS.
  • Los cálculos renales.
  • Endometriosis.
  • El cáncer de vejiga.

Para un gran número de mujeres, los viajes constantes al baño controlan sus vidas.

Algunas de ellas van al baño tan a menudo como 60 veces al día y 10 veces durante la noche!

Muchas están desesperadas por minimizar el dolor extremadamente potente y punzante en la pelvis.

El malestar pélvico es intenso, así como el impulso/deseo de orinar con frecuencia.

La buena noticia es que hoy en día, hay una variedad de opciones que pueden explorar cuando se trata de estos síntomas, uno común.

Contenido

Cistitis intersticial (CI) (síndrome de vejiga dolorosa) puede afectar a cualquier edad

La cistitis intersticial puede afectar a las mujeres en todas las etapas de la vida, desde la pubertad hasta la menopausia, todas ellas con desafíos únicos para dicha condición.

Malestar pélvico intenso, así como el impulso/deseo de orinar con frecuencia

Un problema de salud extremadamente incómodo y lleva a muchas mujeres a buscar respuestas.

Es importante entender que las hormonas, particularmente el estrógeno, juegan un papel crucial en la gestión (o incluso la prevención) de la inflamación que se relaciona con la CI.

Si bien los síntomas pueden ser similares a una infección del tracto urinario (ITU), hasta la fecha no ha sido posible identificar un agente infeccioso.

Por lo tanto, la condición no se mostrará en cultivos regulares de orina para bacterias y otros patógenos.

Desafortunadamente, tomar antibióticos tampoco ayudará.

Así mismo, beber zumo de arándanos podría — uno de los tratamientos naturales para la ITU — de hecho, empeorar los síntomas de la cistitis intersticial.

La cistitis intersticial puede ser francamente insoportable para algunas mujeres, impidiéndoles estudiar, trabajar o participar en cualquiera de sus actividades cotidianas normales.

Por no mencionar que vuelve su vida sexual muy dolorosa.

Lamentablemente con mucha frecuencia, las mujeres simplemente «viven con ella» durante años antes de buscar ayuda.

O, podrían ver hasta cinco diferentes médicos en el transcurso de muchos años antes de ser diagnosticado con precisión con cistitis intersticial!

Se han intentado muchas técnicas diferentes, pero hasta la fecha ninguna tiene una tasa elevada de éxito.

¿Qué es la cistitis intersticial (CI), y por qué es raro oír hablar de ella?

Los síntomas de la cistitis intersticial (CI) se confunden fácilmente con una amplia gama de otras condiciones:

síndrome de vejiga dolorosa

Desde infecciones de la vejiga (ITU) e incontinencia imperiosa hasta cáncer de vejiga, pasando por endometriosis, ETS y cálculos renales.

Estos trastornos tienen diferentes causas y necesitan distintos tipos de tratamientos.

Muchas mujeres con CI acuden al médico pensando que tienen una infección urinaria y se les dice que su orina está «limpia».

Es decir, en el cultivo del laboratorio no se observaron anomalías en la orina cuando se analizo.

Si no se detecta un «problema», con frecuencia eso sencillamente significa que no hay una solución fácil para la mujer.

Afortunadamente, hoy en día se se ha podido establecer un criterio de diagnóstico para la CI:

  • Dolor en la vejiga y en la pelvis.
  • Urgencia y frecuencia urinaria.
  • Vejiga pequeña.
  • Evaluación de las úlceras de Hunner (solo afecta al 10% de todos los casos).

La cistitis intersticial generalmente se reconoce como un trastorno neuroinflamatorio crónico que afecta a la vejiga.

Dicho en otras palabras, hay una compleja interrelación entre los nervios de la vejiga, el sistema inmune y las vías urinarias.

Sin tratamiento, la CI puede provocar cicatrices o rigidez en las paredes de la vejiga, así como incapacidad para retener mucho líquido en la vejiga.

Las glomerulaciones, que se identifican como hemorragias en el revestimiento de la mucosa de la vejiga, también pueden desarrollar llagas en forma de estrellas llamadas úlceras de Hunner, esto rara vez se ve en la práctica clínica.

Cistitis intersticial – Síntomas

A medida que los médicos aprenden a identificar las condiciones de la CI, en esa misma medida están más capacitados para ayudar a las mujeres a manejar y superar dicho trastorno.

Posibles causas de la cistitis intersticial

hasta la fecha no se ha identificado ninguna causa conocida. Probablemente hay muchos factores que agreden a la vejiga que podrían conducir a la cistitis intersticial.

Sin embargo, es de sobra conocido que hay inflamación de por medio, con un papel clave las alteraciones del sistema inmune, específicamente alergias y sensibilidades.

También parece haber ciertos nexos con trastornos autoinmunes.

Cistitis intersticial y productos químicos en la orina

La orina en sí puede ser un irritante para las vías urinarias, principalmente si los tejidos han sufrido daño por otras causas.

Al cambiar la dieta, en esa misma medida cambiara la orina.

Infección de vejiga

Los estudios demuestran que las pacientes con cistitis intersticial tienen una molécula en la orina llamada factor antiproliferativo (APF).

El factor antiproliferativo inhibe el crecimiento normal de las células de la pared de la vejiga, lo que dificulta de gran manera que la vejiga se repare cuando hay cicatrizaciones.

Activación de mastocitos

Los estudios han demostrado que algunos de los contenidos en la orina (como el potasio) pueden infiltrarse en el revestimiento de la vejiga en pacientes con CI.

¿En que afecta esta infiltración?

Los mastocitos se activan y se libera histamina, que luego puede causar mayor daño al revestimiento de la vejiga y potenciar la inflamación.

Más del 70% de las mujeres con cistitis intersticial (CI) tienen mastocitos totalmente activados.

Nuevamente, este es uno de los tantos ejemplos de que el sistema inmunológico siempre está en estado de alerta.

Daño preexistente de la vejiga

Varios factores pueden dañar la vejiga, haciéndolo más susceptible a la cistitis intersticial.

Algunos de ellos incluyen:

  • Antecedentes de traumatismo vesical, especialmente por cirugía pélvica.
  • Traumas en la médula espinal.
  • Disfunción muscular del suelo pélvico.
  • Distensión de la vejiga.
  • Inflamación de los nervios pélvicos.
  • Trastornos autoinmunes.
  • Antecedentes de infecciones frecuentes de la vejiga.
  • Niveles crónicamente bajos de estrógeno.

Recomendado: Ruptura de la vesícula biliar: ¿Qué posibilidades tengo de sufrir una perforación de la vesícula biliar?

Cistitis intersticial, estrógeno y menopausia

Muchas mujeres comenten que los síntomas de la CI se producen y se notan durante el cambio hormonal debido al período menstrual.

Además, algunas mujeres notan sus primeros síntomas a lo largo de la perimenopausia.

Cistitis intersticial – causas

¿Por qué? podrías preguntar

Bueno, lo más probable es que tenga algo que ver con los niveles de estrógeno.

La reducción en los niveles de estrógeno puede activar los mastocitos.

¡El estrógeno es un agente antiinflamatorio!

Al evaluar los mastocitos de la vejiga, es posible detectar un número elevado de receptores de estrógeno en las células de mujeres con cistitis intersticial.

El resultado neto en estas mujeres es similar al desequilibrio hormonal.

Es un estado similar al déficit de progesterona que conduce al aumento de la secreción de mastocitos y la respectiva liberación de histamina.

¡Es la respuesta inmunitaria del cuerpo ante un invasor!

Al mirar la anatomía de la vejiga, su revestimiento y el músculo que gobierna esencialmente la micción, el músculo detrusor, se ven muy afectados por:

  • La inflamación.
  • La actividad de los mastocitos.
  • El estrógeno.

Al sufrir inflamación crónica, particularmente cuando se combina con fluctuaciones hormonales significativas durante la peri y la menopausia, los tejidos y el músculo pueden volverse más delgados y más secos.

Incluso más susceptibles a cambios inflamatorios.

Como resultado, sin recuperar el equilibrio hormonal, la probabilidad de ser más susceptibles a la cistitis intersticial (CI) aumenta.

Afortunadamente, las mujeres tienen opciones para gestionar la cistitis intersticial.

Un buen lugar para que las mujeres comiencen es enfocándose en la dieta y estilo de vida.

Descubrir los desencadenantes: dieta de eliminación para la cistitis intersticial (CI)

Las mujeres se sorprenden cuando sus síntomas disminuyen al seguir una dieta con efectos alcalinizantes y capaz de reducir la inflamación.

dieta de eliminación para la cistitis intersticial (CI)
fumar afecta la salud hormonal

Es decir, una dieta que evita ciertos alimentos desencadenantes y elimina la cafeína, el alcohol y el tabaco.

El tabaco es un desencadenante particularmente común porque contrae los vasos sanguíneos de la vejiga, dificultando la eliminación de las sustancias inflamatorias de los tejidos de la vejiga.

Estos son algunos de los alimentos que se consideran «los más problemáticos» porque desencadenan los principales síntomas en la mayoría de las personas.

Los mayores infractores son un excelente lugar para comenzar el viaje con miras a aliviar la cistitis intersticial.

Café y la cistitis intersticial

El ácido y la cafeína del café pueden causar irritación y molestias intensas. Además, la cafeína actúa como diurético.

Por lo tanto, es aconsejable reducir el consumo de café a 12 oz o tal vez mucho menos por día es realmente una sabia decisión.

De hecho, muchas mujeres con cistitis intersticial (CI) realmente necesitan eliminar totalmente el café para sentir un alivio significativo del dolor.

El ácido y la cafeína del café pueden causar irritación y molestias intensas

Los tés negros e incluso los tés descafeinados pueden provocar inflamación en la vejiga.

Todo el mundo es diferente, por lo que bastaría con eliminar este tipo de bebidas durante unos días para ver si hay o no alivio.

El té verde y algunos tés de hierbas también tienden a tener un cierto nivel de acidez.

Casi todas las personas (comprensiblemente) no estamos dispuestos a renunciar a las deliciosas bebidas calientes.

Pero, puedes probar otras opciones como infusiones de jengibre rallado endulzado con miel o té de menta que contengan solo menta u hojas de hierbabuena.

Arándano y otros zumos de frutas ácidas son aliados de la cistitis intersticial

El zumo de arándano se recomienda con frecuencia para el tratamiento de las infecciones del tracto urinario.

Pero, si padeces de cistitis intersticial la vejiga es extremadamente sensible a la acidez en el zumo de arándano, hasta el punto de causar irritación.

 zumo de arándano para el tratamiento de las infecciones del tracto urinario.

Así, si los zumos son una parte importante de tu dieta, prueba con variedades de zumos menos ácidas como la pera y el mango.

Los zumos de peras se consideran una apuesta muy segura.

Soda dietética y cistitis intersticial

Las latas brillantes de los refresco de dieta, en promedio contiene cuatro irritantes importantes de la vejiga:

  • Ácido carbónico.
  • Ácidos cítricos y fosfóricos.
  • Cafeína.
  • Edulcorantes artificiales.

Cuando desees tomar refrescos, lo más recomendable son los normales, cerveza de raíz descafeinado, y diluirlos con cubos de hielo o agua es sin duda mucho mejor.

Tomates

Aun y cuando tienen muchos minerales y vitaminas, los tomates también son ricos en potasio, y además son sumamente ácidos.

Para los amantes del tomate, las variedades pobres en ácido pueden consumirse de forma ocasional.

No obstante, recuerda que al pertenecer los tomates a la familia de las solanaceas, son capaces de causar inflamación.

Cistitis intersticial – diagnóstico

Por otro lado, las siguientes sustancias también tienen el potencial de desencadenar síntomas:

Colorantes, aromatizantes artificiales y cistitis intersticial

Los colorantes (aditivos) alimentarios resultan ser increíblemente comunes en los alimentos (incluso en varios alimentos saludables).

Además, pueden encontrarse en muchos medicamentos recetados y de venta libre, así como en los multivitamínicos.

Alimentos que promueven la levadura

El azúcar, el vinagre, la malta y otros alimentos pueden causar crecimiento excesivo de levaduras.

Es preferible seguir una dieta libre de levadura y sin azúcar, puesto que muchas de las mujeres que padecen síntomas de cistitis intersticial también sufren infecciones crónicas por levaduras.

Pero una vez que se elimina el sobrecrecimiento de la levadura, los síntomas de la cistitis intersticial desaparecen.

Gluten y cistitis intersticial

El gluten es una de las más problemáticas proteínas, capaz de causar inflamación se encuentra naturalmente en los cereales.

También, es posible encontrarla en distintos alimentos, ya sea a través de aditivos o de contaminación.

influencia de la autoinmunidad en la digestión

Lea este artículo sobre la sensibilidad al gluten para conocer más sobre los efectos del gluten y cómo tratarla con una dieta sin gluten.

Ciertos nutrientes podrían afectar para bien o para mal la cistitis intersticial

Algunas mujeres realmente tienen alergias o sensibilidades severas a ciertos nutrientes.

así, lo mejor es que las mujeres con CI dejen de tomar multivitaminas.

Conocer qué alimentos activan la alergia, permite crear una lista con ‘tus alimentos desencadenantes’.

Una vez que te sientas mucho mejor, lo que por lo general sucederá en una o dos semanas, experimenta con la cantidad de cada alimento que tu cuerpo puede asimilar sin causar problemas.

Lo bueno es que incluso la dieta para la CI más complicada no tiene que durar para siempre.

Los cambios dietéticos iniciales buscan calmar la irritación en la vejiga.

Cambiar a una dieta alcalinizante proporciona grandes beneficios para la salud del cuerpo en general.

Muchas mujeres con cistitis intersticial son capaces de disfrutar de todos los alimentos anteriores en cantidades reducidas!

Opciones de tratamiento para tratar la cistitis intersticial

En la actualidad, no existe cura para la cistitis intersticial. Sin embargo, existen opciones de tratamiento efectivas.

Como la vejiga puede causar problemas para repararse por si sola con cistitis intersticial, es importante hablar con el médico, así como con el urólogo sobre el mejor tratamiento.

Estas son algunas opciones:

Mantener un diario de la vejiga para controlar la cistitis intersticial

Si sufres de vejiga muy dolorosa, o incluso con más frecuencia de lo normal, es vital mantener un diario personal de la vejiga.

Durante 24 horas (o más) necesitas anotar:

  • Lo que comes y bebes (¿Fumas? Deberías dejar de fumar).
  • La frecuencia con la que experimentas la necesidad de orinar.
  • El nivel de intensidad del dolor.
  • La sensación de alivio de la vejiga después de la micción.

Entonces, puedes tomar tu diario de la vejiga cada vez que visites al médico para ayudar a averiguar patrones y si podrías o no tener CI.

Esta es una de las mejores maneras para poder detectar relaciones que han pasado desapercibidas.

Eso si, recuerda que los médicos son bastante complejos y lo mejor es intentar establecer una relación de confianza con ellos, antes de mostrar tu diario.

De lo contrario, toda la información que aportes, podría no ser bien recibida y ser mal interpretada por el médico.

Comprender los desencadenantes de la cistitis intersticial

Consulta la sección sobre los desencadenantes comunes de la cistitis intersticial y aprende a modificar tu dieta para disminuir los síntomas.

Todo el mundo es diferente y sus disparadores son diferentes.

Seguir una dieta alcalina para la CI

Controlar activamente el equilibrio ácido-alcalino en el cuerpo puede ayudar a todos los trastornos urinarios y disminuir el malestar.

También ha ayudado a las mujeres a reducir los alimentos que causan otros problemas inflamatorios en sus cuerpos.

Para empezar, hay libros de cocina sorprendentes que pueden proporcionar recetas excelentes.

Cistitis intersticial y el desequilibrio hormonal

El estrógeno desempeña un papel vital en la inflamación, y en caso de importantes desequilibrios hormonales podrías ser más susceptible a la inflamación que puede conducir a la cistitis intersticial.

Considera un enfoque natural para recuperar el equilibrio hormonal. Pero, mejor si evitas los suplementos de soja.

Cistitis intersticial – tratamiento

Muchas mujeres también piensan en terapias de hormonas naturales más potentes en caso de necesidad.

Investigar suplementos antiinflamatorios

En muchas mujeres, el citrato de calcio es capaz de favorecer la alcalinidad y reducir la inflamación, previniendo problemas como la CI, la vulvadinia y la vestibulitis.

También, la cúrcuma es un agente antiinflamatorio fabuloso junto con extracto de Boswellia.

Además, los ácidos grasos Omega-3 son conocidos por su capacidad para disminuir la inflamación sistémica en el tejido y las membranas.

Los probióticos y la cistitis intersticial

Los probióticos ayudan a restaurar la flora normal y disminuyen la inflamación, además son una excelente ayuda para combatir los desencadenantes de levadura sistémica.

Por otro lado, la quercetina, un antioxidante del grupo flavonol es un potente acción antiinflamatorio, es muy eficaz para disminuir las respuestas alérgicas sistémicas.

Los suplementos que contienen quercetina son excepcionalmente bien tolerados y son capaces de proporcionar una mejoría sintomática considerable en mujeres con CI.

Prueba fisioterapia

La mayoría de las mujeres con CI también sufren de disfunción grave del suelo pélvico.

Una condición caracterizada por la falta de relajación de los músculos del suelo pélvico que dificulta la micción.

También pueden tener problemas de alineación.

La fisioterapia para rehabilitar el suelo pélvico es muy útil para aliviar el dolor de la CI, al igual que la «Reformación» de la vejiga para expandir gradualmente el tiempo entre los viajes al baño.

Y una técnica llamada manipulación del tejido miofascial y terapia de polaridad es una promesa que podría reducir los síntomas de la CI.

Recomendado: ¿Qué frutas tienen la carga glucémica más baja?

Dirección cuerpo y mente para la cistitis intersticial

Varias mujeres han usado tratamientos de acupuntura regulares o biorretroalimentación para relajar la vejiga y los músculos detrusor.

El Método Feldenkrais y la terapia manipuladora integrativa pueden ser de gran ayuda.

El uso de imágenes guiadas es también un paso de intervención fácilmente disponible sin efectos secundarios dañinos.

En un estudio sobre imágenes guiadas Publicado en 2008, los pacientes de CI informaron mejoría significativa en el dolor y la gestión de los síntomas del IC.

Recomendado: Déficit de hierro durante el embarazo

Investigar los enfoques convencionales para la cistitis intersticial

En base a la gravedad de los síntomas, posiblemente, primero podrías probar terapias menos invasivas.

Pero si no experimentas mejoría, no renuncies a la esperanza, nada va a funcionar de la misma manera exacta en todas las mujeres.

Siempre puedes hablar con el médico acerca de los tratamientos convencionales.

También puedes ver a un urólogo o un especialista en uroginecología familiarizado con los tratamientos de vanguardia disponibles para la CI, tales como:

Recomendado: Hashimoto y el gluten ¿Hasta que punto puede afectar el gluten a la glándula tiroides?

Medicamentos orales

Los antidepresivos pueden bloquear el dolor en muchas mujeres.

Estos medicamentos parecen funcionar interfiriendo con la actividad nerviosa, y su efecto también puede prevenir el estrés psicológico, que puede activar los mastocitos.

El estrés puede ser un factor agravante significativo.

Varios investigadores están desarrollando tratamientos, con el medicamento recetado Elmiron, que «recubre» la pared de la vejiga para protegerla, reduciendo así la irritación y la inflamación.

Numerosos expertos creen que se puede comenzar una prueba de este medicamento basado en los síntomas, sin necesidad de pruebas dolorosas de cistoscopia.

Tratamientos vesicales

Varias mujeres con casos especialmente severos de CI tienen tratamientos que incluyen distensión vesical (estiramiento de la vejiga durante una cistoscopia), o mediante la inserción de fármacos que inhiben la inflamación y el dolor en la vejiga a través de un catéter.

Heparin e incluso Elmiron se pueden utilizar de esta manera.

Cirugía para la cistitis intersticial

Para las mujeres que no logran aliviar el dolor, la cirugía para expandir la vejiga sigue siendo un último recurso.

Pero, como muchas mujeres encuentran el éxito tratando su CI de otras maneras, la cirugía es afortunadamente poco frecuente.

¡Sal del baño y vuelve a vivir!

Sin duda hay opciones para cuando padeces cistitis intersticial.

La primera recomendación es hablar con el médico sobre una combinación de enfoques naturales que funcionen mejor para ti, junto con la dieta alcalina para la CI para buscar alivio.

Con los tratamientos adecuados, ya sea de forma natural, o convencional, la mayoría de las mujeres pueden aprender a manejar sus síntomas de CI lo suficientemente bien como para salir del baño.

Lo que evidentemente les permitiría recuperar su vida!

Espero que si has llegado hasta este punto, todas tus dudas en relación a la cistitis intersticial hayan quedado aclaradas, no obstante, puedes comentar e intentare responder en la medida de mi tiempo. 🙂

Ojala que este artículo haya sido útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Recomendado: ¿Sientes fatiga? ¿Podría ser tu glándula tiroides?

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…Tu salud!

Lecturas sugeridas en torno a la cistitis intersticial

Si te gustó leer este artículo en torno a la fatiga, te sugiero leer estos artículos de la categoría Temas femeninos:

Cistitis intersticial – Síntomas y tratamiento